Las Angustias abre expediente al padre de la niña expulsada de la procesión

La hermandad justifica su decisión sobre la menor en el «retraso» al llegar a la fila

La Hermandad de la Virgen de las Angustias ha abierto expediente a Jesús Cerrillo, el horquillero que denunció que habían expulsado a su hija menor de la procesión del 15 de septiembre por llevar la falda muy corta. Según la documentación a la que ha tenido acceso este periódico, la hermandad considera que el padre de la niña, de 15 años, cometió una falta muy grave sin atenuantes "con reiteradas acciones difamatorias para la hermandad, con falseamiento y medias verdades y claras amenazas". De hecho, el decano de los horquilleros, instructor del expediente, ya ha hecho llegar a Cerrillo la notificación, en la que se le da diez días hábiles de plazo para presentar alegaciones al expediente sancionador abierto y que podría concluir con la expulsión de este granadino de la hermandad, a la que pertenece desde 1981.

El expediente sancionador obedece a las conclusiones de la comisión reservada que realizó la hermandad tras la denuncia pública de Cerrillo de los hechos acaecidos en la procesión de mediados de septiembre y que ha llevado al horquillero, incluso, a pedir al Arzobispado el cese del hermano mayor de Las Angustias. Según la versión del progenitor de la menor, tres conciliarias -de las que ha solicitado el nombre- expulsaron a su hija por llevar la falda muy corta, abandonándola a su suerte en la Carrera de la Virgen en estado de shock, en el que estuvo tres horas hasta que pudo localizar a su familia.

Sin embargo, las conclusiones de la comisión reservada establecen que "este desagradable incidente y todas sus posteriores circunstancias" tiene como "hecho causante el retraso" de la incorporación de la menor a la procesión "sin acompañamiento de persona mayor y las deficiencias de su atuendo". Así, en el relato que se hace de los hechos, se asegura que la menor llegó a su sección correspondiente "pasadas las seis de la tarde y ya a la altura de la segunda parte de la fachada de El Corte Inglés". Asimismo, su atuendo "adolecía de mangas hasta el codo, en lugar de hasta el puño, carencia de guantes blancos como exigen el reglamento y de la vela que se entrega a las hermanas en el interior de la Basílica antes de su salida". Además, "como su falda era de tipo estrecha para su tamaño se le mantenía subida al andar deprisa por su retraso en la debida incorporación a la fila". Justo por ello, señala el documento, "destacaba más que el resto de las hermanas" sin "perjuicio de su menor edad legal".

Por todo ello, se le comunicó que, al no haber pasado "la previa revista obligatoria" y no llevar el atuendo reglamentario, "no podía permanecer" en la procesión "por lo que la interesada se ausentó con toda serenidad y educación".

En base a ello, la hermandad asegura que "no procede" identificar a las cofrades que expulsaron a la menor y consideraron la actitud de Cerrillo -frente a la de la niña, que consideran "intachable"- de "impertinente", al tiempo que califican su proceder de "ilógico e irracional". Por todo ello, la hermandad considera que tanto la actuación paterna y su comportamiento son motivos de imputación de falta muy grave sin atenuantes, por lo que le abre el expediente.

Tanto esta documentación como las alegaciones presentadas por Cerrillo se pueden consultar en expulsionprocesionvirgenangustias.blogspot.com.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...