Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Legionarios de Cristo, Vargas Llosa, Atlas Network… la relación entre los Papeles de Pandora y la ultraderecha

Los Pandora Papers o Papeles de Pandora, el nuevo escándalo de fraude fiscal destapado que ha sacudido como un terremoto los medios de medio mundo, refleja una vez más las carencias y realidades de un sistema económico cada vez más desigual, que prima el individualismo, las redes clientelares y que separa a través de privilegios heredados unas clases sociales de otras.

En estos archivos, pertenecientes a una colosal operación periodística del Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación, se observan diversidad de personas y colectivos que han utilizado la ingeniería fiscal para evadir grandes cantidades de impuestos: deportistas de élite, cantantes, expresidentes, grandes empresas del IBEX u otros. Toda una estructura paralela que ha permitido a gente rica evitar declarar enormes cantidades de dinero en sus respectivos países.

¿Pero qué hace aún más escandaloso si cabe lo desvelado en los Papeles de Pandora? Lo cierto es que en ellos hay una representación muy abultada de personajes políticos que van desde el conservadurismo hasta la rama más reaccionaria de la ultraderecha o el fundamentalismo religioso. Siendo esto paradójicamente hipócrita, pues muchas de estas figuras se han caracterizado en sus discursos políticos por un supuesto patriotismo exacerbado y por abogar por el ahorro y los recortes presupuestarios.

En realidad, por un ultranacionalismo de puertas para fuera que se desmorona cuando se trata de pagar impuestos. Pues su comportamiento solidario a la hora de hacerlo y así ayudar a que sus compatriotas puedan tener servicios esenciales como salud o educación y, en general, una vida mejor ha sido como muestran los Papeles de Pandora, nula.

Las empresas pantalla y la evasión de impuestos

Las sociedades pantalla son la herramienta utilizada en los paraísos fiscales para ocultar los flujos de capital pertenecientes a otros lugares.
Las sociedades pantalla son la herramienta utilizada en los paraísos fiscales para ocultar los flujos de capital pertenecientes a otros lugares

Las empresas pantalla son entidades empresariales que se establecen en un país diferente del que residen sus beneficiarios con el objetivo de la evasión de impuestos. En la actualidad, tienen una importancia vital para entender cómo se mueven los flujos de dinero y capital en el sistema financiero mundial. Las grandes fortunas utilizan de manera muy frecuente este tipo de empresas, también llamadas sociedades offshore, para evadir impuestos.

Existen países o zonas geográficas denominadas paraísos fiscales, donde este tipo de empresas se suelen instalar debido a que la legislación tributaria es muy reducida, nula o incluso puede estar enfocada a propiciar este tipo de acciones. Países como las Bahamas, Panamá o las Islas Vírgenes son algunos de los lugares donde están este tipo de sociedades destapadas en la investigación periodística de los Papeles de Pandora. No obstante, y aunque la definición de paraíso fiscal no es demasiado concreta, también se consideran paraísos fiscales Andorra, Mónaco, Suiza o incluso Irlanda.

A menudo, estas empresas se utilizan además para transacciones económicas de todo tipo, por ejemplo, para la compra y la transmisión de propiedades, especialmente inmuebles. Ya de por sí, utilizar una empresa para la compra de bienes particulares es una actividad considerada ilegal por Hacienda, pero hacerla a través de una empresa fundada y asentada en otro país es todavía peor.

La Comisión Europea ha apuntado en reiteradas ocasiones a la evasión de impuestos como uno de los principales problemas de corrupción, debilitamiento de los estados y generador de desigualdad. Según datos de la propia Comisión Europea la evasión fiscal en Europa equivale al 10% del PIB anual. Es decir, más de 45.000 millones de euros defraudados al año. Además, la OCDE ha estimado que una cifra similar a los 9,7 billones de euros es ocultada a través de la ingeniera fiscal y las empresas pantalla en todo el mundo, siendo uno de los principales escollos en el reparto justo de la riqueza.

Los Papeles de Pandora vinculados a redes ultraconservadoras

Los Papeles de Panamá fue otro caso mundialmente conocido de evasión de impuestos a través de empresas pantalla.
Los Papeles de Panamá fue otro caso mundialmente conocido de evasión de impuestos a través de empresas pantalla.

En los Papeles de Pandora ni mucho menos aparecen únicamente personas del espectro conservador o ultraderechista, en realidad hay una amplia variedad de personalidades asociadas. Lo que tienen en común es que son millonarios y grandes propietarios, tanto de inmuebles como de empresas.

En dicha lista han sido destapados más de 300 políticos o cargos públicos, 15 jefes de estado de países latinoamericanos, 46 personas vinculadas a la oligarquía rusa, más de 130 millonarios de la revista Forbes y miles de entidades empresariales o financieras. Algunos ejemplos son: el cantante Julio Iglesias, Shakira, el futbolista Javier Mascherano, Chayanne, Elton John, Corinna Larsen, el arquitecto Santiago Calatrava o Pep Guardiola son algunos de los nombres más conocidos.

Sin embargo, existen fuertes evidencias de que personas y organizaciones ligadas a las redes de influencia ultraconservadoras como Atlas Network tienen una alta presencia en los mismos Papeles de Pandora.

¿Qué es Atlas Network? Se trata de una fundación que ejerce como lobby o think thank ultraconservador que tiene entre sus filas a una gran cantidad de personajes públicos ligados a posturas conservadoras e incluso ultraderechistas de los países de todo el mundo, abrazando una amplia red de fundaciones derechistas como la Fundación FAES (ligada al expresidente José María Aznar) o el Instituto Juan de Mariana (al que pertenece el economista Juan Ramón Rallo) entre otras muchas organizaciones.

Esta red de fundaciones ha dado voz a través de congresos, charlas, financiación y apoyo mediático a la presidenta de Madrid Isabel Díaz Ayuso, y se la ha relacionado con el apoyo a personalidades de derecha y de extrema derecha especialmente en América Latina. Por ejemplo, ha proporcionado cientos de subvenciones a grupos derechistas de promoción del libre mercado en esta área geográfica, incluyendo a grupos que respaldaron el Movimiento Brasil Libre contra la presidenta Dilma Roussef, destituida en 2016; financió la Fundación Pensar, un think tank que se fusionó con el partido político formado por Mauricio Macri, empresario que se convirtió en presidente de Argentina. Atlas también ha apoyado el movimiento opositor en Venezuela y la campaña de Sebastián Piñera, el presidente de Chile y financió a la Fundación Eléutera in Honduras.

A Atlas Network también se le ha relacionado con el apoyo de campañas contra determinados políticos de izquierdas para apoyar a alternativas de derecha y de ultraderecha en una amplia variedad de países, como México, Chile, Bolivia o Colombia, mediante el empleo de bots y cuentas falsas para la difusión de bulos y «fake news».

Por eso no es de extrañar que las diferentes campañas que difunden esta matriz de opinión que gira en torno a las fundaciones libertarias de Atlas Network y los cientos de miles de bots que suelen retuitear a Trump y blanquearlo en redes aparezcan etiquetadas como “Política EEUU” pic.twitter.com/JSLSuq8Zfx— Julián Macías Tovar (@JulianMaciasT) September 13, 2020

A su vez, los Papeles de Pandora involucran directamente a una gran cantidad de políticos derechistas o ultraderechistas del espectro latinoamericano vinculados a Atlas Network, así como personas vinculadas a los medios de comunicación o la creación de contenido académico para dicha red de think tanks, incluso a su primer director Roberto Salinas León, persona que ocupó el cargo a principio de 2018.

En la actualidad Roberto Salinas escribe y participa en múltiples medios como TV Azteca donde ocupa una posición de influencia. Además, es profesor del Cato Institute-fundaton Atlas. Por si esto fuera poco, Roberto Salinas ha colaborado en numerosos medios como The Wall Street Journal o The Washington Times, afirmando que ha escrito más de 2000 artículos para gran cantidad de medios de comunicación.

En realidad, este es el objetivo principal de Atlas Network: generar redes de influencia, insertarse en medios de comunicación e influir a través de la inserción de sus miembros en todos los canales posibles del ámbito de la comunicación para expandir su manera de ver el mundo y la sociedad, una visión que al parecer ve con buenos ojos defraudar impuestos.

Pero la lista solo acaba de empezar. El escritor Mario Vargas Llosa, una de las figuras más destacadas de este lobby ultraconservador y que se presentó en 1990 a las elecciones peruanas, es una de las cabezas mediáticas más visibles de Atlas Network gracias a su reconocimiento cultural a escala global como Premio Nobel. El mismo Vargas Llosa protagonizó unas escandalosas declaraciones hace pocos días donde aseguraba que «lo importante de unas elecciones no es que haya libertad, sino votar bien»

El escritor ha sido un ferviente defensor de las posturas políticas más reaccionarias en los últimos años, así como un concienzudo opositor a todas las visiones progresistas de Latinoamérica. Llegó a pedir el voto de Keiko Fujimori, hija del dictador Alberto Fujimori para las elecciones de Perú, donde además defendió la teoría del fraude electoral, una estrategia usada por la ultraderecha a nivel mundial e iniciada por el Partido Republicano de Donald Trump en las elecciones que perdió frente a Joe Biden.

También ha protagonizado una postura claramente racista frente a las culturas indígenas de Latinoamérica, rasgo distintivo de la ultraderecha de dicho continente, siendo un discurso compartido con personajes conocidos como la golpista Janine Áñez en Bolivia o el polémico presidente Jair Bolsonaro en Brasil.

Los Legionarios de Cristo y los Papeles de Pandora

Escudo de la Legión de Cristo. Autor: Ehenriquezc, 10/01/2017. Fuente: Wikimedia Commons (CC BY-SA-4.0)
Escudo de la Legión de Cristo. Autor: Ehenriquezc, 10/01/2017. Fuente: Wikimedia Commons (CC BY-SA-4.0)

Por otra parte, la organización ultracatólica de los Legionarios de Cristo, fundada en 1941 en la Ciudad de México por el sacerdote Marcial Maciel, acusado formalmente de pederastia y abusos sexuales que se dieron desde la fundación de dicha organización, ha destacado también entre los Papeles de Pandora.

La Santa Sede retiró a dicho sacerdote del ministerio sacerdotal y en 2019 la propia organización afirmó en un comunicado oficial que al menos 60 menores habían sido abusados sexualmente por su fundador. No siendo esto un ejemplo suficiente de buenos valores cristianos, los Legionarios de Cristo como organización han sido también cazados en los Papeles de Pandora.

Pero, además, los Legionarios de Cristo también están vinculados a Atlas Network en España a través de Daniel Sada, persona que ocupa actualmente el rectorado de la Universidad Francisco de Vitoria. Una persona vinculada estrechamente el expresidente español José María Aznar, ya que ejerció el cargo de Vocal Asesor para Asuntos Sociales en el Gabinete de Presidencia del gobierno, siendo también un apoyo fundamental para Ana Botella, exalcaldesa de Madrid y esposa de Aznar, en sus proyectos de carácter humanitario.

Los Legionarios de Cristo implicados en los #PandoraPapers.
Buen resumen de @LaSextaClave sobre su fundador Marcial Maciel, un pederasta cocainómano que violó a más de 60 niños vinculado con Juan Pablo II.
No se dice nada de su alianza con Aznar en el IADG de Atlas Network. pic.twitter.com/fcmXHqWzED— Julián Macías Tovar (@JulianMaciasT) October 5, 2021

Esto no se queda ahí. La orden religiosa ha creado una red opaca de empresas subsidiarias, durante una década, que opera desde un paraíso fiscal y que en pocos años acumuló más de 295 millones de dólares en activos con inversiones en sectores como el inmobiliario, el tecnológico, el petrolero o la alimentación (por ejemplo, en la cadena de pollo frito Kentucky Fried Chicken), según desvelan los Papeles de Pandora.

El entramado empresarial fue creado entre 2010 y 2011 por sacerdotes y empresarios cercanos con motivo de la intervención del Vaticano, tras los escándalos por abusos sexuales y pederastia del fundador de la orden, Marcial Maciel, y por la opacidad de las finanzas. Los Legionarios de Cristo han admitido haber creado parte de la estructura para “recibir donaciones”, pero han rechazado tener control sobre los fideicomisos utilizados para invertir en una treintena de empresas, según adelantó El País.

El entramado incluye a personalidades de México, de Estados Unidos y de España, amén de otros lugares de la geografía mundial.

Otras personalidades

El gobierno argentino y el entorno de la familia Macri, conocida familia de políticos conservadores argentinos salpicados por números casos de corrupción, también se han aparecido en los Papeles de Pandora. Jaime Durán Barba, que fue asesor de Mauricio Macri y el hermano de este mismo expresidente llamado Mariano Macri, ambos relacionados con Atlas Network, están presentes en la lista.

También aparece Guillermo Lasso, el actual presidente de Ecuador, fundador de Ecuador Libre, fundación perteneciente al grupo Atlas Network. Luis Abinader, presidente de la República Dominicana, por supuesto también vinculado al grupo Atlas Network a través del Centro de Análisis de Políticas Públicas donde participa activamente, ha sido salpicado por la investigación.

Tampoco se salvan los expresidentes de Colombia Cesar Gaviria y Andrés Pastrana Arango y la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, los tres estrechamente vinculados a Atlas Network, siendo participantes asiduos de sus charlas y coloquios, sobre todo Andrés Pastrana a través de la Fundación FAES presidida por José María Aznar.

Alfredo Felix Cristiani Burkard, expresidente de El Salvador; Ernesto Pérez Balladares, expresidente de Panamá; e incluso el actual presidente de Chile, Sebastián Piñera, se suman a esta numerosa lista que interconecta tres variables: pertenecer o ser simpatizante de un partido conservador o ultraconservador, estar vinculado al think tank ultracapitalista Atlas Network y haber defraudado dinero a través de las empresas pantalla.

La caja de pandora: las élites capitalistas al descubierto

Desigualdades de ingresos entre países, medidos por el coeficiente de Gini, donde 0 corresponde a la igualdad perfecta, y 1 a la desigualdad total. Los países en rojo son más desiguales que los países en verde. Fuente: Wikimedia Commons

Los Papeles de Pandora destapan una realidad: las posturas conservadoras y ultraderechistas, en su proceso por conservar sus privilegios derivados de sus propiedades y su capital en un mundo donde las desigualdades y los problemas globales irán en aumento, no solo han creado una estructura para financiar discursos que favorecen a sus intereses, sino que también les facilite conservar su amplia fortuna.

Mientras la comunidad científica avisa de la necesidad de un cambio de rumbo para evitar la crisis climática, la escasez de recursos y la pobreza derivada de la desigualdad, los grupos de poder apuestan por utilizar su riqueza y su influencia para apostar por un discurso que vaya en la dirección contraria al tiempo que desvían dinero para evitar ingresarlo a las arcas públicas.

Una riqueza que podría tener un feedback en forma de servicios públicos u otras mejoras en la vida de la gente si, en primer lugar, los políticos hicieran políticas enfocadas a este objetivo y, en segundo lugar, si las empresas y las grandes fortunas pagaran la parte de impuestos que les corresponde para que se pueden llevar a término dichas políticas. Por tanto, ya no se puede hablar de únicamente conservar el orden social sino también de defender una visión que justifique la desigualdad social.

Los #PandoraPapers han desvelado que más de 600 grandes fortunas españolas y 27 de las 35 compañías del IBEX operan en paraísos fiscales para eludir el pago de impuestos, pero hay 3,6 millones de personas que votan a la ultraderecha porque los inmigrantes “vienen a robarnos”.— PabloMM (@pablom_m) October 6, 2021

El sociólogo español Manuel Castells define la exclusión social como: «el proceso por el cual a ciertos individuos y grupos se les impide sistemáticamente el acceso a posiciones que les permitirían una subsistencia autónoma dentro de los niveles sociales determinados por las instituciones y valores en un contexto dado».

Los Papeles de Pandora son un fiel reflejo de esta cita. Es decir, como aquellos que ostentan el poder en todos los campos, cultural, mediático, político y económico, excluyen de manera sistemática al restante 90% de la población.

La caja de Pandora se ha abierto, si bien en realidad llevaba mucho tiempo abierta, pues ha habido más casos y las evidencias a estas alturas son innegables. La ultraderecha y las posturas abiertamente ultraliberales han llegado y están cobrando fuerza, estableciendo sinergias entre ellas aunque lo nieguen una y otra vez.

Pero, además, con lo expuesto anteriormente, se puede asegurar que vienen con la intención de justificar un sistema cada vez más desigual, a decir que las discriminaciones y los prejuicios no existen, a echarle la culpa de todos los problemas a sus rivales políticos y a grupos vulnerables como las minorías étnicas o las personas migrantes, a negar las terribles consecuencias climáticas que genera el modo de vida actual y, en definitiva, vienen a ganar una batalla cultural que se traduzca en la aceptación de la mayoría de la sociedad de que no hay alternativa posible.

Enlaces, fuentes y bibliografía:

– Foto de portada: El escritor Mario Vargas Llosa. Autor: Casa de America, 24/06/2019. Fuente: Flickr (CC BY-N-ND 2.0)

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share