La visita del Papa a Valencia costará 20 millones de euros

La visita del Papa a Valencia con motivo del V Encuentro Mundial de las Familias, prevista para el 8 y 9 de julio, costará cerca de 20 millones de euros según los datos que baraja el Consell.

La visita que Benedicto XVI va a realizar este verano a Valencia podría costarle a las arcas de la Comunidad Valenciana 20 millones de euros según cálculos del propio Consell. Según publicó ayer el diario Levante citando fuentes oficiales de Presidencia los gastos suelen cubrirse, en gran medida, con las aportaciones de los participantes y feligreses. "Donde los particulares no lleguen, lo harán las administraciones, que acturán de forma subsidiaria", añadieron.

El V Encuentro Mundial de las Familias, marco en el que se incluye la visita del Pontífice, es concebido por el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, como un evento de suma importancia que pone a la que el de la Copa de América de 2007.

Pese a que Camps ha insistido en numerosas ocasiones en que ambos encuentros colocará a la Generalitat en el punto de mira internacional, hasta la fecha no ha dado una cifra oficial acerca de hasta dónde está dispuesta a implicarse económicamente la Generalitat.

Según informa el mencionado periódico, la Administración tendrá que garantizar una infraestructura sanitaria adecuada para una población que se verá significativamente incrementada durante esos días, instalará hospitales de campaña y potenciará los dispositivos de emergencia.

Fuentes del PSPV consultadas por elplural.com indicaron ayer que cuando comience el periodo de sesiones, el 15 de febrero, se interesarán por el desglose de todos los gastos previstos para esta cita religiosa. Los presupuestos de la Generalitat Valenciana de 2006 no cotemplan ninguna partida específica para este acontecimiento.

Sacerdotes y laicos, contra el despilfarro de la visita del Papa.

La página web Atrio, enmarcada dentro del área progresista de la Iglesia Católica, ha publicado un comunicado firmado por un "colectivo de sacerdotes valencianos" y una "coordinadora de familias cristianas de Valencia" en el que se critica la utilización partidista y el gasto excesivo de la futura visita del Papa.

"Nos alegra un encuentro mundial de las familias católicas, pero lo querríamos alejado de la opulencia, ostentación y manipulación política. Queremos que sea provechoso para la gran familia universal, para las familias de todo el mundo y en especial, las nuestras, y para que nuestra diócesis sea también una familia unida, guiada por la sencillez", reza el comunicado emitido por Atrio.org.

Pese a que la mencionada web no ha formado parte de la redacción de este duro artículo -cuyos autores prefieren mantenerse en el anonimato- contra el arzobispado y la clase política valenciana, desde Atrio.org, aseguraron a elplural.com sumarse al mismo.

Un altar efímero

Los redactores del texto critican abiertamente el hecho de que "para unos minutos" se instale un altar de 2.000 metros cuadrados que supondrá unos gastos por encima de los 600.000 euros (100 millones de pesetas). "Nos gustaría una aproximación del Santo Padre, el obispo de Roma, más intensa y más sencilla hacia las familias y hacia la Archidiócesis, que testimoniara la opción preferente por los pobres".

Otras uniones

Después de criticar que "los sectores más próximos a la jerarquía católica española están haciendo la manipulación política más salvaje de la institución canónica familiar", los autores de la misiva piden respeto por las "diferentes opciones que eligen libre y responsablemente las personas".

"Distintas uniones y experiencias de convivencia se han de afrontar desde el respecto y nunca desde la descalificación (…) Queremos una Iglesia abierta y dialogante (…) no una Iglesia oscura, cerrada, recluida en sí misma y solamente abierta a los intereses y posiciones sectarias y manipuladoras de la extrema derecha", sostienen.

Divisiones en la Iglesia

El arzobipso de Valencia, Agustín García Gasco, no sale muy bien parado en este documento. "Nunca, desde el inicio de su pontificado, el arzobispo ha querido crear un clima de cordialidad, confianza o familiaridad. Muy al contrario, su norma ha sido el uso y abuso del poder, de "mando y ordeno" y la desconsideración hacia las opiniones y personas de los sacerdotes, religiosos o laicos".

"Con los políticos más extremistas"

"La pereza de hacer de animador de la pastoral y de la vida cristiana de los fieles, de los religiosos y los sacerdotes, la compensa con una exagerada diligencia para atender a los políticos de los sectores más extremistas del PP, UIV ó CV, o a los empresarios siempre que tengan la ideología radical".

Para el teólogo valenciano y administrador de Atrio.org, Antonio Duato, el malestar en la diócesis respecto a García Gasco es "real". "Vamos a hacer todos los esfuerzos posibles para que la visita del Papa sea más pastoral y sencilla", señaló.

Además, coincidió con los autores de la carta en que "la confluencia con el PP en esta diócesis es más manifiesta que en ninguna otra".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...