Jáuregui defiende la actuación de la Policía durante la marcha laica

Clamor para pedir la dimisión de la delegada del Gobierno en Madrid

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha afirmado hoy que la Policía actuó ayer "correctamente", resolviendo los "problemas" durante la marcha laica en la Puerta del Sol, donde hubo "tensión y gritos" entre los manifestantes y los peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud.

madrid. En declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Efe, Jáuregui ha dicho que el Gobierno no hizo nada mal, ya que hizo "lo que debía" al cumplir las leyes y ha defendido que se autorizara la protesta porque era "imposible" no permitirla.

Ha señalado que hoy se comprende mejor que la delegación del Gobierno en Madrid insistiera en que el itinerario de la manifestación no pasara por la Puerta del Sol.

"Había previsiones lógicas. Hay cerca de un millón de jóvenes de 190 países en Madrid. Son jóvenes, son católicos, saben lo que es la Puerta del Sol y conocen que sobre esta manifestación se había ido construendo una especie de leyenda", ha señalado el ministro de la Presidencia.

Jáuregui ha recordado que el Gobierno consideró que era mejor otro itinerario que, "desgraciadamente", los promotores de la manifestación no aceptaron.

"Lo que se vio a la postre es que en la Puerta del Sol hubo una concenración también de jóvenes peregrinos y hubo un poco de tensión. La Policía lo que hizo fue encapsular a la manifestación para que pudiera seguir transcurriendo", ha explicado.

El ministro ha agregado que aunque hubo "tensión y gritos" entre unos y otros, al final todo se diluyó y afortunadamente fueron incidentes menores.

"Luego lo que ocurrió con los pocos que quedaban por allí, bien entrada la noche, y que obligaron a una intervención policial mayor fue una cuestión colateral", ha señalado Jáuregui.

El ministro ha afirmado que el Gobierno acoge la visita del Papa, que llega este mediodía a Madrid, con "hospitalidad y con respeto" porque no se puede olvidar que se trata "del líder de una institución religiosa mundial que representa a mil millones de personas".

Preguntado por si el Gobierno espera algún reproche político del Papa en alguna de sus intervenciones, ha dicho que entiende que el mensaje de Benedicto XVI va a ser de tipo religioso internacional, sin referencias a España.

Ha recordado además que desde hace siete años el Gobierno viene haciendo una "profesión radical de un laicismo positivo" y una defensa de la separación de poderes.

Jáuregui ha insistido en que el Ejecutivo ha colaborado con la Jornada Mundial de la Juventud en lo que le corresponde, pero no ha hecho "ni una aportación directa".

DISTURBIOS Y OCHO ARRESTOS Ocho personas fueron detenidas ayer durante los disturbios producidos en la marcha laica, celebrada en Madrid, en contra del coste público que tiene la visita del papa Benedicto XVI, defendían sus organizadores. Uno de los detenidos cuenta con "numerosos" antecedentes policiales, según la misma fuente, que por ahora no ha precisado más datos sobre los arrestados, ni sobre su situación en estos momentos.

Unas cinco mil personas, según estimaciones de las autoridades, se manifestaron ayer en un recorrido circular que comenzó y terminó en la plaza Tirso de Molina, aunque pasó por la Puerta del Sol, donde se produjeron los altercados entre manifestantes y Policía.

Además, el Samur atendió a siete personas, dos de ellas policías, por heridas leves en estos disturbios. Uno de los agentes fue trasladado con un corte en una mano a un hospital, además de una mujer con una contusión en una rodilla para hacerle una radiografía. Los enfrentamientos se consumaron tras una tarde candente, ya que en todo momento se apreciaba tensión entre los manifestantes laicos y los peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud.

Los altercados se originaron cuando un grupo lanzó botes de bebida y alguna botella de cristal a los agentes antidisturbios delante de la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Entonces, la Policía Nacional cargó y desalojó la mitad de la plaza inicialmente y, posteriormente, toda la Puerta del Sol, expulsando a los manifestantes laicos hacia las calles adyacentes.

Muchos manifestantes reprocharon a los otros con gritos el lanzamiento de objetos y corearon con las manos en alto: "Éstas son nuestras armas. No a la violencia".

Algunos manifestantes recibieron golpes de la Policía que respondió con una carga al lanzamientos de botes y botellas. Para intentar que el enfrentamiento no se agravara los manifestantes levantaron las manos y volvieron a gritar: "Estas son nuestras armas. No a la violencia".

los organizadores Las asociaciones Europa Laica, ateos y librepensadores de Madrid y Redes Cristianas fueron las convocantes de la manifestación, a la que apoyaron más de un centenar de organizaciones, y que estuvo encabezada por una pancarta con el siguiente lema: De mis impuestos, al Papa cero. En su manifiesto, los firmantes rechazaron que en un Estado democrático se "mezclen" las instituciones que representan a todos los ciudadanos "con eventos que sólo conciernen a una parte", en este caso, la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), pues consideran que, "independientemente de su dimensión, es un acto que no deja de tener carácter privado". Por ello, vieron "escandaloso" que el Gobierno "contribuya con 25 millones de euros a la visita del Papa y a la celebración de un acto confesional, a la vez que concede exenciones fiscales a las grandes empresas que han comprometido otros 25 millones". "A ello hay que añadir otros muchos más que están dispuestos a aportar tanto Gobierno central como Ayuntamiento y Comunidad de Madrid sufragando otros gastos con la cesión gratuita de numerosos servicios públicos –personal funcionario, visados, transportes, fuerzas de seguridad, utilización de espacios públicos como polideportivos, colegios e institutos–", criticaron los convocantes.

No obstante, el director financiero de la JMJ, Fernando Giménez Barriocnal, aseguró que la Jornada de Madrid no costará "ni un euro" al contribuyente español al tiempo que supondrá una inyección de al menos cien millones de euros para España.

el papa llega hoy Benedicto XVI saldrá hoy del aeropuerto italiano de Ciampino a las 9.30 horas en un A320 de la compañía Alitalia, para volver el domingo a las 21.30 horas en un avión A321 de Iberia hacia Roma. Ratzinger recorrerá alrededor de 282 kilómetros en coche o en papamóvil durante su viaje a España. La mayoría de los recorridos se realizarán en coche oficial, aunque se desplazará en papamóvil un total de 71 kilómetros.

Archivos de imagen relacionados

  • Manipapa2011 NNa
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...