La caridad cristiana del obispo de Getafe: desahucia a una pareja de lesbianas y a sus tres hijos

Una vez más la iglesia ha dado muestras de una ‘caridad cristiana’ sui generis. En esta ocasión ha ocurrido en Getafe donde el obispado de esta localidad trata de desahuciar a una pareja de mujeres lesbianas de la casa en la que residen. Se da la circunstancia de que Laura y Aroa, con tres menores a su cargo, se vieron obligadas a dejar su piso en 2014, vivienda incluida en el pack vendido por Bankia a un fondo de inversión.Esta situación, después de varios días viviendo en un parque, les llevó a ocupar una casa en Móstoles, propiedad de la Diócesis de Getafe. La misma la tendrán que abandonar si nada lo impide la próxima semana. Este viernes recibieron el apoyo de vecinos y ciudadanos aglutinados a través de la plataforma Stop Desahucios en una concentración celebrada bajo el lema#LaurayAroaSeQuedan.

Se les ofreció una vivienda…

Lo curioso del asunto es que, si bien en un primer momento desde la Diócesis se les ofreció otra vivienda si desalojaban la que ocupan actualmente, al enterarse sus responsables de que se trataba de una pareja de lesbianas, la actitud hacia ellas cambió.Así lo confirmó una de las afectadas al blog Getafe Vecinal. Dice, entre otras cosas, que «cuando los sacerdotes descubrieron que Laura y Aroa no eran hermanas denunciaron por ocupación a la familia», cayéndose la alternativa inicial de otro piso en la misma ciudad del sur de Madrid.

Su historia, tal y como relata Laura, comenzó a finales de julio cuando «dejamos voluntariamente la anterior viviendo en la que estábamos viviendo debido a que no estaba en condiciones para ser habitable con tres menores», a lo que se añadía «el acoso que sufríamos por parte de la agencia inmobiliaria».Ese fue el paso previo, tras su estancia de unos días en la calle, para ocupar la mencionada vivienda propiedad de la Diócesis de Getafe. Revela este digital que al poco tiempo se presentaron en la vivienda varias personas que corroborar la situación de necesidad de las mujeres y los menores, no dudaron en ofrecerles una posibilidad de vivienda en un piso ubicado también en Móstoles.

… Hasta que descubrieron que son pareja

El problema, después de las buenas palabras y la opción de una vivienda, surge cuando descubren que son una pareja de lesbianas. «En un principio, me preguntaron si los menores eran mis sobrinos, ya que creo que se pensaban que Aroa y yo éramos hermanas», de ahí que la realidad provocó un cambio en los representantes eclesiásticos quienes, a partir de ese momento, empezaron a movilizarse desde un punto de vista legal para desahuciar a las jóvenes y a los tres niños.La familia ha recibido ya la citación judicial en lo que parece un nuevo caso de homofobia por parte de un representante de la iglesia. Si nada lo remedia, el próximo día 19, día previsto para el desahucio, estas mujeres y sus tres hijos volverán a la calle.  Llueve sobre mojado puesto que el actual máximo responsable de la Diócesis de Getafe, el obispo Joaquín María López, ya ha dado muestras de sus tendencias homófobas en otras ocasiones. La última en agosto de este año cuando junto a su colega de Alcalá, Reig Pla, se mostraron contrarios a la aplicación de la ley madrileña antihomofobia porque, según sus argumentos, está “en contradicción con la moral natural y pretende anular la enseñanza pública de la Biblia”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...