La Alianza Evangélica opina ante el borrador de la Ley de Libertad Religiosa

La Alianza Evangélica Española ha emitido un comunicado en el que responde al borrador de la Ley de Libertad Religiosa que filtró el diario El País la pasada semana. La Alianza analiza en cuatro puntos los contenidos propuestos en la nueva Ley, que probablemente será llevada al Congreso a finales de este año.

Para explicar la respuesta, Jaume Llenas, secretario general de la AEE, ha concedido una entrevista a emision.net. El abogado explica que el borrador presenta algunos aspectos «positivos», pero también otros que han sido poco precisados, como al respecto de la objeción de conciencia, o simplemente no se encuentran en el borrador, en referencia a la financiación de las confesiones religiosas.

Llenas explicó que la nueva Ley tiene una gran importancia porque «se trata de un derecho fundamental» bajo el que e sustentan otros derechos. La perspectiva de la Alianza es que los derechos fundamentales deben ser regulados «lo menos posible, para que se puedan ejercer de cualquier manera». Llenas explicó que la función del Gobierno es «garantizar que se ejerce. Que se haga una ley, debe ser lo menos limitativa posible».

El secretario general de la Alianza piensa que no se debe partir del concepto de que «lo religioso es peligroso: la religión no es peligrosa, es una manifestación buena para el ser humano y debe regularse poco». Pero ya que se regula, «debe hacerse bien y en favor de todos los españoles, tanto los que creen como lo que no creen».

REGULACIÓN DE ACTOS Y ESPACIOS PÚBLICOS
La Alianza considera positivos los avances en la regulación de los funerales de Estado, que dejarán de ser monoconfesionales, y las modificaciones en cuanto a los honores del Ejército. También expresa su satisfacción ante la regulación del espacio público, en el que no se permitirán los símbolos religiosos. «Nada debe quedar monopolizado por los símbolos de una opción», explicó Llenas. «La escuela debe ser un espacio laico, no confesional», donde «la fe no se debe imponer a nadie más».

Pero hay elementos que la Alianza considera que deben seguir perfeccionándose. Entre ellos, la regulación de la objeción de conciencia. Llenas explicó que la objeción de conciencia no debería regularse en una ley de Libertad religiosa, ya que es un aspecto «algo más amplio que la opción religiosa». Además considera que la objeción debe contemplarse «como algo más amplio» y que no limite a los ciudadanos sólo a los aspectos que el Gobierno decida.

Otro aspecto que la Alianza critica es la prohibición del burka. Llenas explicó que «no es una cuestión religiosa, sino de seguridad ya que no se puede entrar en los espacios municipales con la cara cubierta», algo que debería regularse «en una ley que proceda del ministerio del Interior».

FINANCIACIÓN: EL PUNTO MÁS CALIENTE
En su comunicado, la Alianza le da gran importancia a la ausencia de modificaciones en la financiación de las confesiones religiosas. Jaume Llenas agrega que «el Estado no debe convertirse en recaudador de impuestos para una confesión religiosa o grupo ideológico concreto, sino que debe recaudar para sus fines propios». Es por eso que optan porque «las confesiones se financien a sí mismas», aunque sí están de acuerdo en que reciban subvenciones «cuando realizan una labor en favor de la sociedad y en plano de igualdad con cualquier otra entidad privada».

En cuanto a las subvenciones, Llenas también recordó que su postura es la de «poder acudir en plano de igualdad con el resto de entidades de entidades no gubernamentales. Encerrarlo en el plano de ayudas para las entidades religiosas es lo que es desfavorable, de modo que la gente lo vea como que por ser de determinada religión recibes la ayuda».

Para solucionar este aspecto, el Gobierno debería «fomentar la autofinanciación proporcionando desgravaciones a aquellos ciudadanos que dan dinero a sus confesiones, de la misma forma que se hace con colectivos culturales». «Lo que pedimos -agrega- es que se fomente la generosidad de los donantes con sus iglesias, avalando la deducción de los donativos de los fieles a sus propias confesiones».

PENSIÓN MINISTROS DE CULTO
Por último, Llenas quiso reclamar una vez más al Gobierno que aproveche esta nueva Ley para atender a la demanda histórica de los evangélicos sobre las pensiones de los pastores y ministros de culto de la época franquista. «Es un asunto sin resolver, con personas de una elevada edad, y son uno de los colectivos no reparados de aquellos que fueron perseguidos en el franquismo», explicó el secretario de la Alianza, que considera que todavía «no han recibido una compensación justa».

MULTIMEDIA
Pueden leer aquí el Comunicado sobre la nueva Ley de Libertad religiosa hecho público por la Alianza Evangélica Española.

Y también pueden oir aquí una entrevista realizada por Esperanza Suárez a Jaume Llenas (abogado y Secretario general de la AEE) sobre la nueva Ley de Libertad Religiosa.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...