La TV de Franco «intentaba adoctrinar en patriotismo y religión» a los niños

Los dibujos de la televisión en la época del general Francisco Franco «intentaban adoctrinar a los niños, al principio con sentimientos patrióticos y religiosos y, más tarde, centrados en la realidad socioeconómica» de España, según un estudio elaborado por María Antonia Paz, investigadora de la Facultad de Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid.

Este estudio, publicado en la revista ‘European Journal of Communication’, analiza 112 programas infantiles y juveniles emitidos en TVE desde 1958 –cuando empezó a aparecer en prensa la información de la programación televisiva– hasta el 20 de noviembre de 1975 –después de morir Franco–.

«Los diferentes tipos de programas que se emitieron durante el franquismo coincidieron en el intento de adoctrinar a los niños como buenos ciudadanos. El catolicismo estaba presente de forma directa en ‘Lecciones de catecismo’ (1959) o indirecta en todos y cada uno de los formatos a través de parábolas, enseñanzas o recomendaciones», ha señalado Paz en declaraciones recogidas por SINC.

Este trabajo recoge que, si bien el principal objetivo de TVE era entretener a los niños, «no se perdía la ocasión de educar con algunos contenidos científicos y musicales». Además, los programas infantiles también preparaban a la audiencia para los cambios de índole económico que se avecinaban, como la industrialización y la urbanización, y cultural, «con un cierto grado de liberalización al final del franquismo».

Los primeros programas destinados al público infantil se emitieron en función de la actividad escolar, es decir, los jueves y los sábados por la tarde, días en los que en algunos colegios los niños no tenían clase. Y no fue hasta 1964 cuando se incrementaron las horas de emisión de los programas infantiles a lo largo de toda la semana.

Según el estudio, en 1959 comenzaron los programas infantiles con No apto para mayores, que se emitía los sábados. ‘Recreo’ (1960) y ‘Chavales’ (1961) obtuvieron más éxito y estuvieron destinados a divertir tanto a jóvenes como a adultos los jueves por la tarde. Sus protagonistas –Boliche y Chapinete–, que empezaron sus andaduras en la radio, triunfaron en televisión.

En esa primera fase, de 1958 a 1963, «los niños eran considerados gente menuda, adultos pequeños, y se les atribuían problemas pequeños y preocupaciones también pequeñas, pero, de alguna forma, como los que tenían los mayores», ha recalcado Paz.

Poco a poco, los formatos se diversificaron: de imitar programas radiofónicos se pasó a crear formatos nuevos para la televisión. Así, a partir de 1964, el anuncio de 55 segundos de duración ‘Vamos a la cama’ fue «el que marcó la diferencia»: los niños se convirtieron en audiencia diferenciada.

PROGRAMAS POR EDADES

Además, en esa época se empezaron también a distinguir los programas por edades. ‘Jardilín’ (1966-1968), por ejemplo, estaba destinado a los más pequeños. Para los adolescentes había dos tipos: los programas destinados a solucionar problemas a través del debate, como ‘Habla contigo’ (1967-1970), que creó conciencia sobre los problemas religiosos, y los programas que ofrecían música moderna.

Asimismo, también hubo diferenciación entre géneros. Se emitieron programas para niños, como ‘Santi, botones de hotel’ (1965) que era un joven intrépido, valiente y aventurero. Para ellas, ‘Antoñita la fantástica’ (1967), «una niña moderna, preocupada por su aspecto físico, un poco ingenua y con la cabeza llena de fantasías», describe la investigadora. A ellos se sumaron otras series extranjeras, como el western ‘Bonanza’, que fue la preferida de los niños de entonces.

De 1969 a 1975, TVE se centró en el entretenimiento y desaparecieron los programas educativos y religiosos, como consecuencia de la ley de libertad religiosa de 1967. «La televisión se unió a la causa de la modernización y fue reflejo de la nueva realidad socioeconómica del país», ha recalcado la autora.

LOS DOMINGOS, EL DEPORTE ES PRIORIDAD

Por último, con ‘Ábrete sésamo’ la participación infantil alcanzó nuevos niveles. El programa con mayor éxito y que se emitió durante cuatro años (de 1974 a 1979) fue ‘Un globo, dos globos, tres globos’.

«Este y otros programas, como ‘Con vosotros’, constituyeron durante un tiempo la oferta diaria. La mañana con ‘La Guagua’ y la tarde de los sábados siguieron siendo de los niños. Los domingos gozaban de prioridad las retransmisiones deportivas», apunta Paz.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...