Granada Laica y UNI Laica-Granada denuncian el apoyo público al C.M. La Inmaculada con motivo de la inauguración del nuevo edificio

Granada Laica y UNI Laica-Granada quieren expresar, con motivo de la inauguración del nuevo edificio del C.M. La Inmaculada, su disconformidad por el apoyo y trato de favor que este Centro de la Iglesia católica recibe de organismos públicos como el Ayuntamiento de Granada y la Universidad de Granada (UGR).
 

        El control de este Centro, adscrito a la UGR, lo ejerce el Arzobispado de Granada, y la UGR se limita a darle carta blanca, sin ejercer la debida supervisión y control que exigen el convenio con la Universidad, el Reglamento de régimen interno del Centro y el decreto de la Junta de Andalucía que regula la adscripción de centros docentes a las Universidades públicas andaluzas. Esta insuficiencia de control ha supuesto que se consientan graves deficiencias de organización académica (en especial, al comienzo del curso) y laborales (la Iglesia ya ha sido condenada en alguna ocasión por despido improcedente por causas ideológicas, y ahora está pendiente de otro juicio), además de la consabida promoción eclesial, en un centro de formación de profesores, de ideas y comportamientos poco compatibles con un régimen democrático, como la homofobia.

        Todo ello se resume en que los criterios ideológicos y económicos están por encima de los académicos. Y por estas razones nos oponemos a que este Centro de Magisterio de la Iglesia, cuyos fines efectivos son el adoctrinamiento y el lucro (del que es exponente el nuevo edificio), esté adscrito a la Universidad de Granada.

        Asimismo, denunciamos que el Ayuntamiento de Granada otorgue un trato de favor a la Iglesia, propietaria del Centro, al permitir la invasión de un vial público para uso y disfrute privado, con el perjuicio causado a la ciudadanía en general (que tiene derecho al uso de ese vial) y, de modo muy particular, a los vecinos directamente afectados.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...