La doble moral del MAS y el papa Francisco

A partir de la llegada de Evo Morales al gobierno, los símbolos de la Iglesia Católica como la Biblia y la Cruz fueron retirados del palacio de gobierno y del parlamento. En los actos de posesión de las nuevas autoridades políticas ya no se jura en nombre de Dios y de los santos evangelios, como se hacía antes. Ahora se jura en nombre de los “próceres de la liberación y de los héroes que dieron su vida por la patria”. Asimismo desde la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado, Bolivia es declarada como un Estado laico, independiente de cualquiera religión y su función es garantizar la libertad del culto de sus ciudadanos.

En ese sentido, la religión ya no es un asunto del Estado Plurinacional de Bolivia, sino de la sociedad. Entonces ¿por qué el gobierno del MAS se afana mucho en la llegada del Papa Francisco? ¿Dónde queda la independencia del Estado frente a la religión Católica? ¿La visita del sumo pontífice a Bolivia qué beneficios traerá al MAS? Éstas y otras incógnitas ameritan ser analizadas en esta coyuntura política-religiosa que vive nuestro país.

Históricamente, la Iglesia Católica en Bolivia ha sido parte del poder político, por eso en la antigua Constitución Política del Estado vigente hasta 2009 se establecía como religión oficial a la Católica, apostólica y romana. Sin embargo con el gobierno de Evo Morales aparentemente hubo una ruptura y separación entre el Estado y la Iglesia.

El Presidente en varias ocasiones ponía en tela de juicio la legitimidad de la Iglesia, así por ejemplo en junio de 2009 decía que “la Iglesia Católica es un símbolo del colonialismo europeo y por lo tanto debe desaparecer de Bolivia”. En ese contexto comenzaba con la revalorización de las deidades indígenas, frecuentando realizar actos rituales y ofrendas a la Pachamama.

Pero este divorcio duró poco tiempo, ya que los actores gobernantes han sentido la ausencia de la religión “hegemónica”, como un ente legitimador en el ejercicio del poder político, así como Hegel diría “la religión es el fundamento del Estado”. Por tanto, Evo Morales fue en busca de la reconciliación con los jerarcas de la Iglesia Católica, no le quedó otra que hincarse y besar la mano del Papa Francisco, para luego invitar su vista a Bolivia.

Ahora el Estado laico queda en el olvido, el gobierno del MAS es más católico que nunca, admirador del Papa Francisco porque dizque encuentra enormes coincidencias en temas de políticas sociales. En tal sentido, la Iglesia Católica ya no es “símbolo del colonialismo europeo”, sino símbolo de unión y paz entre los bolivianos.

La presencia del sumo pontífice en nuestro país es considerada de “interés nacional”, por eso el gobierno mediante el Decreto Supremo Nº 2369 destinó Bs. 11.924.496 para cubrir los gastos de su recibimiento en La Paz y Santa Cruz. Quizá este monto podía haber servido para equipar algún centro de salud, pero la prioridad no es esa, sino la presencia del Obispo de Roma.

Todo hace pensar que el gobierno del MAS necesita reconciliarse con el poder espiritual para garantizar la reelección indefinida de Evo Morales en la próximas elecciones generales, ya que la mayoría de la población boliviana se considera como católicos (67%, según Ipsos Opinión y Mercado, 2012). Además necesita lavar su imagen de autoritarismo y de corrupción, para mostrarse como un gobierno ético, digno de recibir el apoyo de la población boliviana. A los jerarcas de la Iglesia Católica también les conviene restablecer las relaciones de confianza con el poder terrenal, ya que en los últimos años han estado relegados al patio trasero del palacio de gobierno.

En consecuencia, aquí se muestra la doble moral del actual gobierno con relación a la Iglesia Católica, en otrora fueron muy críticos y calificaron como “símbolo del colonialismo europeo”, ahora se han convertido en sus aduladores. Pues todo vale con tal de reproducirse en el poder; mientras unos están embobado con la imagen espiritual de Papa Francisco, otros están buscando réditos políticos.

* David Ali Condori es sociólogo alteño.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...