Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La niña afgana de nueve años vendida por su padre a un “anciano” por 1.900 euros

Hay realidades que evocan tiempos oscuros. Tiempos felizmente superados en los que las vidas se compraban y vendían. El caso de la pequeña Parwana, una niña afgana de apenas nueve años, nos ha devuelto a unas tinieblas que creímos remotas. 

“No tengo trabajo, ni dinero, ni comida. Tengo que venderla, no tengo otra opción”, se lamentaba recientemente Abdul Malik, padre de Parwana, ante las cámaras de la CNN. Una vida que pasa a manos de un señor llamado Qorban por apenas 200.000 afganis, lo que equivale a algo más de 1.900 euros.

Las imágenes sobrecogen. Parwana hinca sus pies en la tierra ofreciendo una tímida resistencia ante la fuerza del señor Qorban, que tira de su mano mientras en el otro brazo carga con las exiguas pertenencias de la niña. Lo dicho, una postal de otro tiempo.

“Somos ocho miembros de la familia. Tengo que venderla para mantener con vida a otros miembros de la familia”, cuenta Abdul. El trato está cerrado. Qorban pone sobre el tapete un fajo de billetes mientras la pequeña Parwana solloza a su lado. 

La familia de la niña vive en un campo de desplazados afganos en la provincia noroccidental de Badghis. Hasta la fecha han ido sobreviviendo a base de ayuda humanitaria y trabajo doméstico. La llegada de los talibanes el pasado 15 de agosto ha agravado su situación. 

Qorban, o el “anciano” –como le llama Parwana–, tiene 55 años. Asegura que no quiere a la niña para casarse con ella porque ya dispone de una mujer, y añade que velará por Parwana como si se tratara de su propia hija. “[Parwana] era barata, y su padre era muy pobre y necesita dinero”, detalla Qorban. “Ella trabajará en mi casa. No la golpearé. La trataré como a un miembro de la familia. Seré amable”.

Total
36
Shares
Artículos relacionados
Total
36
Share