La alcaldesa (PSOE) de Ciudad Real junto a otras autoridades en la misa y procesión de la Virgen de Alarcos

Este lunes se ha puesto punto y final, hasta el próximo año, a la Romería de Alarcos con la procesión de la talla de la Virgen de Alarcos en el entorno del yacimiento que dio origen a la capital provincial. Una romería que el domingo estuvo pasada por agua, pero que este lunes el sol ha permitido que muchos ciudarreleños lleguen hasta su cerro para vislumbrar el esplendor de esta virgen, bajo su colorido arco floral.

Después de la misa, sobre las 11.40 horas, los mozos de Valverde se han lucido exhibiendo su fuerza en las “levantás” para que la Virgen mire por los vecinos de Ciudad Real, Valverde y las localidades cercanas de Alcolea y Poblete.  Entre numerosos ‘vivas’ de los vecinos y vecinas de Ciudad Real, que sienten especial devoción por esta virgen, los acordes de la banda de música que la acompañaban hacían avanzar la imagen por los alrededores de su ermita.

A la misa en honor a la Virgen de Alarcos ha acudido la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, que actualmente se encuentra de baja debido al cáncer de mama que padece. Zamora ha pedido a la virgen salud y una pronta recuperación de esta enfermedad.

A la misa también han acudido la delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en la provincia de Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo; el vicepresidente de la Diputación Provincial, Manuel Martínez López-Alcorocho; el alcalde en funciones de Ciudad Real, Nicolás Clavero, así como diversos concejales del equipo de Gobierno y de la oposición.

Tras la misa y la procesión por el entorno de la ermita, Concepción Turrillo, tomaba el testigo como hermana mayor de la Hermandad de Santa María de Alarcos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...