La Iglesia deniega al Ayuntamiento permiso para una actividad en la Mezquita

“Lamentablemente ya tenemos cerradas, desde hace varios meses, las visitas programadas a la Torre Campanario”. El Cabildo Catedralicio de Córdoba ha presentado esta explicación para denegar al Ayuntamiento la celebración de una actividad municipal en la Torre del principal monumento de la ciudad, la Mezquita Catedral, prevista para el próximo 7 y 8 de noviembre.

Según ha podido saber este periódico, el Ayuntamiento pretendía conmemorar esos dos días el aniversario de la declaración del monumento cordobés como Patrimonio de la Humanidad, algo que ocurrió en la cumbre que la Unesco celebró en París en el año 1984. La actividad prevista por el Ayuntamiento consistía en facilitar la entrada gratuita para los cordobeses y además facilitar un guía turístico que explicase tanto el monumento como porqué le concedieron a la Mezquita Catedral el título de Patrimonio Mundial.

No obstante, el Cabildo alega que las reservas para el 7 y el 8 de noviembre están agotadas, cuando en su propia web la institución eclesiástica reconoce que no se pueden hacer reservas para visitar la Torre Campanario y que su entrada se produce por estricto orden de llegada a una cola. De hecho, solo pueden subir grupos de 20 personas por turno.

El Cabildo además alega que durante este año ha celebrado multitud de actividades en el monumento y “ante la coincidencia de las reservas ya realizadas a la Torre Campanario no es conveniente afectar el normal funcionamiento de visitas”, según concluye su escrito el presidente del Cabildo, el deán Manuel Pérez Moya, y se dirige al teniente de alcalde de Turismo, Pedro García.

El Ayuntamiento pidió los pases el pasado 30 de septiembre para conmemorar la eferméride. No obstante, la respuesta tardó 20 días en producirse. Según el Cabildo, en este tiempo se han agotado las reservas para subir a la Torre Campanario, que hasta el año pasado permaneció totalmente cerrada al público pese a que su restauración concluyó hace casi 20 años.

La construcción de la Torre Campanario se llevó a cabo en varias fases sobre el antiguo Alminar de Abderraman III. La primera se realizó en 1593 conforme a la traza del maestro Hernán Ruiz III. Posteriormente, la obra fue continuada al trazar el segundo cuerpo en el año 1616, trabajo realizado por el maestro Juan Sequero de Matilla. Posteriormente, en 1636 se le añade el tercer cuerpo y en 1664 la figura de San Rafael. Hoy en día la Torre contiene en su interior los restos del Alminar de Abderramán III construido en los años 951-952.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...