Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
La eurodiputada Hilde Vautmans, en un acto de la European Sikh Organization, firmando apoyo a la paz, los derechos humanos y la igualdad de trato. Autor de la foto: The European Times

La eurodiputada Hilde Vautmans apoya activamente el reconocimiento de los sijs en Bélgica

Reconocer el sijismo: defender la libertad religiosa en la Unión Europea

El pasado domingo, en un Servicio especial organizado en Sint Truiden (Bélgica) según el European Sikh Organization y presidido por Binder Singh, una gran reunión de sikhs se unió para escuchar Ingrid Kempeneers (Alcalde de Sint Truiden), Hilde Vautmans (Miembro del Parlamento Europeo por Bélgica) y Iván Arjona (Activista de FoRB y Scientology representante ante las instituciones de la UE) sobre la necesidad de que Bélgica y la Unión Europea en general reconozcan plenamente el sijismo como una religión con plenos derechos y sin discriminaciones de un país a otro.

20240114 Sikhs Sint Truiden 14.01.2024 pvw 009 La eurodiputada Hilde Vautmans apoya activamente el reconocimiento de los sikhs en Bélgica
Crédito de la foto PVW

Apoyo oficial y activo más del necesario

Tras las palabras de bienvenida del alcalde Kempeneers, la eurodiputada Vautmans explicó a todos los asistentes que había hablado con el Ministro de Justicia de Bélgica sobre el reconocimiento de los sikh como comunidad religiosa y que “si bien es un proceso lento”, el Ministro afirmó a Vautmans que ellos “están revisando todo lo que se les ha enviado”. Después del eurodiputado, fue el turno de Scientologyrepresentante de Siria ante la UE y la ONU, quienes expresaron el apoyo que querían brindar a la comunidad sij porque “nadie en Europa debería ser discriminado por su religión o nacionalidad.

Si bien contamos con una Constitución respetuosa de la libertad religiosa, Se culpa a Bélgica según el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, por tener un sistema discriminatorio de reconocimientos religiosos en el que se aplican diferentes modelos fiscales y de financiación en función de la religión y que el sistema de solicitud de reconocimiento no sigue un procedimiento estándar con requisitos reales y depende de que el Ministro de Justicia decida enviar al Parlamento, y luego al Parlamento si le gusta o no esta religión, lo que en sí mismo abre la puerta a la discriminación y a decisiones políticas en lugar de basadas en la ley y los derechos fundamentales. Podría ser una buena oportunidad para que el Ministro de Justicia modifique y arregle el sistema, lo que daría un muy buen mensaje a nivel continental desde el país que alberga la llamada capital de Europa.

El sijismo como religión minoritaria enfrenta desafíos para lograr reconocimiento en toda Europa.

A excepción de Austria y algunos reconocimientos parciales en otros países, su estatus legal sigue sin estar claro en muchos estados miembros de la UE. A pesar de tener una presencia histórica que se remonta a las migraciones del siglo XX, los sikhs a menudo enfrentan discriminación y restricciones de expresión religiosa que obstaculizan su integración en las sociedades europeas. Reconocer el sijismo como una religión organizada fortalecería las protecciones, permitiría la preservación de la identidad y alinearía las políticas relativas a los grupos religiosos minoritarios con los valores fundamentales de igualdad, pluralismo y derechos humanos defendidos por la UE.

La falta de garantías legales para las religiones minoritarias en la UE

Aunque la libertad religiosa se considera un derecho humano dentro de la Unión Europea (UE), los países individuales gobiernan esta área directamente. La Carta de Derechos Fundamentales de la UE salvaguarda la libertad junto con la conciencia y el pensamiento. Además, dentro de la UE existen mecanismos para abordar la discriminación y defender aspectos relevantes del derecho de los derechos humanos. Sin embargo, los grupos minoritarios como los sikhs aún pueden enfrentar desventajas debido a la falta de reconocimiento nacional a pesar de estas disposiciones.

Viaje y presencia de los sikhs en Europa

El sijismo es una religión monoteísta que se originó en la región de Punjab en la India alrededor del año 1500 d.C. Poco a poco ha ido estableciendo su presencia en toda Europa a lo largo del tiempo.

Las creencias centrales del sijismo giran en torno a la devoción a un poder divino (la congregación como punto focal de adoración, igualdad entre todas las clases y géneros, vida veraz y servicio a la humanidad). Actualmente hay entre 25 y 30 millones de sikhs en todo el mundo, con una concentración significativa en la India y comunidades considerables en América del Norte, Asia Oriental y Europa.

Los sikhs han sido parte del paisaje religioso de Europa durante más de un siglo debido a patrones migratorios vinculados al colonialismo y los conflictos. A principios de la década de 1850 comenzaron a establecerse en ciudades portuarias del Imperio Británico como Londres y Liverpool, así como en varias partes de Europa continental. Las guerras mundiales y los disturbios posteriores en el sur de Asia provocaron oleadas de sijs desplazados que buscaron refugio en Europa y muchos de ellos la establecieron como su hogar permanente. Actualmente, las poblaciones sikh más grandes se pueden encontrar en el Reino Unido, Italia y Alemania.

Sin embargo, a pesar de residir en estados de la Unión Europea (UE) durante generaciones, los sikhs a menudo encuentran obstáculos cuando se trata de integrarse plenamente en la vida pública y al mismo tiempo preservar su identidad religiosa. Por ejemplo, muchos sikhs observan cinco símbolos de fe que incluyen cabello y barba sin cortar; un peine; un brazalete de acero; Una espada; y una ropa interior. Las reglas que restringen las exhibiciones pueden plantear desafíos para usar turbantes o portar kirpans (espadas ceremoniales religiosas). Además, sin el reconocimiento de las instituciones o los empleadores, el cumplimiento de obligaciones religiosas, como ausentarse del trabajo o de la escuela para las vacaciones sij, puede resultar bastante exigente.

La falta de estatus de la población sikh hace que sea difícil contar con precisión su número, lo que a su vez obstaculiza la promoción de políticas y los esfuerzos para preservar su herencia. Además, sin protección legal como minoría religiosa, los sikhs enfrentan un mayor riesgo de discriminación y crímenes de odio. Esto puede llevar a una situación en la que los sijs se sientan obligados a restar importancia a sus signos de identidad para participar sin problemas en la sociedad, lo que socava los principios del pluralismo.

Para fortalecer los derechos de los sijs, sería beneficioso que el sijismo fuera reconocido oficialmente como religión a nivel de la UE. Tal reconocimiento ayudaría a resolver cualquier incertidumbre respecto de las adaptaciones para los sijs y los equipararía con las principales religiones en términos de representación pública. También permitiría a los sikhs contribuir plenamente como practicantes y miembros de una minoría étnica. Es importante destacar que este reconocimiento afirmaría que la diversidad es una fuerza que fortalece la cohesión social en lugar de representar una amenaza.

Si bien algunos países europeos como el Reino Unido, España y los Países Bajos han tomado medidas para reconocer e integrar el sijismo, esto es crucial para el estatus legal y la protección en todos los estados miembros, dentro de la Unión. Pueden surgir problemas cuando un sij que usa turbante necesita documentos de identidad o permisos de conducir que se ajusten a sus requisitos religiosos. Al obtener el reconocimiento a nivel de la UE, se pueden estandarizar las adaptaciones necesarias para anular cualquier política discriminatoria interna.

Además de salvaguardar los derechos de los grupos minoritarios, abrazar la diversidad también mejora la influencia global de la UE al servir como modelo de derechos humanos. Además, las conexiones entre las naciones y el sur de Asia establecidas a través de la diáspora sij contribuyen al progreso social y de desarrollo en sus países de origen. En resumen, garantizar la protección del sijismo se alinea con los principios que dan forma al proyecto de la Unión Europea.

Sikhs en Europa: construyendo puentes entre comunidades a través de la contribución y la colaboración interreligiosa

Dentro del panorama europeo, los sikhs desempeñan un papel crucial en el enriquecimiento de la sociedad y la promoción de la armonía interreligiosa. Participan activamente en todo tipo de aspectos, incluida la educación, la filantropía, los eventos culturales y la participación política, haciendo así contribuciones significativas a sus comunidades.

20240114 Sikhs Sint Truiden 14.01 La eurodiputada Hilde Vautmans apoya activamente el reconocimiento de los sikhs en Bélgica
Binder Singh, de la European Sikh Organization con (de izquierda a derecha: la eurodiputada Hilde Vautmans y la alcaldesa de Sint Truiden, Ingrid Kempeneers

Aportes a la Sociedad

Las personas sij que residen en Europa logran avances notables en campos como la educación, el mundo académico y el espíritu empresarial. Al continuar con su educación, contribuyen activamente a la comunidad académica a través de la investigación y la enseñanza. En el ámbito empresarial, establecen empresas que no sólo crean oportunidades de empleo sino que también contribuyen al crecimiento económico.

La filantropía y la caridad están profundamente arraigadas en los valores sikh con énfasis en el servicio desinteresado conocido como seva. Las organizaciones y los individuos sij participan ampliamente en actividades que apoyan a los menos afortunados y al mismo tiempo participan activamente en causas sociales. La práctica de ejemplifica este compromiso al proporcionar comidas gratuitas a través de comedores comunitarios como un acto de servicio a la humanidad.

compromiso cultural

Los sijs toman la iniciativa de organizar y participar en eventos destinados a celebrar su herencia y al mismo tiempo fomentar un sentido de comunidad. Estos esfuerzos no sólo preservan las tradiciones sikh sino que también promueven el entendimiento y la unidad entre diversas etnias y grupos religiosos en toda Europa.

Colaboración interreligiosa

Los sikhs participan de manera proactiva en diálogos, conferencias y eventos interreligiosos que facilitan las discusiones sobre valores e inquietudes compartidos entre las religiones. Los sijs participan activamente en compromisos que les brindan una plataforma para compartir sus creencias y aprender sobre otras religiones que promueven el entendimiento mutuo.

Los individuos sikh aprovechan la oportunidad que ofrecen los festivales y celebraciones para interactuar con miembros de diferentes denominaciones. Al asistir a eventos organizados por comunidades religiosas, fomentan un sentido de celebración compartida y construyen puentes entre las tradiciones religiosas.

En términos de alcance comunitario, los sijs colaboran con representantes de denominaciones religiosas en una amplia gama de proyectos. Estas iniciativas pueden incluir esfuerzos de servicio comunitario u organización de eventos benéficos. Este enfoque cooperativo va más allá de las fronteras al abordar cuestiones sociales y fomentar un sentido de responsabilidad compartida.

Otro medio para forjar conexiones es a través de la participación sikh en servicios de oración interreligiosos. Estos servicios reúnen a personas de orígenes religiosos que se reúnen para orar por objetivos comunes, como la paz, la justicia y la armonía.

La educación desempeña un papel en la promoción del entendimiento entre las diferentes religiones. Los sijs participan activamente en iniciativas como seminarios, talleres y clases para mejorar la conciencia sobre las diversas religiones. A través de estos esfuerzos, contribuyen a fomentar un entorno caracterizado por la tolerancia y el aprecio por la diversidad.

Los intercambios sociales y culturales sirven como componentes dentro de la estrategia de la comunidad sikh para el compromiso interreligioso. Invitan a personas de distintas religiones a gurdwaras (lugares de culto) sikh para participar activamente en eventos culturales y esforzarse por formar amistades que trasciendan las fronteras religiosas. Todos estos esfuerzos apuntan a construir puentes entre comunidades.

Los sikhs, reconocidos o no, no se rinden

En un mundo que celebra la diversidad, los sijs que residen en Europa sirven como ejemplo de cómo las comunidades pueden florecer a través del respeto mutuo, la empatía y la cooperación. Al participar en actividades interreligiosas y hacer valiosas contribuciones a la sociedad, los sijs no sólo preservan su rico patrimonio cultural sino que también desempeñan un papel vital en el fomento del entendimiento entre personas de diferentes orígenes religiosos. A medida que Europa adopta su condición de centro, con diversas creencias y tradiciones, la comunidad sij sirve como un recordatorio convincente de la fuerza que se encuentra en la unidad en medio de la diversidad.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Felipe VI venera al Cristo de Medinaceli por segunda vez en su reinado
Leer más

Autoridades públicas en actos religiosos

De España: De otros países:
Total
0
Share