Los alumnos inscritos en clase de Religión aumentan este curso

La demanda de esta asignatura, que cursan ocho de cada diez estudiantes, crece casi dos puntos y las condiciones académicas en Secundaria determinan la libre opción por esta enseñanza

Un total de 5.216.617 alumnos españoles de enseñanzas no universitarias están inscritos en la asignatura de Religión, lo que supone un 79,3 por ciento del total, según los datos del estudio que anualmente realiza la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis,facilitados ayer por la Conferencia Episcopal.

   Según estas cifras, el porcentaje actual sube un punto y ocho décimas en relación con el año anterior, (77,5 por ciento), lo que se considera "muy significativo teniendo en cuenta las dificultades por las que atraviesa la enseñanza religiosa católica en la escuela y las trabas que tiene que superar en su desarrollo diario en el aula".

   Por niveles, en Educación Infantil está inscrito en Religión el 87,4 por ciento de los alumnos, en Educación Primaria el 88,3 por ciento, en ESO el 66,6 por ciento y en Bachillerato el 56,9 por ciento.

Atendiendo a la titularidad de los centros, en los públicos se mantiene el mismo porcentaje que el curso pasado, 72,2 por ciento. Esto supone que de los 4.306.272 alumnos en la escuela pública, 3.109.128 reciben formación religiosa católica. El porcentaje de alumnos que reciben enseñanza religiosa en Educación Primaria es el 84,7 por ciento, mientras que en Educación Infantil es el 83,9 por ciento, en ESO es el 53,5 por ciento (ocho décimas menos que el año anterior) y en Bachillerato, la cifra menor, el 41,1 por ciento.

   El estudio destaca que las condiciones académicas con las que se imparte esta enseñanza en edades tan críticas como son las de los alumnos de Educación Secundaria determinan la libre opción por esta enseñanza. "La discriminación es notoria: mientras que los alumnos de religión reciben formación religiosa, el resto de alumnos reciben materias sin valor académico, sin evaluación alguna y sin exigencias de estudio, en el mejor de los casos", dice, denunciando a continuación que esta materia "no tiene un tratamiento equiparable a materia fundamental, pues el estudio de la religión no se tiene en cuenta como se hace en el resto de las áreas".

   Respecto a los colegios católicos, el 99,5 por ciento de los alumnos está inscrito en Religión, el 81,7 por ciento en centros de titularidad civil. Con relación al curso pasado se da un aumento de un punto y una décima. En estos colegios, el curso pasado se dio también una subida de alumnos en la enseñanza religiosa.

   El informe destaca el derecho de los padres a "escoger el tipo de formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus convicciones" y destaca que se trata de un derecho fundamental, refrendado por la Constitución Española, y que "el Estado está obligado a procurar que se imparta dicha formación con todas las garantías para que no se produzca ninguna discriminación por el hecho de recibir o no recibir esta enseñanza".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...