¿Laicismo o multiconfesionalismo? ¿Ciencia o religión?

Dos ejemplo en la prensa de Granada

En España la palabra Estado, en razón de un uso «nacionalisticamente correcto» ha sufrido una transmutación o ampliación de significado que oscurece actualmente los debates. No digo, que conste, que todo sea negativo en este nuevo significado, pero si digo que produce confusión. Así, el obispo de Granada puede decir sin que se le caigan los anillos que «el Estado español es multiconfesional», cuando quiere decir que «la sociedad española es multiconfesional», o aun mejor dicho «en España hay ciudadanos de diversas creencias o convicciones». Pero el uso de la primera versión tiene la «virtud» de crear confusión. Yo si leo: «el presupuesto de las organizaciones estatales que se ocupan de los malos tratos a niños…», no sé si habla de organizaciones de la administración publica o de ONGs o de asociaciones en general.

Y dicha confusión se refleja en el absurdo acto celebrado en la Universidad de Granada, que se apunta a un bombardeo, de celebrar un acto de clausura del Ramadán en la Facultad de Filosofía y Letras: ¡habrá absurdo mayor! Mañana, no lo dudéis, los católicos de aquel centro u otro pedirán la celebración del Miércoles de Ceniza, eso sí, por la armoniosa convivencia entre las diferentes «culturas».

La confusión es múltiple, y no es la menor, la de considerar que «ser musulmán» es pertenecer a las corrientes más ritualistas de esta religión. De modo que en la misma tacada se viola el principio de aconfesionalidad del Estado y además se margina a los propio musulmanes o personas educadas en esta tradición, que tenga unas convicciones mas abiertas, modernas y menos apegadas a principios tradicionales.

Y no solo eso, al hablar de confesión y no de creencias o convicciones, se privilegia no solamente lo religioso frente a otro tipo de convicciones, sino a las organizaciones religiosas frente a las meras posturas personales, pues quedan minusvaloradas las creencias de aquellos individuos que no se dotan de «confesiones» organizadas. Si uno es ecléctico en lo espiritual, lo más que puede conseguir es que lo acusen de practicar «una religión a la carta».

Respecto al arzobispo granadino, ¡que podemos esperar! Decir que el óvulo fecundado es un ser humano, es como afirmar que una RECETA de pollo con patatas es un buen segundo plato: ¡prueba a comerte la hoja de un buen libro de cocina con dicha receta!. Científicamente eso se llama, creo recordar, «preformacionismo», que consiste en postular que el óvulo fecundado contiene un plano detallado del potencial ser humano que se derivaría de él. Como teoría decimonónica no estaba mal, y ya se sabe que en esto de la ciencia la jerarquía católica tarda tiempo en ponerse al día. La teoría contraria, cuyo nombre no recuerdo, postulaba por el contrario, que el óvulo contiene una receta para construir un ser humano, pero que el desarrollo detallado del mismo depende en tanta medida de la programación genética contenida en el código, como de las aportaciones del «medio ambiente» (útero materno) en que se realice el proceso embrionario.

Es decir que una receta de pollo con patatas tiene el potencial de convertirse en un plato de pollo con patatas, pero para que lo sea es necesario que haya un pollo, unas patatas, un cocinero, etc, etc, no la mera receta. Por ello mismo, decir que un óvulo fecundado en un laboratorio es un ser humano potencial es tan falaz como incierto.

PROYECTO «CULTO Y COHESIÓN SOCIAL»

La Universidad de Granada, primera de España en celebrar el fin del Ramadán

GRANADA DIGITAL  30/11/2003

La Facultad de Filosofía y Letras de Granada acoge hoy la fiesta con la que la Comunidad Islámica de Granada celebra el fin del Ramadán, convirtiéndose así en la primera institución universitaria española en albergar una fiesta islámica. Esta iniciativa se inserta en el proyecto «Culto y Cohesión Social», un programa de la Unión Europea cuyo objetivo es incrementar la participación social de las comunidades musulmanas locales en Europa que también secundan Roma, Ostia (Italia), Bruselas, Gante, Lieja (Bélgica) y Lille (Francia) y que, en el caso de Granada, cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento y la colaboración de la Universidad de Granada.

La celebración del Fin del Ramadán en Granada arrancó con un acto de presentación, celebrado en el Aula Magna de la Facultad, al que asistieron el presidente de la Comunidad Islámica en España, Malik Ruiz, el director del Seminario de Estudios Para la Investigación Social y Educativa (SEPISE), grupo de trabajo de la Facultad de Trabajos Sociales que aporta personal y material a las investigaciones que promueve el programa, Enrique Raya, así como los imanes de las cinco mezquitas de Granada. Raya destacó que el proyecto «Culto y Cohesión Social» persigue «hacer visibles las comunidades musulmanas en Europa a la vez que establecer cuáles son los conflictos que se pueden llegar a producir en la convivencia cotidiana de la comunidad islámica con la cristiana y cómo la administración local gestiona esos conflictos, para promover fórmulas de entendimiento entre los dos colectivos, que permitan normalizar el mundo musulmán en Europa».

A juicio del director del programa SEPISE, los principales problemas existentes entre las comunidades islámicas y las cristianas son casi siempre «fruto de malentendidos que solamente se solucionan con un desarrollo del diálogo». Entre las iniciativas que promueve el programa, Raya destacó la reivindicación de un papel social más activo para las mezquitas que, al igual que las parroquias, «son comunidades religiosas que no sólo tienen una función de oratoria, sino también comunitaria, de ayuda a los demás».

Los festejos del Fin del Ramadán, a los que está previsto que asistan 500 de las más de 1.200 personas que integran la Comunidad Islámica de Granada, se prolongarán todo el día, y entre sus actividades figuran una ronda de ponencias de los imanes de cada una de las cinco comunidades islámicas y mezquitas de Granada, seguidas de intervenciones de varios representantes de la realidad social de los musulmanes de Granada. Tras las ponencias, los asistentes se reunirán en oración, a la una y a las cuatro de la tarde, que intercalarán con una comida en el comedor de la Facultad, para concluir los festejos del Fin del Ramadán en Granada con una proyección para niños y jóvenes y con el reparto de regalos.

El arzobispo rechaza la apertura de un banco de células madre en Granada

GRANADA DIGITAL  30/11/2003

El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, se declaró en contra de la apertura del futuro banco de células madre del Campus de Ciencias de la Salud al considerar que «los embriones humanos son seres humanos y hay que tratarlos con la dignidad que corresponde».

Martínez señaló que «permitir la manipulación de embriones humanos, sea de la forma que sea, hace muy difícil considerar la dignidad de la persona humana como un bien absoluto, sea en Granada o en cualquier lado», según apostilló.

A su juicio, «cualquier excepción que se admita en el terreno del embrión, o sea en el terreno de la eutanasia, es un retroceso profundo y muy grande en la humanidad», por lo que crear un banco de líneas celulares «no se puede presentar como una política progresista».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...