La cercanía de la Iglesia al poder económico «quizá explique» su «retraimiento» ante la corrupción

Díaz Ferrán, Arturo Fernández o Miguel Villar Mir formaron parte de la comitiva que acompañó a Rouco a la Santa Sede para financiar la JMJ

El Foro Curas de Madrid es una plataforma progresista dentro de la Iglesia integrada por más de un centenar de sacerdotes de esta región. Defensores de recuperar las posturas tradicionales de la Iglesia de compromiso con lo social, se están mostrando muy críticas con el papel de la jerarquía católica española frente a la crisis y algunas de sus caras más dramáticas, como los desahucios.

Agudización de la crisis frente a más escándalos de corrupción
El colectivo ha difundido esta semana una declaración que denuncia que la situación de la “gente de clase media y baja, es cada vez más angustiosa y desesperante” mientras que “salen a la luz un día tras otro casos de corrupción política y económica a gran escala”. Advierten de que los casos de corrupción están “protagonizados con frecuencia por algunos de los que generaron la crisis o de los que se la están haciendo pagar a los más desfavorecidos de la sociedad, especuladores financieros, empresarios, gestores de lo público o banqueros, unidos por un mismo afán, el de ganar cuanto más dinero mejor pagando al Estado en impuestos lo menos posible”.

Los más ricos salen indemnes
La declaración insiste en que se imponen unas recetas de austeridad que “apenas afectan al restringido grupo de los más pudientes de la sociedad” sino que “recaen sobre el resto los ciudadanos, que constituyen la inmensa mayoría de la población”. Al tiempo, crecen los escándalos de corrupción: “compra y venta de favores políticos que, al margen de la ley, generan y proporcionan millones de euros de ganancias; gigantescas evasiones de impuestos; dilapidación de dinero público para costear gastos o caprichos privados o superfluos; sueldos, bonos y pensiones descomunales pagados a dueños o directivos de empresas, cajas de ahorro o bancos que por su descabellada gestión de créditos y de inversiones los han llevado a la quiebra y en auxilio de las cuales ha salido el Estado, aún a costa de incrementar enormemente la deuda pública y de quedarse sin fondos con los que mantener el grado de bienestar social”.

Echan en falta una “inequívoca condena” de la jerarquía
Ante este situación, el Foro Curas de Madrid apunta que “echamos en falta que la Jerarquía católica española realice gestos y pronuncie con claridad y constancia palabras que transmitan solidaridad y consuelo a las víctimas de tanto dolor y que contengan, a su vez, una dura e inequívoca crítica y condena hacia quienes, con nombres y apellidos o logos comerciales bien conocidos, lo están ocasionando”. “Su casi total y generalizado silencio de ahora contrasta con la locuacidad condenatoria de la que nuestros obispos han hecho gala en otras ocasiones en las que no era contra los poderosos sino contra gente cansada y agobiada contra quienes, incomprensiblemente, en vez de palabras de alivio, dirigían duras y generalizadas críticas”, advierten.

Amistades peligrosas
Y lanzan la siguiente reflexión sobre las reticencias episcopales a abordar la corrupción: “Recordamos la fotografía que en la página tres de su edición del 11 de julio de 2010 publicó L’Osservatore Romano, edición en lengua española. En ella, tras Benedicto XVI y Don Antonio María Rouco Varela, se ve a los componentes de una delegación de promotores de la Jornada Mundial de Juventud, empresarios y banqueros la mayor parte de ellos, miembros de la Fundación civil “Madrid vivo”, dispuestos, según dijo al Papa el Cardenal de Madrid, a ‘ofrecer los recursos humanos y materiales precisos para que sea todo un éxito (…)’”. Advierten de que “dos años y medio después de que se celebrara la audiencia pontificia en que fue tomada varias de las personas que aparecen en ella están imputadas en procesos judiciales en los que ha de dilucidarse si, como algunos indicios sugieren, están involucradas en la comisión de algunos de los delitos contra la Hacienda pública o contra la caja de la Seguridad social a los que nos hemos referido anteriormente”.

“Quizá ello explica el retraimiento de los jerarcas a la hora de condenar públicamente estos desmanes. Tras haber buscado y obtenido el apoyo económico de los poderosos para dar brillantez a la JMJ de agosto de 2011, carecen de la libertad necesaria para alzar su voz contra los delitos que un buen número de ellos han venido cometiendo desde hace varios años”, apunta el Foro.

Rouco en El Vaticano con Díaz Ferrán, Fernández o Villar Mir
¿Quiénes formaban parte de esa comitiva? Pues entre otros, Gerardo Díaz Ferrán y Arturo Fernández, que han tenido que salir de la CEOE por la puerta de atrás por sus problemas económicos y con la Justicia –el primero juzgado por quiebra fraudulenta de sus empresas y el segundo imputado en el caso Bankia y cuestionado por presuntos pagos en negro a sus empleados-. Mientras, Villar-Mir, presidente de la constructora OHL, aparece en la supuesta contabilidad de Luis Bárcenas que publicó El País, como donante de 100.00 euros al PP el 19 de octubre de 2004. Apenas cuatro días antes el Ayuntamiento de Madrid, gobernado por el PP, había adjudicado a OHL la construcción de una nueva salida a la M-30, un contrato de 25 millones de euros.

El Papa junto al cardenal Antonio María Rouco Varela durante la JMJ celebrada en Madrid

Archivos de imagen relacionados

  • Ratzinger y Rouco
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...