La Chunta Aragonesista pedira la retirada de símbología religiosa en el Ayuntamiento de Zaragoza

También pedirá la modificación del Reglamento de Protocolo

Otra de las mociones que defenderá CHA en el pleno aborda la laicidad para que se retiren las referencias religiosas en los espacios y actos municipales, como la presencia del "precioso" Crucifijo en el Salón de Plenos "de la inmortal ciudad" cuando hay sesión.

Además, reclamará que el equipo de gobierno presente una modificación del reglamento de Protocolo, Ceremonial, Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Zaragoza para asegurar la "total separación entre el poder político y religioso y la neutralidad y aconfesionalidad de los poderes políticos".

Martín ha abogado por "avanzar en la aconfesionalidad con respeto a los que no creen y a los que creen en lo que creen" y ha destacado la necesidad de "salir de la anomalía histórica que no se repite en ninguna institución".

Al respecto ha apuntado irónico que "a nadie se le ocurre poner un Crucifijo al lado de Biel en la Mesa de las Cortes de Aragón, o al lado de Beamonte o de Posadas", en referencia al presidente de la Diputación de Zaragoza y del Congreso de los Diputados, respectivamente.

Seguidamente, ha relatado "cómo es posible que en un pleno un funcionario y en procesión consigo mismo lleva de las dependencias municipales de uso privado –el despacho del alcalde– un Crucifijo al espacio público del Salón de Pleno".

A su parecer, Zaragoza "tiene que dar ejemplo de normalidad institucional y plantear un debate sin estridencias y en el que la ciudadanía opine porque el Ayuntamiento es un lugar de todos".

Respecto al cuadro mural del fondo del Salón de Plenos que también recoge una escena religiosa ha matizado que "aunque tenga una crucecita en una esquina no pasa nada porque no estamos para estos gastos" en respuesta a si habría que quitarlo.

Juan Martín, Chunta en el Ayuntamiento de Zaragoza

Archivos de imagen relacionados

  • Juan Martin Chunta Zaragoza
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...