Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Guárdate tus sermones

Paul Valéry, un tipo que quiso ser marino y acabó escribiendo versos inquietantes, dijo que la conciencia reina, pero no gobierna. Digo esto, porque últimamente se acusa a la izquierda de saturar de moralina sus recetas frente a la pandemia.

Recuerden la frase de la Presidenta Chivite cuando dijo aquello de: “Aunque solo sea por haber salvado una vida, ha merecido la pena cerrar la hostelería”. Esa frase está cargada de ética política frente a un tiempo inclemente. Pero tuvo una contestación demoledora por parte del sector hostelero. Oiga usted, con la ética no se come, le venían a decir.

Sánchez Cuenca escribió un librito titulado: La superioridad moral de la izquierda. Les resumo: si las ideas progresistas son éticamente más elevadas, ¿por qué no hay más gente que las apoya? Y la respuesta es: porque la ideología no tiene que ver con la posición social, sino con los valores que tengas.

Y Ayuso la ha cogido al vuelo. Porque le ha dicho a esa izquierda moral que alguien es completamente libre cuando nadie interviene en sus decisiones. Así que barra libre y otra ronda. Y cuando Ayuso dice que en Madrid “puedes pasear sin encontrarte a tu expareja”, podría haber dicho: si votas a la izquierda, Lavapiés se va a islamizar. Si nos votas a nosotros, seremos garantes de la laicidad y podrás ir de la mano con tu nueva pareja.

Ejemplos como este obligan a la izquierda a seguir tirando de ética sin rubor, sin complejos. Pero ojo. La izquierda está obligada también a discutir de economía. Y a demostrar que la igualdad no solo es mejor en términos morales, sino también económicos. De lo contrario te expones a una enmienda a la totalidad. Y pasa lo que pasa. Que la extrema derecha es ahora la que quiere cambiar el mundo de la mano de muchos excluidos del festín capitalista.

Total
7
Shares
Artículos relacionados
Total
7
Share