Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La asignatura de Historia de las Religiones nace sin respaldo

La materia, optativa pero evaluable, se impartirá en primero y tercero de la ESO a partir de septiembre. Padres y profesores vaticinan que Religión Católica, su principal competidora, apenas perderá alumnos.

Educación para la Ciudadanía no es la única asignatura que debutará en la ESO en septiembre. Historia y Cultura de las Religiones, alternativa a la asignatura de Religión Católica, también comenzará a ofertarse para los alumnos de primero y tercero de ESO. La materia –que es optativa pero que computa para promocionar de curso, aunque no para acceder a becas– será impartida por licenciados en Filosofía, Ciencias Sociales, Geografía e Historia.

Parece, de entrada, la solución ideal para aquellos estudiantes de familias poco o nada religiosas pero cuyos padres valoran, pese a todo, la importancia de que en la base cultural de sus hijos no falten, por ejemplo, amplios conocimientos sobre el cristianismo. Es la asignatura incógnita. ¿Se hará un hueco?

De momento, solo las editoriales Anaya y Edebé han impreso manuales de la nueva disciplina, que tiene un precedente en Hecho Religioso, la materia aprobada por el Gobierno de Aznar en el 2002. La principal diferencia es que ahora se han rebajado las pinceladas de adoctrinamiento religioso que tenía aquella materia, que era obligatoria para los estudiantes que no se matricularan en Religión. Otras grandes editoriales, como SM o Santillana, no han elaborado de momento textos ante la incertidumbre de la demanda.

Según datos del Ministerio de Educación, solo el 47,82% de los alumnos de ESO cursó Religión Católica el curso pasado en España. En Catalunya, el porcentaje fue menor: apenas el 40,5%. Otras religiones (islámica, hebrea, evangélica) sumaron el 0,4%. Podría parecer, pues, que Historia de las Religiones tiene mercado. Pero todo está en su contra.

CONTENIDOS REPETIDOS
Lola Abelló, presidenta de la confederación laica de padres Ceapa, ha anunciado que no recomendarán cursar esta materia porque sus contenidos ya aparecen en otras áreas, como la Historia o la Filosofía, o cuando se estudia arte o cultura. A su juicio, la enseñanza de todo tipo de religión debe salir de la escuela. "Defendemos que se escoja la tercera alternativa, la que se conoce como atención educativa especie de cajón de sastre donde caben todo tipo de actividades, y que las clases de religión se programen al final de la jornada, para que quienes no las cursen puedan irse a casa. No creo que Historia de las Religiones tenga éxito", vaticina.

Tampoco le augura una gran demanda el presidente de la Federación Española de Profesores de Enseñanza de la Religión (Ferede), Luis Guridi. "No nos gusta cómo se ha planteado. Debería haberse hecho una asignatura de Historia de las Religiones para todos. En un Estado aconfesional no puede haber profesores catequistas como nos considera el ministerio", subraya.

Para Luis María Cifuentes, presidente de la Sociedad Española de Profesores de Filosofía (SEPFI), el hecho de que la alternativa sea evaluable frenará que los alumnos la elijan. "Los chicos pedirán la exención. Serán una minoría los que opten por ella en los centros públicos y en los privados harán Religión", opina.

Los contenidos de la nueva materia parecen ser lo de menos. Roberto Salmerón, presidente del Colegio de Doctores y Licenciados de Madrid, los juzga positivos y adecuados, pero discrepa que figuren dentro de la triple oferta. "En primer curso decidirán los padres y la asignatura tendrá alumnos, pero estos desaparecerán más adelante, cuando se hagan mayores y la asignatura sea más interesante", opina.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Total
0
Share