Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La Educación Prohibida: los niños índigo desembarcan en la UDELAR

La primera reflexión que me merece el estreno de ayer, es que la enseñanza debe de estar funcionando muy mal realmente, para que el estreno de esta película se haya convertido en un evento que ameritara que fuese proyectada en ¡El Paraninfo!, la Facultad de Humanidades, la Facultad de Artes y muchos etcétera.

La segunda, reflexión, fue preguntarme si antes de ponerse la camiseta de ese modo, quien haya sido el responsable de la difusión, la vio realmente o se sintió atraído por el título y algunos nombres prestigiosos que dejan sus opiniones.

La tercera es ¿qué hay detrás de esto? A esta altura de la vida uno no cree en intenciones inocentes. Llego hasta admitir que puede haber buenas intenciones, pero inocentes y sin fines, no creo. Cuando a mí, desde la pantalla, alguien me dice que esta película se puede bajar, divulgar, grabar, prestarla y etc. porque no les interesa el valor comercial de la misma sino divulgarla y que se discuta, en el mismo momento que la platea se venía abajo con los aplausos (de todos los que están en contra del SOPA, el ACTA y otras yerbas) a mí se me prendió una luz roja muy molesta.

Así que entre ese aplauso y el aplauso final, me dediqué a mirar sin embobecerme por la publicidad que la presentaba como fundadora de un nuevo paradigma. El primer defecto que le encontré fue que adolece del mismo error que le adjudica a la educación tradicional: la repitencia. Repite hasta el cansancio sus quejas y burlas sobre el sistema de enseñanza vigente. Como todos lo hemos sufrido, con un par de ejemplos habría alcanzado. Si la edición le hubiese sacado media hora, habría ganado como película desde el punto de vista formal.

Es posible notar, que apela a varios golpes bajos: los docentes tradicionales vociferan y ofenden a sus alumnos en forma permanente, salvo el que interpreta Gastón Pauls, los demás tienen incluso rasgos faciales duros, rictus, se desbordan permanentemente, nunca dialogan, prohíben porque sí o por ejercer el poder. Es verdad que hay docentes así –y en otras ramas de la vida también- pero parecía más bien una caricatura de las que seguro está en la cabeza de algunos alumnos. Los niños y adolescentes son mostrados en el aula completamente desinteresados, muchos duermen, todos tienen cara de aburridos. Sin excepción.

La historia de la educación actual es presentada como un mecanismo para adecuar las personas al mercado de trabajo, una historia muy conocida, pero hace arrancar esa trayectoria no de la Revolución Industrial, sino del reino prusiano y contrarresta esto con lo que había sido hasta entonces la enseñanza de los niños que se llevaba a cabo en el hogar, donde eran los padres quienes transmitían el conocimiento. Esto es ilustrado con imágenes en los que aparece un padre enseñando a su hijo su propio oficio y una niña cosiendo o bordando –a mano- O sea, para la gente que realizó esta película, la educación es meramente una reproducción del modelo y las habilidades familiares. Eso al parecer sería el ideal que se abandonó para que todos fueran adoctrinados para ser funcionales al sistema.

Contrarrestando con este sistema muestra abundantes ejemplos de lo que sería la educación ideal: niños dejados a su aire porque según la película TODOS los niños aprenden por su cuenta si no se les exige nada y no se les pone en situación de competencia, se ayudan mutuamente, comparten todo y nunca hay conflicto. Una de las propuestas es incorporar el modelo de las escuelas rurales en las cuales coexisten en el aprendizaje varias generaciones. Y como muletilla permanente la salsa que condimenta todo esto debe ser el amor. El maestro y los padres son solo guías, mucho amor y permisividad y todo sale bien.

Esto está ejemplificado con intervenciones de algunos pedagogos muy conocidos y otros no tanto y con filmaciones en escuelas que aplican este sistema. Escuelas ideales, privadísimas ellas, aunque al final se incluye al pasar a la enseñanza pública en la enumeración de lugares donde se puede aplicar.

En ningún momento hay alusión a la diversidad social o de otro tipo, aunque fuera de la película, en entrevistas, su director dice que a él no le interesa la política sino lo social, aquí la problemática es la falta de amor y las exigencias sobre los niños. Solucionando eso, arreglamos la humanidad. Este es un comentario mío, no aparece así en la película.

Bien, al final, atronadores aplausos de una platea en un ¿85%? juvenil.

Yo vine y desde ayer me dije que iba a hacer dos cosas: colgar la película en FB y empezar una nota que diera cuenta de mi opinión para no tener que entrar en largos comentarios e intercambios que muchas veces se vuelven estériles.

Pero, yo soy curiosa y quise saber quién es el director de la película o sea German Doin, qué credenciales lo avalan y eso. Si se había limitado a dirigir o participaba de la filosofía de la misma. Y he aquí con lo que me encuentro.

Me costó porque los primeros enlaces abundaban sobre la película. Pero, más abajo me encuentro un video con su nombre y su cara y por curiosidad lo abro. Tiene 6 etapas y reproduce una entrevista realizada por una FM llamada Mantra y quien en realidad llevaba la voz cantante era un tal Matías De Stefano y a medida que el video avanzaba yo me quería morir varias veces. Colgué en mi página y en Aula Pública la parte 5 porque es en la que interviene Doin que corrobora lo que el otro participante dice y que incluso habla de la película para afirmar que su aporte al tránsito, es justamente la propuesta de una nueva educación.

¿De qué hablaban? De la llegada de la era de Acuario, de la gran transición que se va a producir en el 2012, de cómo el sol se va a alinear con otro, de cómo va a entrar otro planeta en éste, de cómo a él que es un niño índigo le tocó venir para anunciar este tránsito, bueno, acá está el video y las demás partes se pueden bajar desde ese enlace. Un delirio espantoso en el que aparecen las pirámides de Egipto, Cristo y que todos los niños que han nacido ahora son índigos, ahí es donde aparece el vínculo con la película.

Bien, cada cual puede creer lo que quiera, hacer una película y divulgarla. Hay muchos que la van a creer preciosa, etc.

Pero la Universidad no puede prestarse para –sin ningún rigor- sin más, se la asocie con esto como si fuera un nuevo paradigma de la educación. La asociación con este aval es lo que va a llevar a muchos despistados a creer que lo que en ella se dice va a cambiar la educación.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Bautizo civil · por Luis Miguel Piñera

En Gijón hay noticia de uno celebrado en 1909 con desfile y banderas En la década de 1910…
Total
0
Share