Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La Cruz Roja denuncia que la desinformación pone en peligro a sus trabajadores en Ucrania

La institución humanitaria asegura que las falsas acusaciones contra su trabajo pueden suponer un riesgo para los voluntarios desplegados en las zonas del conflicto.

La Cruz Roja ha denunciado este martes estar siendo objeto de una campaña de desinformación masiva sobre su trabajo en Ucrania que está poniendo en peligro a su personal desplegado en el país. “Estamos asistiendo a ataques deliberados y selectivos, utilizando narrativas falsas y difundiendo esta información para desacreditarnos”, ha explicado Ewan Watson, portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

La organización humanitaria lleva varias semanas trabajando en en las ciudades ucranianas bajo el asedio del ejército ruso para facilitar las acusaciones. Sin embargo, por las redes sociales han empezado a circular mensajes que la acusan de haber ayudado a la evacuación forzada de ciudadanos ucranianos de Mariúpol hacia Rusia, una información que han asegurado que es “absolutamente falsa”. “Nunca apoyaríamos ninguna operación que fuera en contra de la voluntad del pueblo y de nuestros principios”, ha insistido Watson.

Además, la Cruz Roja también está siendo acusada de estar estableciendo una oficina en Rostov, al sur de Rusia, para “filtrar a los ucranianos”. Aunque la organización trabaja en la abertura de esa oficina, ha subrayado que esto forma parte de un esfuerzo regional para responder a una crisis humanitaria masiva.

Desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania, el 24 de febrero, ha habido “un enorme flujo de desinformación que percibimos como deliberado, dirigido y orquestado a través de las redes sociales (…) y que a veces aparece en los principales medios de comunicación”, dijo. “Esto tiene el potencial de causar un daño real a nuestros equipos (…) sobre el terreno y a las personas a las que servimos.

Hay que respetar la neutralidad

Otra de las acusaciones vertidas contra Cruz Roja es que no están siendo neutrales en su comunicación con ambas partes del conflicto. Watson ha insistido en que su organización neutral trataba de cumplir su misión de apoyar y ayudar a las víctimas del conflicto dondequiera que estuvieran. “Nuestra neutralidad y nuestra acción humanitaria imparcial deben ser respetadas”, ha dicho. En particular, la organización ha presentado propuestas detalladas para organizar las evacuaciones de Mariúpol, donde permanecen atrapadas unas 160.000 personas.

“La crisis humanitaria en Ucrania está empeorando”, ha explicado Watson. “El nivel de muerte, sufrimiento y perturbación que estamos viendo infligido a los civiles es aborrecible e inaceptable. El tiempo se agota para los civiles de Mariúpol y otras zonas de primera línea que llevan semanas sin asistencia humanitaria”. Tanto Rusia como Ucrania deben informar al CICR de todos los prisioneros de guerra tomados en el conflicto y permitir que el personal humanitario los visite. “Esperamos que las partes respeten sus obligaciones en virtud de los Convenios de Ginebra sin más demora”, ha remarcado.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share