Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La archidiócesis de Madrid recibe en un año 10 denuncias de abusos sexuales contra clérigos, cinco de ellas de menores

El arzobispado madrileño, uno de los pocos que hace públicos sus datos, quiere “derribar mitos como que los casos son pocos o que la víctima se lo ha inventado”.

La archidiócesis de Madrid ha hecho públicos este lunes los datos anuales de Repara, su oficina de atención a víctimas de abusos sexuales, que en 2021 contabiliza 10 denuncias contra miembros de la Iglesia, la mitad de ellos de menores. Todos ellos son casos inéditos que está investigando junto con los ocho revelados por EL PAÍS en el informe entregado el pasado mes de diciembre al Papa y a la Conferencia Episcopal Española (CEE). “En estos momentos se está contrastando la información existente, se está investigando cada situación conforme a los protocolos establecidos y, llegado el momento, se incorporarán a las cifras facilitadas”, explica un comunicado sobre el dosier de este diario.

El arzobispado madrileño es una de las excepciones en la política general de opacidad de las diócesis españolas: apuesta por la total transparencia y sigue una línea diferente a la CEE, pues su intención es que todos los casos salgan a la luz y conocer la verdad sobre el problema. Pretenden, según portavoces de Repara, derribar los “mitos” que se han levantado alrededor de la pederastia en la Iglesia, como “que los casos cometidos por clérigos son pocos, que son episodios que buscan dañar a la Iglesia o que la víctima se lo ha inventado”.

La contabilidad de este periódico de casos de abusos en la Iglesia, la única existente en España ante la ausencia de datos oficiales o de las instituciones eclesiásticas, suma ya más de 1.300 víctimas en más de 600 casos. El cardenal Carlos Osoro, al frente de la diócesis, abrió el servicio Repara con la intención de atender a los afectados por agresiones sexuales, tanto dentro como fuera de la Iglesia. De hecho sus oficinas están ubicadas fuera de la sede del arzobispado y no tienen ningún símbolo religioso. Ha recibido otras 39 denuncias de personas que acusan de abusos a un familiar u otro particular. Ocho de ellas afectan a menores en la actualidad. A esto se le suman otros 23 casos de violencia física, maltrato o abuso de autoridad por parte de clérigos sobre otros miembros de la Iglesia. En total, suman 72 víctimas directas de episodios de las últimas décadas (11 hombres y 61 mujeres).

Los casos de abusos sexuales que atañen directamente a la archidiócesis de Madrid son de dos sacerdotes acusados de agredir a dos adultos. Un tercer cura acusado de pederastia pertenece a otro episcopado, aunque Repara no ha especificado a cuál. Los casos restantes señalan a siete religiosos, cuyas investigaciones deberían afrontar sus órdenes respectivas, pero que este servicio atiende en cualquier caso: cuatro abusaron de menores y tres de personas adultas. Repara tampoco ha informado de a qué orden pertenecen. Tras recibir las denuncias, la oficina ha informado a las entidades competentes para que actuen conforme a las normas eclesiásticas.

Más de 700 sesiones gratuitas de atención psicológica

La archidiócesis de Madrid es una de las pocas que hace público el número de casos de abusos que conoce, una práctica que comenzó en 2020 con su primer informe anual. Por su parte, la CEE siempre ha negado saber cuántos casos hay en España y rechaza crear una comisión independiente para revisar su pasado. Del mismo modo, reprochó una supuesta falta de rigor al informe de este periódico y luego se ha desmarcado de la gran investigación abierta, así como de coordinar la escucha de los más de 250 denunciantes del dosier, que deben dirigirse a 70 entidades distintas, entre diócesis y órdenes religiosas, cada una con criterios y voluntad de transparencia muy variables.

Madrid es una de las únicas nueve diócesis, de las 31 involucradas, que ha pedido a EL PAÍS el contacto con los denunciantes de abusos del informe para ponerse a su disposición. La oficina de Repara considera “esencial” una reparación para que los afectados se recuperen. Insiste en que “sus puertas están abiertas a cualquier víctima”, a través del correo atencionrepara@archimadrid.es o del teléfono 618304666. Repara especifica que ha atendido psicológicamente a los 72 afectados y a 31 familiares. “A todas estas personas se les ofrecieron más de 700 sesiones gratuitas de atención psicológica y escucha, frente a las 400 de 2020. A la terapia individual, además, se le unieron los grupos de ayuda mutua. Y también creció la demanda de asesoramiento canónico y jurídico”, señala. La oficina también acompañó terapéuticamente a cinco agresores. También ha puesto en marcha cursos de formación sobre prevención de abusos en el ámbito pastoral y educativo para cerca de 600 sacerdotes y 200 seglares.

Total
20
Shares
Artículos relacionados
Total
20
Share