La policía impide una manifestación a favor del anticristo

Medio centenar de fieles latinoamericanos se concentran en Marqués de Vadillo

Les llamaba el anticristo. Aunque ellos dicen que no son satánicos, pero que no están conformes con la religión imperante. Por ello, medio centenar de personas, entre jóvenes y niños, se congregaron ayer en la glorieta del Marqués de Vadillo para protestar contra el sistema religioso. Los había convocado el líder del movimiento Creciendo en Gracia, el puertorriqueño José Luis de Jesús Miranda. Este individuo se considera a sí mismo el anticristo.

Los seguidores de Miranda, que realizó la misma convocatoria en 33 países diferentes, desistieron de manifestarse por la calle del General Ricardos, como tenían previsto, porque la Delegación del Gobierno les informó anoche de que carecían de la autorización pertinente.

En previsión, agentes del Cuerpo Nacional de Policía tomaron la zona y pidieron la identificación a varias de las personas reunidas en Marqués de Vadillo. Tras ser comprobados sus documentos, se dispersaron sin incidentes.

"No somos una secta. No pagamos cuotas y estamos legalizados", explicaron algunos asistentes, todos inmigrantes latinoamericanos. "Además, nadie nos controla ni nos separa de nuestras familias", añadieron.

Los congregados exhibían tatuajes con símbolos y la imagen del líder del movimiento, que se considera una secta en algunos países y que se financia, según su líder, con "donaciones voluntarias". Los tatuajes, que incluso lucían algunos niños, se los habían hecho antes de la manifestación en una tienda de la calle de Augusto Figueroa, en el barrio de Chueca.

Los asistentes explicaron algunos de los motivos por los que siguen a la organización Creciendo en Gracia. "Me aporta paz, tranquilidad. Conocí este ministerio en Miami, a través de una amiga", explicó una de las fieles.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...