La procesión de la Universidad de Jaén no va por dentro. Jaén Laico denuncia la participación de la Universidad de Jaén en procesiones

Desde Jaén Laico queremos denunciar públicamente la participación de representación institucional de la Universidad de Jaén en la procesión de la hermandad de la Merced el pasado lunes. Según noticias de prensa “…El rector, Juan Gómez; los vicerrectores María Luisa del Moral y Juan Manuel Rosas, y las componentes del consejo de estudiantes Mari Paz Hurtado y Mari Carmen López participaron en la comitiva…” de dicha hermandad. Respetamos el derecho de Juan, María Luisa, Juan Manuel, Mari Paz y Mari Carmen a participar, a título personal, en dicha procesión si ese es su deseo.

Pero consideramos absolutamente fuera de lugar su participación en nombre de la Universidad de Jaén puesto que Iglesia y Universidad son ámbitos completamente separados. La primera pertenece al ámbito de lo personal; la segunda, al ámbito de lo público. Y esa última, como institución pública que es, debe respetar la libertad de pensamiento y de creencias de todos sus miembros. La comunidad universitaria de la UJA es cada vez más plural y más internacional (y presume de ello), contando con estudiantes de diversas nacionalidades y de diversos credos. Igualmente, su plantilla de profesores y personal de servicios también pertenecen a diversos credos y todos son igualmente respetables.

La Universidad representa el ámbito del conocimiento, de las artes, de las ciencias, de las humanidades… y en alguna de estas disciplinas podría tener cabida la religión como ámbito de estudio. Sin embargo, el conocimiento y la fe chocan frontalmente en cuestiones fundamentales en el ámbito de la libertad y la igualdad, como el papel de la evolución en el desarrollo de la vida o el rol de las mujeres en la sociedad. La práctica religiosa es algo que no incumbe a la Universidad, más allá del respeto a lo que hagan sus miembros a título personal. La participación académica en dicha comitiva nos retrotrae a tiempos pasados en el que la Iglesia y el Estado iban de la mano, pero la separación entre ambos se selló con la Constitución de 1978. Por muy “estudiantil” que sea dicha hermandad y sus participantes (algo que hay quien se empeña en destacar en un intento de justificar la presencia de la comitiva académica), no lo es más que la tuna o la Fiesta de la Primavera y en ellas no hemos visto representación institucional alguna. No nos equivoquemos, una procesión nunca será  cum laude, ni sobresaliente, ni honoris causa.

Desde Jaén Laico, solicitamos al Rector y su equipo de gobierno que no representen a la UJA en vano, pues esta actitud está más cercana a un abuso de poder que al respeto a sus miembros y a su función pública.

_______________________

En la imagen puede verse parte de la comitiva universitaria en la procesión.

Nota de prensa publicada en Ideal:

Nota de prensa en el Ideal

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...