Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La RAE y la misa en el solemne funeral por Cervantes · por José Manuel Fernández Santana

Boletín de la Real Academia Española – 7 de abril de 2022

Semana Cervantina

Tradicional misa

Como cada año, el jueves se celebrará el solemne funeral por Cervantes y los académicos fallecidos.

Tal la información difundida por la RAE. España es católica, la Real Academia es católica y Cervantes, despreciado, ignorado y perseguido por la Iglesia, es usado sin escrúpulos morales para reafirmar la ideología católica.

Cervantes, cuyo “Quijote” estaba prohibido leerlo hasta que sus páginas  fueran “corregidas o expurgadas” y fue ingresado por la Iglesia al Índex o lista de autores y libros condenados.

Cervantes, del que han desaparecido la mayor parte de las Comedias y Romances que escribió.

A fines del siglo XVI y comienzos del XVII, en pleno Siglo de Oro, España es ya una unidad político-religiosa que conduce la conquista de un enorme territorio llamado América. A pesar de la Inquisición, el Renacimiento se afirma, el pensamiento lucha por ensanchar el horizonte del hombre. Pero el Concilio de Trento (1545-1563) dispone que el artista trabaje al servicio de la religión, y la censura, por medio del Index, es casi ineludible.

Pero la RAE, que tiene la memoria frágil y la ética católica, le pide al Arzobispo que celebre una misa en honor al manco cuasiherético, olvidando que Cervantes

fue excomulgado

sufrió prisión varias veces

y en 1569 fue condenado en rebeldía a que se le cortara una mano (Cervantes: ¿manco de Lepanto o manco de mazmorra inquisitorial?).

Cervantes, cuya sepultura ni siquiera mereció una lápida, cuyo “Quijote” fue olvidado y desmerecido durante 200 años.

Cervantes, a quien la RAE recién editó oficialmente dos siglos después de su muerte y cuyo prestigio, irónicamente, obliga a los académicos a organizar un montaje teatral de liturgia religiosa en el que ni siquiera sus huesos están presentes.

No, Cervantes no estará presente en la misa académica, porque él y su personaje cabalgan libremente por el camino que su obra abrió en la dolorosa y amada España.

Total
12
Shares
Artículos relacionados
Total
12
Share