La secta católica de Oropesa (Toledo)

Esta ponencia no pretende ser otra cosa que una denuncia más, ante una situación que ya viene denunciando el grupo local de Europa Laica de Talavera de la Reina. Se trata de una situación que, por increíble que parezca, se está dando en el siglo XXI, en un país desarrollado, supuestamente con una democracia consolidada y con una Constitución que proclama expresamente el principio de aconfesionalidad del Estado. Sin embargo, veremos como lo que está ocurriendo en Oropesa, un pueblo de Toledo cercano a Talavera de la Reina, parece retrotraernos a una situación social política y religiosa que parece más propia de la Edad Media. Por desgracia, la situación que se vive en el convento de la “Fraternidad Reparadora Apostólica en el Corazón de Cristo Sacerdote”, que así se llama la secta objeto de nuestra denuncia, no es un hecho aislado en Oropesa, sino que esta congregación está instalada en, al menos, 32 lugares más, dentro de nuestro país. No obstante me ceñiré al caso de Oropesa, puesto que es en el que hemos trabajado desde nuestro grupo local.

1-            ANTECEDENTES

La Fraternidad Reparadora Apostólica en el Corazón de Cristo Sacerdote fue fundada por el jesuita Luis María Mendizábal cumpliendo una misión encargada por el cardenal Marcelo González Martín (a quien, por cierto, se le ha concedido recientemente la medalla de oro de Castilla-la Mancha). Se instaló en Oropesa hace unos 25 años, aunque anteriormente estuvo en el pueblo de Bargas, provincia de Toledo.

Esta congregación se dedica a realizar actividades religiosas y “sociales” como charlas, eucaristías, visitas a enfermos, asistencia a ancianos y, sobre todo trabajos de apostolado entre los niños. Se distingue porque sigue una regla muy estricta en cuanto a sacrificio hacia Dios, privaciones de todo tipo, austeridad, etc. Hasta aquí, nada anormal, aunque ya veremos en qué consiste este tipo de sacrificios.

La Fraternidad Reparadora, vinculada al Movimiento Eucarístico Juvenil se instaló en Bargas aproximadamente en 1977. Rápidamente cobra tremendo auge entre niñas y jóvenes. Comenzaron a realizarse retiros espirituales y reuniones semanales en las que las niñas pasaban muchas horas en el interior del convento, bajo la tutela de las monjas y con el permiso de sus familiares.

Siete años más tarde, el 29 de septiembre de 1984 el periódico local “La voz del Tajo”, publicó que había niñas entre los 15 y 16 años en el pueblo de Bargas que, bajo la tutela espiritual de las monjas de la Fraternidad Reparadora venían practicando el acercamiento al “sacrificio de la cruz” de forma habitual, sin el conocimiento de sus familiares. Este acercamiento al sacrificio de la cruz consiste  en castigar sus cuerpos con instrumentos de mortificación tales como cilicios o flagelos. Estas niñas, llevaban practicando esta barbaridad desde que tenían 8 o 9 años.

En la denuncia interpuesta ente el juzgado de instrucción de Toledo consta que algunas niñas declararon que la madre Josefina, integrante de la fraternidad, que es su madre espiritual, les había proporcionado los cilicios y las había convencido de lo bueno que era ellas, utilizarlos. (No sé si para limpiar su pecaminosa alma de 9 años o para alabar a Dios. ¿Pero puede haber un Dios tan siniestro y tiránico que exija esto a sus hijas más inocentes e indefensas, o es producto de no sé cuántas mentes perversas, pervertidas o perturbadas?).

El hecho es que esta denuncia no prosperó porque, según los jueces, es algo que se ha venido practicando por la Iglesia desde siempre y que no se puede pretender cambiar de la noche a la mañana, estos cambios deben hacerse poco a poco. ¿Habrá que esperar quizá otros 2000 años para que esto cambie?.

Ante este escándalo el pueblo de Bargas reaccionó y casi literalmente expulsó de allí a las monjas de esta congregación. Posteriormente,  como ya he dicho, se establecieron en Oropesa.

2-            SITUACIÓN ACTUAL EN OROPESA

2.1. Condiciones de vida de las novicias

Según los testimonios de algunos padres y de gente del pueblo que han tenido acceso en mayor o menor medida a la vida de las novicias, observamos que viven en condiciones infrahumanas, pasando todo tipo de privaciones y haciendo todo tipo de inútiles sacrificios. Citaremos para ello algunos ejemplos:

–            Apenas comen. Viven de la caridad de la gente pero tienen prohibido almacenar comida, de manera que si les dan más de lo estrictamente necesario lo tiran. Además realizan ayunos constantemente

–           Pasan frío. El convento no tiene sistema de calefacción y no tienen ropa para resguardarse del frío, por tanto llevan la misma en invierno y en verano.

–           Se autoflagelan o utilizan cilicios. De hecho se niegan a mostrar la espalda para que no se vean las marcas

–           Nada más entrar al convento les rapan el pelo

–           No pueden recibir información del exterior: ni televisión, ni radio, ni prensa, etc. La única información que reciben del exterior son unas cintas que grava el padre Mendizábal en las que les informa de lo que él considera que deben estar enteradas

–            Duermen en el suelo, sobre cartones

–            Aunque no son de clausura no pueden usar el teléfono si no es con permiso expreso, no pueden ir a su casa nunca (sólo pueden recibir a sus familiares cada cierto tiempo)

–           Como consecuencia de todo esto, tienen problemas de salud como anemia, se les retira la menstruación, sufren desmayos frecuentes, etc.

–           Si reciben algún tipo de asistencia sanitaria no hay constancia de la existencia de informes ni historiales médicos de las novicias desde que entraron en el convento

–           Se duchan siempre con agua fría

–           Ni siquiera la ropa interior es propiedad privada

–           Las despiertan cada poco tiempo interrumpiendo el sueño, para rezar

–           Y así, un largo etcétera

Según el arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, y el secretario de la Conferencia Episcopal, Juan José Asenjo, estas prácticas no atentan contra los derechos humanos ni contra la salud. Estas chicas “llevan admirablemente una vida de oración, penitencia, austeridad, pobreza, radicalidad evangélica y acción apostólica, que constituye un auténtico ejemplo de fidelidad al Evangelio y un testimonio vivo y veraz de seguimiento de Jesucristo en una existencia en conformidad con el camino de las Bienaventuranzas”

A pesar de los que dicen estos dos máximos representantes de la Iglesia, la evidencia de los hechos nos hace pensar que las novicias están “renunciando” a derechos básicos como la salud, la higiene, la integridad física, la información, a la propia imagen, y en definitiva, a la libertad. Desde la Iglesia se alega que ésta es una opción libremente adoptada por las novicias puesto que todas tienen mayoría de edad, pero lo que no dicen los responsables eclesiásticos es que a estas chicas se las capta y se les empieza a lavar el cerebro desde mucho antes de cumplir los 18 años, en muchos casos a espaldas de sus padres. Estas chicas cuya voluntad ha sido hábilmente anulada o secuestrada por esta congregación, en cuanto cumplen los 18 años se escapan, literalmente, de casa de sus padres, muchas veces con engaños, y van a parar a Oropesa donde se completa el “trabajo” que están haciendo con ellas. Esto y no otra cosa es lo que está haciendo la “Fraternidad Reparadora Apostólica en el Corazón de Cristo Sacerdote”, por ello desde Europa Laica junto con la mayoría de los padres de las novicias no tenemos ninguna duda en calificar este grupo como una auténtica secta.

2.2. Referencias a casos concretos

Europa Laica tuvo conocimiento de este problema al entrar en contacto con la madre de una de las novicias, y posteriormente con otros padres, cuyos nombres por petición de ellos, no voy a dar, pues tienen miedo de sufrir consecuencias negativas en su afán de recuperar a sus hijas.

Según esta  madre, su hija entró en contacto con miembros afines a este grupo en el pueblo donde vivían, en Andalucía. Los padres tuvieron constancia de esto cuando su hija tenía 16 años pero, probablemente ya hacía tiempo que su hija había comenzado a ser “captada”.

Su hija era una chica normal de su edad, inquieta, le gustaba la ropa, coqueta, etc. y jamás había sentido vocación religiosa, pero empezaron a notar en ella un comportamiento extraño en detalles como mentir repetidamente, decir que se iba de viaje con los amigos para ir a otro sitio, se le notaba cierto nerviosismo, parecía llevar una doble vida (con los amigos y la familia se intentaba comportar de una manera normal,  pero acudía, sin conocimiento de los padres, a reuniones de este grupo),  perdió el interés por los estudios, etc. Después descubrieron que aunque ella ya había decidido ingresar en el convento de Oropesa había estado fingiendo hasta el momento en que cumplió los 18 años, sin decir nada a sus padres, porque, al parecer, Dios le pedía que tenía que guardar el secreto dentro de su corazón, y ocultárselo a sus padres era parte del sacrificio que Dios le pedía. El 23 de mayo del 2002 se fugó de casa, la tuvieron escondida en casa de una persona perteneciente a verbum dei, y tras volver con sus padres y volver a mentir, un sacerdote, también de verbum dei, la llevó, en su propio coche a Oropesa,  a espaldas de sus padres, de donde hasta ahora no ha vuelto a salir.

Desde entonces estos padres y otros con historias similares están pasando un auténtico calvario intentando recuperar a sus hijas que les han sido arrebatadas con engaños y malas artes y viven con la angustia de no saber si han perdido a sus hijas para siempre.

A modo de triste anécdota, nos contaba esta madre que en una de las poquísimas visitas que le han permitido hacer a su hija, ésta le preguntaba que si eso del chapapote de lo que tanto se habla era un barco, y que no sabía por qué en misa pedían tanto por la paz (esta chica no se había enterado de que en ese momento estaba teniendo lugar la guerra de Irak), o que se ponía contenta el día que le tocaba ponerse sus bragas porque eran las mejores del convento.

3-            ¿CÓMO SE LLEGA A ESTA SITUACIÓN?. MÉTODOS DE CAPTACIÓN

Señalaré como ejemplo aplicable a muchas de las novicias, el caso de la chica de la que hablaba anteriormente.

Los padres de esta chica fueron anulados como tales desde que entró en contacto con los sacerdotes y seminaristas llamados del Corazón, utilizando actividades tan atractivas como fiestas, viajes a la playa, Karaokes, fiestas en pisos de sacerdotes, cenas, bares, pubs, etc. junto con convivencias llevadas a cabo en algunos seminarios. Llegaban incluso a recogerla a la entrada al instituto, después de que la dejara su padre, y llevársela a otros pueblos para que hablara con el PADRE, devolviéndola al mismo centro a la hora de salir del instituto. Por supuesto, la chica guardaba el más estricto secreto y sus padres no sabían nada. Al cabo de un tiempo, la chica ya está preparada para ser arrancada de la casa de sus padres (es decir al cumplir los 18 años).

De esta manera y otras parecidas consiguen captar a estas chicas. Semejantes métodos de captación dan excelentes resultados. De hecho, la Fraternidad Reparadora ha conseguido secuestrar en el convento de Oropesa a casi cincuenta novicias en los últimos tres años y medio, lo cual constituye todo un éxito si se compara con otras congregaciones. No en vano se están planteando abrir otro convento en Andalucía, porque en Oropesa ya rondan el centenar

4-            POSTURAS ANTE ESTA SITUACIÓN

4.1. La Iglesia, curiosamente, pone una vela a Dios y otra al Diablo. Me explico:

Algunos padres han solicitado audiencias privadas con altos y bajos responsables de la Iglesia y éstos han reconocido que, efectivamente, esta congregación tiene rasgos sectarios y es una situación que debería corregirse, pero con el tiempo y por sí sola, es decir que no están dispuestos a mover un solo dedo para hacer nada. La única solución que ven, es esperar a que se muera el señor Mendizábal, mientras tanto no se puede hacer nada. Esta respuesta dejó, como es natural, a los padres perplejos, indefensos e impotentes.

Pero el colmo es que cuando los responsables eclesiásticos han dado una respuesta ante los medios de comunicación sobre este problema, han mostrado su apoyo incondicional y han mostrado su admiración hacia la labor tanto del señor Mendizábal como a las monjas y novicias de la “Fraternidad Reparadora”, con lo cual los padres ni siquiera pueden alegar con cierta credibilidad lo que les han dicho en audiencia privada, porque estos señores se apresurarían a desmentirlo.

4.2. Los poderes públicos, y me estoy refiriendo en concreto a la entonces alcaldesa de Oropesa y al presidente de la Diputación de Toledo, cuya misión es (o eso es lo que yo pensaba) cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes, y proteger a los ciudadanos de aquellos que intenten vulnerar sus derechos constitucionalmente reconocidos; lejos de iniciar o promover una investigación sobre los métodos que puede estar utilizando esta organización en los que hay claros indicios de sectarismo, incluso de posible comisión de delitos, han mostrado su apoyo incondicional a esta congregación, destacando la labor de servicio que prestan a la comunidad y señalando su “convicción personal” acerca de la transparencia que en todo momento se viene dispensando a las candidatas a ingresar en la vida religiosa, y que deciden de forma voluntaria y responsable.

No es admisible que los poderes públicos tomen partido por alguien sin conocer realmente lo que está pasando, y basándose únicamente en una “convicción personal”, ¿qué garantía es ésta para los ciudadanos?, ¿cómo es posible que den la espalda a ciudadanos que viven una situación dramática originada por un grupo que está bajo sospecha?, ¿cómo pueden no hacer caso a las reiteradas protestas de ciudadanos de Oropesa que se han quejado repetidamente del trato de favor que reciben estas monjas en temas como exenciones fiscales o incumplimiento de normas municipales en la realización de obras en el convento?.

Habrá que esperar para saber qué postura toma la nueva corporación municipal de Oropesa, aunque ciertamente, albergamos pocas esperanzas.

4.3. Padres y familiares

La mayoría de los padres de estas novicias manifiestan ser católicos y  ven con buenos ojos la decisión de sus hijas de entregarse a una vida religiosa, pero no pueden aceptar las condiciones de vida en que viven sus hijas y la forma en que han sido arrancadas de sus familias, ni tampoco el hecho de pensar que las pueden haber perdido para siempre, salvo las escasas y cortas visitas que les permiten realizar al convento.

Más de un 70% de los padres han manifestado inequívocamente que sus hijas han sido captadas por una auténtica secta y están tratando por todos los medios de sacar a sus hijas de ahí, pero sólo en algún caso aislado lo han conseguido y las condiciones en que se encontraba la chica eran deplorables llegando, incluso, a necesitar atención psiquiátrica.

Algunos padres han denunciado estos hechos ante los medios de comunicación. Casi ha sido peor el remedio que la enfermedad, pues desde entonces no se les permite ver a sus hijas. Muchos padres han recibido una carta de su hija (inducidas ya sabemos por quién) diciendo que si continúan apareciendo en los medios de comunicación se negarán a verlos y a hablar con ellos. De manera que les están tapando la boca a los padres con un chantaje vil, cual si de una organización mafiosa se tratara. Uno de los motivos de esta intervención es, precisamente decir aquello que no pueden decir esas personas a las que han silenciado, y que no pueden hacer públicas sus reclamaciones por temor a perder todo contacto con sus hijas. El pasado miércoles una madre me dijo: “ya que nosotros no podemos hablar, hacedlo por nosotros y que todo el mundo se entere de lo que ocurre”

4.4. Europa Laica y otros grupos

Europa laica se hizo eco inmediatamente de la situación e Oropesa a raíz de la toma de contacto de la madre de una de las novicias con nosotros y de las noticias que aparecían en la prensa. Contactamos con otros grupos sociales y políticos con inquietudes afines a las nuestras en este tema y hemos recibido el apoyo decidido de Izquierda Republicana e Izquierda Unida de Talavera con quien estamos trabajando estrechamente sobre esta cuestión.

La estrategia fundamental que se está empleando consiste en dar la mayor difusión posible a este tema organizando ruedas de prensa, apareciendo en televisiones locales y autonómicas y en prensa local y nacional. Además existe una página web a la que se puede acceder: www.jcepeda.net – Oropesa – Foro – Secta católica

A su vez, en colaboración con IU se está proporcionando asistencia jurídica en el caso de que los padres se decidan a tomar medidas legales o judiciales contra esta congregación.

De momento nuestra idea es seguir en la misma línea y sobre todo instar a los poderes públicos a que tomen cartas en el asunto e inicien una investigación que termine de una vez por todas con este tipo de prácticas.

5-            CONCLUSIÓN

Desde Europa Laica luchamos porque se haga efectiva la libertad de conciencia (ya sea una creencia religiosa o de otro tipo), y pertenecer o no a la confesión o grupo que cada uno quiera. Para ello se necesita una condición: prestar un consentimiento válido, es decir que tal decisión sea tomada por una voluntad libre.

El problema de las novicias de Oropesa es si realmente existe una voluntad libre por parte de las chicas que deciden ingresar en el convento. ¿Cómo se consigue que una persona mayor de edad renuncie a derechos tan básicos como la salud, la integridad física, etc.? La respuesta está claramente en los métodos de captación y proselitismo que utilizan grupos como la Fraternidad Reparadora. Se acercan a las jóvenes desde mucho antes de que sean capaces de tener una voluntad totalmente formada, a veces desde su más tierna infancia, y en muchas ocasiones a espaldas de sus padres, utilizando técnicas de lavado de cerebro que anulan o vician su voluntad (ya me he referido antes a casos como el de Bargas), y en el momento en que cumplen la mayoría de edad son definitivamente reclutadas o recluidas con su consentimiento, sí, pero con un consentimiento viciado

Lo que queremos denunciar aquí y en todos los lugares donde podamos es la dejación o ceguera (no sabemos si intencionada o no) por parte de los poderes públicos que, en lugar de defender los intereses legítimos de personas y familias que se sienten pisoteadas en sus derechos, parecen ponerse del lado de los verdugos, dejando a las auténticas víctimas en la más completa indefensión.

Es inadmisible que los poderes públicos no actúen cuando hay indicios más que justificados de que se está secuestrando a chicas impunemente con técnicas propias de cualquier secta, porque si  la Fraternidad Reparadora Apostólica en el Corazón de Cristo Sacerdote no es una secta que venga Dios y lo vea.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...