La Iglesia británica pide aún más dinero para costear el viaje del Papa

A pesar de que el Estado aportará 14 millones y los fieles tendrán que pagar por acudir a las misas

Cuando falta sólo un mes para que Benedicto XVI llegue a Reino Unido, la Iglesia católica de ese país continúa teniendo dificultades para recaudar los fondos que permitan financiar la visita papal. De acuerdo con los datos ofrecidos por la propia Iglesia, faltan 2,6 millones de libras, de los siete millones que son necesarios para pagar los elementos pastorales del viaje.

<!–

La Iglesia irlandesa ha conseguido reunir hasta el momento 5.1 millones de libras, la mayoría, provenientes de donantes privados. Un millón se ha recibido de la recaudación de las misas, el equivalente a un euro y medio por asistente regular a una ceremonia religiosa en Inglaterra, según el diario The Independent.

Juan Pablo II y Benedicto XVI
La Iglesia ingresa tiene claro que el Papa alemán no va a suscitar la adhesión de su predecesor Juan Pablo II, que congregó a más de dos millones de personas entre católicos y no católicos en su visita al Reino Unido, un país mayoritariamente anglicano, así que se ha visto a buscar otras vías de financiación.

Lo que tendrán que pagar los fieles
Los asistentes a las tres misas que Benedicto XVI celebrará en su visita de septiembre a Reino Unido deberán pagar una entrada que oscilará entre las cinco libras (seis euros) del acto de Hyde Park en Londres y las 25 libras (30 euros) de la misa de Birmingham. La entrada en Glasgow costará 20 libras (24 euros).

«Una contribución»
El Vaticano asegura que su iniciativa de cobrar a los fieles hay que entenderla como una «contribución» a la que han decidido denominar «pasaporte del peregrino» y de la que estarán exentos aquellos que no puedan permitirse tanto gasto. El pago incluye el transporte hasta los escenarios de las misas.

Los pasaportes
Los pasaportes para el acto de Londres se fijaron en un principio en 10 libras, pero han sido rebajados un 50% después de que muchos fieles hicieran ver a los organizadores que la mayoría de los procedentes de la periferia de Londres ya tiene pagado el viaje hasta el centro de la capital porque posee abonos mensuales del transporte público, por lo que pagar de nuevo a través del citado pasaporte no haría más que duplicar el gasto en transporte.

Una visita de Estado
Como se trata de una visita de Estado, Reino Unido correrá con la mayor parte del coste. Las estimaciones iniciales de que los contribuyentes deberán afrontar una factura de 10 millones de euros se han disparado hasta los 14,5 millones de euros, sin contar los gastos de seguridad.

Será recibido por la Reina
Se trata de la primera visita de Estado del Papa a Reino Unido. La de Juan Pablo II en 1982 tuvo solo carácter pastoral. Esta vez, Benedicto XVI será recibido por la Reina, pero el Papa no dormirá en el palacio de Buckingham, como suelen hacer los jefes de Estado, porque Isabel II aún estará en septiembre en su residencia escocesa de Balmoral. La recepción será en el palacio de Holyrood (Edimburgo), y el Pontífice dormirá en Londres.

–>

La Iglesia irlandesa ha conseguido reunir hasta el momento 5.1 millones de libras, la mayoría, provenientes de donantes privados. Un millón se ha recibido de la recaudación de las misas, el equivalente a un euro y medio por asistente regular a una ceremonia religiosa en Inglaterra, según el diario The Independent.

Juan Pablo II y Benedicto XVI
La Iglesia ingresa tiene claro que el Papa alemán no va a suscitar la adhesión de su predecesor Juan Pablo II, que congregó a más de dos millones de personas entre católicos y no católicos en su visita al Reino Unido, un país mayoritariamente anglicano, así que se ha visto a buscar otras vías de financiación.

Lo que tendrán que pagar los fieles
Los asistentes a las tres misas que Benedicto XVI celebrará en su visita de septiembre a Reino Unido deberán pagar una entrada que oscilará entre las cinco libras (seis euros) del acto de Hyde Park en Londres y las 25 libras (30 euros) de la misa de Birmingham. La entrada en Glasgow costará 20 libras (24 euros).

"Una contribución"
El Vaticano asegura que su iniciativa de cobrar a los fieles hay que entenderla como una "contribución" a la que han decidido denominar "pasaporte del peregrino" y de la que estarán exentos aquellos que no puedan permitirse tanto gasto. El pago incluye el transporte hasta los escenarios de las misas.

Los pasaportes
Los pasaportes para el acto de Londres se fijaron en un principio en 10 libras, pero han sido rebajados un 50% después de que muchos fieles hicieran ver a los organizadores que la mayoría de los procedentes de la periferia de Londres ya tiene pagado el viaje hasta el centro de la capital porque posee abonos mensuales del transporte público, por lo que pagar de nuevo a través del citado pasaporte no haría más que duplicar el gasto en transporte.

Una visita de Estado
Como se trata de una visita de Estado, Reino Unido correrá con la mayor parte del coste. Las estimaciones iniciales de que los contribuyentes deberán afrontar una factura de 10 millones de euros se han disparado hasta los 14,5 millones de euros, sin contar los gastos de seguridad.

Será recibido por la Reina
Se trata de la primera visita de Estado del Papa a Reino Unido. La de Juan Pablo II en 1982 tuvo solo carácter pastoral. Esta vez, Benedicto XVI será recibido por la Reina, pero el Papa no dormirá en el palacio de Buckingham, como suelen hacer los jefes de Estado, porque Isabel II aún estará en septiembre en su residencia escocesa de Balmoral. La recepción será en el palacio de Holyrood (Edimburgo), y el Pontífice dormirá en Londres.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...