La fuerza del creer

La presencia religiosa en los debates políticos sobre aborto, educación sexual, anticoncepción, identidad de género, fertilización asistida, matrimonio entre personas del mismo sexo y familias homoparentales y/o comaternales nos habla de una relación entre Estado e Iglesia muy estrecha y de larga data. La más visible de estas participaciones son aquellas que sirven para obstaculizar la salida de una ley o su implementación repartiendo escarpines, levantando banderas naranjas y pancartas con ecografías teñidas de rojo, rezando de rodillas en la puerta de los tribunales y del Congreso, escribiendo cartas de lectores y correos electrónicos en defensa de “la” familia aunque las más efectivas son las que día a día llevan a cabo en los comités de bioética, en los tribunales citando convenciones internacionales o, directamente, dictando las conciencias –y propuestas– de candidatos y políticos que necesitan de su bendición para permanecer.

También puede pensarse el uso de ciertos elementos e indumentarias. En nombre de la libertad de las mujeres el uso del velo fue prohibido en las escuelas francesas y es junto con la burka tomado por la opinión pública como el ejemplo más evidente de sometimiento femenino que presenta el Islam. Se asume que las cabezas descubiertas de las mujeres occidentales –o sólo cubiertas por tinturas y gorros a la moda– expresan una libertad que la laicidad debe garantizar.

Frente a los pronósticos que anticiparon que la modernidad terminaría por retirar a las religiones del espacio público, las religiones intentan moldear la vida íntima. Y si bien son ciertas las distancias entre lo que las jerarquías religiosas exigen a sus creyentes y las prácticas de los fieles, la idea de una religión a la carta no tiene siempre en cuenta que no todos pueden pagar el menú.

* Coordinadora y autora (junto con Daniel Gutiérrez Martínez) del libro Diversidad, sexualidades y política: encrucijadas de las laicidades en el mundo contemporáneo (en proceso de edición) en el que participan, entre otros, Joan Scott, Juan Marco Vaggione, Daniel Jones, Ana María Bidegain, Silvia Hirsch, Ana Leticia Fitte, Mónica A. Maher, Nelly Caro y Lena de Botton.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...