Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La niña sin yihab en las escuelas

Hoy lunes 11 de octubre se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Niña, con el fin de lograr impactos efectivos en la igualdad de género. Mi lucha otra vez viene con unas líneas muy cortas pero claras hacia la doble vara de medir de la sociedad occidental, concretamente la española, donde estoy asentada. 

Tanto la Comisión Islámica de España (CIE) como la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI), siguen luchando y presionando para que jóvenes musulmanas, menores de edad, acudan a sus centros escolares con yihab (velo islámico). También se ha posicionado de esta forma la Consejería de Educación de la Comunidad Autónoma del País Vasco, la cual ha elevado una circular a los centros educativos para “no impedir la escolarización de las alumnas que porten pañuelo en la cabeza, desde el planteamiento de la educación inclusiva”.

Pues bien, tales medidas, en una sociedad moderna, avanzada y occidental como la española, son en la práctica actos de desigualdad y opresión hacia un colectivo especialmente indefenso, como son las niñas menores de edad, que ya luchan en desigualdad de condiciones que sus homólogas españolas o europeas. Y es que, recordemos, en síntesis, cuál es el motivo del hiyab en la mujer: cubrir cabeza y pecho de forma obligada desde su primera menstruación, en presencia de varones adultos que no sean de su familia inmediata.

¿Cuál es el objetivo de taparnos? ¿Os habéis parado a pensar el trasfondo de todo lo anterior? Voy a relatarlo de una forma muy esquemática, pero a su vez muy directa y cruda: tú, que empiezas a menstruar, eres un objeto sexual, y para que solo seas para mi, te tapas. A algunos le dolerá la descripción y el relato y a otros muchos, entre los que me encuentro, nos da asco y nos remueve las tripas.  

Al final, prohibir el velo islámico en el ámbito educativo no es otra cosa que una norma de convivencia interna, ya no de portar prendas en la cabeza o no, de asistencia en igualdad de condiciones, donde en ningún caso se vulnera la dignidad de la alumna (o es que alguno se cree que el porte del yihab es voluntario) ni constituye una injerencia en su libertad religiosa (que cada uno la ejerza según sus principios y valores, pero de puertas para afuera). 

La niña debe ser libre, dando igual su condición religiosa y su lugar de nacimiento y debe de estar en igualdad de condiciones para estudiar y vestir ya sea en Afganistán o en España, por eso abogo por una #EscuelaSinVelo en el #DíaInternacionalDeLaNiña.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share