La Asociación Laica de Rivas Vaciamadrid también apoya a Héctor y su lucha por la retirada de simbología religiosa de su instituto

DECLARACIÓN DE LA ASOCIACIÓN LAICA DE RIVAS VACIAMADRID

En relación con los hechos acaecidos en el IES San Roque de Dos Torres (Córdoba), por los que el alumno Héctor Sánchez (con el apoyo de sus padres) lleva tres años reclamando la retirada de símbolos religiosos en dicho centro, a pesar de que la propia Junta de Andalucía exigió en 2008 la retirada “inmediata” de todo símbolo que pudiera vulnerar la libertad de conciencia de cualquier persona que  perteneciera a la comunidad educativa, y a pesar también de que el propio Defensor del Pueblo ha dado instrucciones a la dirección del Instituto para que anule el acuerdo del Consejo  Escolar favorable a la presencia de dichos símbolos, la Asociación Laica de Rivas Vaciamadrid,

DECLARA

1.- Su apoyo incondicional a Héctor Sánchez, como otras tantas instituciones nacionales e internacionales, en su lucha por retirar todo símbolo religioso de su centro educativo.

2.- Que todo menor de edad, como individuo en proceso de formación de su personalidad, es sujeto del derecho fundamental a su libertad de conciencia y por lo tanto exige la formación de su conciencia en libertad y para la libertad, como condición indispensable para el libre desarrollo de su personalidad.

3.- La presencia de símbolos religiosos en la escuela pública (y en toda escuela) vulnera el derecho constitucional de libertad de conciencia e implica una práctica de adoctrinamiento confesional.

4.- El ámbito público, y en consecuencia la escuela pública, debe responder al mandato constitucional de aconfesionalidad. Si la laicidad de las instituciones públicas debe siempre respetarse escrupulosamente, en el caso de centros educativos en el que se forman menores de edad y en el que confluye una variedad de creencias y convicciones diferentes, debe extremarse el respeto al pluralismo ideológico y a las diferentes creencias, creando espacios de convivencia y (en) libertad.

5.- La presencia de símbolos religiosos en los centros educativos públicos atenta contra los principios de separación Iglesia-Estado y de neutralidad estatal, en la medida en que dicha presencia implica preferencia estatal por una confesión o creencia (en este caso, la católica), identificación del centro y de su actividad docente con dichos símbolos y confunde los fines públicos con los religiosos (privados). Todo ello atenta, obviamente, contra la libre formación de la conciencia de l@s alumn@s.

6.- Todas las actuaciones públicas en los centros escolares deben tener como norte el interés superior del menor y el pleno y libre desarrollo de su conciencia y, por ende, de su personalidad. Ello requiere un modelo y contexto educativos que forme en principios y valores democráticos y en los derechos fundamentales y que fomente el espíritu crítico. Por ello debe erradicarse toda actitud proselitista o de carácter adoctrinador. Y nada de esto será posible mientras los símbolos religiosos o la religión confesional sigan presentes en la escuela.

7.- En consecuencia, instamos a las autoridades educativas de la Junta de Andalucía a que cumpla con su responsabilidad política, así como con sus propias resoluciones en esta materia, y proceda de inmediato a la retirada de los símbolos religiosos de este Instituto, así como de todos los centros escolares andaluces.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...