La falta de alumnos dificulta la financiación de un curso de verano

El curso de verano 'Relixiosidade e laicismo na sociedade do século XXI', que el Ateneo acogerá entre el martes y el viernes de la próxima semana, podría perder las ayudas de la Vicerreitoría del Campus de Ourense debido a la falta de matriculación. Es la primera edición de un programa de extensión universitaria dirigido a profesionales de la enseñanza en las materias de religión y ética, así como a sacerdotes, aunque por sus contenidos, cualquiera puede estar interesado.

El presidente del Ateneo, Xosé Antón Fidalgo Santamarina, confía en que el salón de actos se llenará de oyentes que acudan por mero interés, 'aínda que do que se trata é de que se matricule a xente'. El número de inscritos puede llegar hasta un centenar. Para garantizar la continuidad de las ponencias y recibir la ayuda económica del Campus, debe superarse el 30% de matrículas. A mediados de esta semana, eran 30 los alumnos adscritos a la programación, lo que, a priori, da buena fe de su permanencia.

Con todo, para el presidente del Ateneo el interés debería ser mayor, puesto que las conferencias previstas abarcan un amplio abanico de contenidos. La primera, comprende aspectos como el indiferentismo religioso, la secularización o la muerte digna, entre otros. El curso de verano seguirá con un apartado basado en el estudio de las grandes religiones y concluirá con una presentación sobre la religión popular en Galicia, que incluye un análisis sobre la incidencia de la religión en la Xeración Nós.

Días más tarde, el Ateneo ofrecerá un segundo curso de verano, titulado 'Cultura e sociedade da Galicia do século XXI'.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...