La Junta afirma que la niña musulmana que ha dejado de ir a clase no lo hace por motivos religiosos

El Reglamento de Régimen Interior del centro no permite a los alumnos portar prendas que les cubran la cabeza y el rostro

La Junta de Castilla y León recordó hoy que no existe causa religiosa en la niña musulmana que ha dejado de ir a su instituto en Burgos al prohibirle llevar el velo en el aula y afirmó que se trata de cumplir con el reglamento interno que cuenta con el apoyo de la asociación de padres.
El consejero de la Presidencia y portavoz del Ejecutivo, José Antonio de Santiago-Juárez, recalcó en la rueda de prensa que sigue al Consejo que el problema no está en el velo y añadió que en clase, conforme al reglamento interno, no se puede estar tampoco con boina o visera.
Por tanto, enmarcó la situación en el respeto a un reglamento que se ha dado el centro desde su autonomía y con el respaldo de las asociaciones de padres, sobre la niña marroquí de 12 años de religión musulmana que ha dejado de ir a clase en el instituto Félix Rodríguez de la Fuente de Burgos por no permitir su acceso al aula con velo.
El Reglamento de Régimen Interior no permite a los alumnos portar prendas que les cubran la cabeza y el rostro, por lo que tal restricción no responde a motivos religiosos, según el centro, opinión que compartió el consejero portavoz.
Por su parte, el padre de la joven, Brahim Isslal, ha declarado a Diario de Burgos que es su hija la que “se ha empeñado” en llevar el velo. “Yo no puedo hacer nada; le he aconsejado que se la quite cuando esté en clase y se la ponga al salir al patio, pero tampoco quiere”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...