Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La Iglesia anglicana revisa símbolos colonialistas en lugares de culto

La Iglesia de Inglaterra lanzó una revisión de los monumentos en miles de lugares de culto para examinar si tienen lazos con la esclavitud y el racismo, indicando que algunos podrían ser retirados.

En un momento de profunda reflexión en el Reino Unido sobre el pasado colonial y sus símbolos, impulsado por el movimiento Black Lives Matter, la Iglesia anglicana publicó directrices para que sus templos y catedrales revisen estatuas y otros objetos controvertidos.

Publicadas tras una amplia consulta, las directrices no son obligatorias, sino que presentan opciones que van desde el statu quo hasta la reubicación de objetos, su contextualización o incluso su retirada. 

“Entender cómo los objetos antiguos pueden afectar a su misión y culto”

“Esta guía permite a las iglesias y catedrales examinar la historia de sus edificios y congregaciones, y comprometerse con todos los miembros de sus comunidades para entender cómo los objetos antiguos pueden afectar a su misión y culto”, afirmó la institución en un comunicado.

“Aborda específicamente la cuestión del patrimonio asociado al racismo y la esclavitud, incluidas las placas, estatuas, inscripciones y otros monumentos”, añadió. 

Una “fuente de vergüenza”

Fundada en 1534 por el rey Enrique VIII tras separarse del catolicismo romano, la Iglesia de Inglaterra pidió perdón en junio de 2020 por sus vínculos con la esclavitud, una “fuente de vergüenza” para la institución. Al mes siguiente, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, líder espiritual de los anglicanos, pidió a sus seguidores que reconocieran todos los aspectos del pasado de la Iglesia, incluida la esclavitud.

En Bristol, donde el pasado junio se desmontó una estatua del traficante de esclavos Edward Colston, se retiraron elementos de una vidriera dedicada a este personaje.  No se trata de “borrar la historia, sino de restaurar y reparar nuestra relación con aquellos cuyas historias aún no están representadas en nuestros edificios”, afirmó la decana Mandy Ford.

Total
18
Shares
Artículos relacionados
Leer más

El rompimiento del mundo de los humanos

Qué le sucede a la humanidad cuando las personas empiezan a leer la realidad como leen la Biblia…
Total
18
Share