Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La primera mujer imán en Francia: “El Islam aún está en el siglo XII”

Kahina Bahloul presenta su libro “Mi Islam, mi libertad” para conseguir el progreso y abrir muchas mentes

Kahina Bahloul (París, 5 de marzo de 1979) es una jurista e islamóloga franco-argelina de tradición sufí. Es la primera mujer en declararse imán en Francia. Es cofundadora del proyecto La Mezquita de Fátima, un proyecto mixto que promueve el islam liberal, y nos presenta su libro, “Mi Islam, mi libertad”, que está dando mucho que hablar y que puede abrir muchas mentes. .

– ¿Se considera una revolucionaria dentro del Islam?

-No creo que sea lo primero que me califique, soy revolucionaria, sí, pero no estoy sola.

-¿Quiénes más están?

-A mi alrededor hay un colectivo reformista. Empezó en el siglo XIX, no es nuevo dentro del Islam.

-¿Cómo es su día a día cotidiano?

– Hay muchas cosas. Investigo, estoy preperando una tesis. La vida, amigos, la familia, la espiritualidad…

-¿Qué le diría a la gente que cree que la mayoría del Islam sigue enclada en el siglo XII, en la época medieval?

-Lamentablemente, yo misma lo pienso. ¿Se refiere al concepto jurídico, teológico…?

-El pensamiento teológico, la mentalidad medieval…

-Quizá es exagerado, pero se sigue utilizando una parte de la mentalidad medieval. Pero también está hay mjucha gente que vive de cara a la normalidad.

-¿Cómo consiguió y decidió ser la primer mujer imán en Francia?

-No fue de un día para el otro, es un camino espiritual, he descubierto una vía de mujeres que quieren ser imanes, sobre todo en Estados Unidos. Hubo la primera mujer imán de la época contemporánea en 2005, y fue en Estados Unidos, en el estado de Nueva York. Dirigió la primera oración. Hablo de ella en el libro, se llama Amina.

– ¿Y en Europa cómo va el asunto?

-Están en Alemania, Dinamarca…

– ¿Y en España?

-He oído que alguna hay, pero no sé dónde.

-Se dice a menudo que el Islam es una religión de paz. ¿Está de acuerdo? Dicen que no todo es terrorismo, ni extremismo, que la base es pacífica.

-Sí, claro, mucha gente lo piensa. Los teóricos islamistas son una minoría, los terroristas de los atentados también, pero hacen mucho ruido.

– El velo islámico..entiendo que es contraria, al burka..¿qué les diría a las mujeres para que no se los pusieran?

-La primera cosa que tengo que decir es que hace falta que las mujeres islámicas tengan claro que su cuerpo no es un asunto político, tienen que ser las únicas en decidir que se tiene que hacer con este cuerpo.

-¿Se nota un progreso según la edad de las mujeres? En los peores países por ejemplo, la península arábiga.

– Las mujeres musulmanas hoy en día tienen mucho más acceso a la educación que mi generación, por ejemplo. La libertad pasa por la educación.

– ¿Se ha encontrado con algún problema en sus oraciones?

-No, nunca, todo ha ido bien.

– Asisten hombres y mujeres, con o sin velo.

– Así es.

Antes no lo habíamos comentado, pero la burka es una humillación?

-No diría eso, depende del sentido que se le da al velo, y sobre todo el sentido que le ponga ella. Históricamente, el velo era una marca de distinciones de clases sociales, las llevaban las de clase alta, y las esclavas no.

– ¿Qué tal está la educación en Francia, la integración de musulmanes?

-El modelo francés es de integración, me gusta, se hace a apartir de valores republicanps, de la igualdad.

– Entonces tiene buena opinión de Francia en este ámbito.

– Hay jóvenes musulmanes que puedan haber vivido situaciones difíciles, en los suburbios, un entorno muy cerrado. Son presas fáciles del extremismo islámico. Pueden ser víctimas del extremismo. Pero no es el caso de todos, pero claro, no se habla de ello.

– Las “banlieue”, los suburbios, parecen burbujas muy poco integradas en el país.

– Sí, son gente que vive al margen de la sociedad, y fuera de los valores republicanos. Prueban de crear un microcosmos, crear sus propias reglas, leyes.

– ¿Cuáles serían los pasos para mejorar la situación de la mujer en el Islam, aunque sean países muy diferentes entre ellos?

– Creo que todo pasa por la educación, es un factor que puede mejorar.

– Si te fijas en Afganistán, da la sensación que la educación no es suficiente, ahí sí que están en el siglo XI, las niñas no van ni a clase.

-Pues insisto en que una solución es la educación, pero es un sistema patriarcal, y no es ni normal, es una dictadura. Los talibanes están en otra época, hay un verdadero retroceso, voluntario, quieren volver a una época imaginaria. El Islam originario animaba a escucharlo, el mismo profecta, que había designado a una mujer para ser imán.

– ¿Habrá más mujeres imán en Francia?

– Ya somos 3, y no creo que haya grandes problemas, aunque hay gente que nos insulta.

– Si hablamos del Islam en general, ¿es optimista o pesimista?

– Soy optimista. En Arabia Saudí hay decisiones políticas que permiten una evolución positiva para el estado de la mujer.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share