La Diputación de Soria aporta 100.000 euros para restaurar cinco iglesias de la provincia en convenio con el obispado

La Diputación de Soria ha firmado este miércoles el convenio de colaboración con el Obispado de Osma-Soria para la reparación y conservación de cinco edificio del patrimonio histórico de la provincia. El convenio ha sido firmado por el obispo de la Diócesis de Osma-Soria, monseñor Abilio Martínez Varea y el presidente de la Diputación, Benito Serrano. La cuantía total es de 330.333 euros de los que el Obispado aportará el 45%, un total de 150.000, Diputación el 30%, 100.000 euros, y los pueblos el 25% restante, 80.333 euros.

Las actuaciones se realizarán en Ausejo de la Sierra, por 30.525 euros, en Momblona, con 50.177, Reznos con 97.860, Tajahuerce con 92.988 y Torlengua con 61.780 euros. El convenio estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2020.

El Presidente de la Diputación Benito Serrano ha destacado la eficacia de la colaboración entre ambas instituciones que se lleva realizando desde el año 2010 en solitario, pero que el convenio, con la aportación de la Junta de Castilla y León, se remonta al año 1996.

“Más de 130 templos de la provincia, entre iglesias y ermitas, se han podido rehabilitar gracias a este convenio desde sus orígenes, que ha movilizado más de 10 millones de euros, de los cuales casi tres ha aportado la propia Diputación provincial” ha destacado Benito Serrano, quién se ha comprometido a seguir colaborando anualmente con la Diócesis de Osma-Soria en la conservación del patrimonio de todos los sorianos.

“Ojala llegue el día que este convenio no haga falta, pero mucho me temo que si Soria dispone de más de quinientos núcleos de población y en cada uno hay una iglesia y una ermita, como mínimo, tenemos una ingente tarea por delante para salvaguardar nuestro rico patrimonio religioso”.

La comisión conjunta entre Obispado y Diputación compuesta por el Delegado patrimonial Rubén Tejedor, la Vicepresidenta segunda María José Jiménez,  el diputado de Cultura, Enrique Rubio, y los técnicos de este área, han seleccionado de la veintena de peticiones recibidas entre todos los alcaldes de la provincia, las cinco iglesias que presentaban una mayor urgencia para llevar a cabo la intervención necesaria.

INTERVENCIONES

En Ausejo de la Sierra (89 habitantes) se intervendrá en la Iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora. Iglesia de la que se conserva su portada románica de arco de medio punto doblado. Presenta una nave, de estructura de madera sobre muros de carga.

Urge la restauración de la cubierta. Sustitución de la estructura de madera de la nave, reparación de la estructura de madera del altar y sustitución de todo el tablazón de la iglesia. El campanario no presenta ninguna deficiencia, fue reparado. Se colocará pararrayos.

En Momblona (22 habitantes) se actuará en la Iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora. Iglesia de factura gótica (1584 se lee en una inscripción en la entrada del templo) con capilla mayor corta y rectangular que se cubre con una bóveda casetonada renacentista. La torre se añade a la esquina suroeste y se termina a finales del S. XVI. El retablo mayor fue realizado a mediados del S. XVIII.

Urge la reparación de la torre. Se desmontará la cubierta del campanario y del forjado de madera existente para, después de sanear la coronación de los muros, reconstruir la cubierta del mismo y reponer las claves de los arcos en su lugar. Se colocará pararrayos.

En Reznos (32 habitantes) se actuará en la Iglesia parroquial de San Andrés Apóstol. Iglesia con nave central y naves laterales de traza originaria gótica aunque sólo conserva a los pies el último tramo que acoge el coro; el resto ha sido remozado en época barroca.

Consolidar y rehabilitar las partes deterioradas de la torre, muy deteriorada especialmente el primer cuerpo de la misma siendo habitual el desprendimiento de algunas partes de los materiales.

En la Iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora Tajahuerce (27 habitantes), rehabilitación urgente de la cubierta, dejando para una segunda fase la restauración del precioso artesonado oculto por el trazado rudimentario del intradós del templo.

Iglesia parroquial de planta única con la torre campanario adosada a la cabecera. Posee un pórtico a tres aguas con triple arcada que protege la portada románica.

Por último, se intervendrá en la Iglesia parroquial de Santiago Apóstol de Torlengua (27 habitantes). Iglesia con torre de piedra adosada a la nave principal del templo. La torre presenta esquinas cóncavas de buena sillería y un remate octogonal también de sillería.

Intervención en la torre: escalera interior, reposición de tramos interiores podridos, pavimento de salida al campanario, reparación de fisuras de las fábricas de piedra, reparación de las cornisas y salientes de piedra.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...