La Iglesia católica convierte la catedral de Santiago en un negocio rentable

La Catedral de Santiago cierra 2014 con un superávit de 185.000 euros, la primera vez sin que sea Año Santo

La Catedral de Santiago cerró el año 2014 con un superávit operativo de 184.937 euros, el primer dato positivo en las cuentas que la basílica registra fuera de un ejercicio que no coincida con Año Santo.

Así lo reflejan las cuentas anuales que ha dado a conocer este miércoles el administrador de la Catedral, Francisco Domínguez, y en las que se recogen unos ingresos de 1.729.982 euros y unos gastos de 1.545.045 euros. El superávit ha sido destinado de forma íntegra a labores de restauración.

Casi el 60% de los ingresos de la Catedral en 2014 provino de los fieles (1.031.872 euros), seguido de la actividad de las tiendas, que tuvieron más de 423.000 euros de beneficio.

En cuanto a los gastos, los más importantes fueron los litúrgicos, más de 542.000 euros, y la seguridad y vigilancia de la basílica, que superó los 400.000 euros de inversión. Esta cifra supone multiplicar por cuatro el gasto previo a que se reforzase la vigilancia en el templo, a raíz del robo del Códice Calixtino, que desveló también la desaparición de ingentes cantidades de dinero de los cepillos del templo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...