Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
El presidente de la Conferencia Episcopal francesa, Eric de Moulins Beaufort, durante su rueda de prensa / CHARLY TRIBALLEAU

[Francia] La Conferencia Episcopal francesa acusa a once ex obispos y un cardenal de abusos sexuales

Entre ellos está el ex obispo de Burdeos, Jean Pierre Ricard, quien ha confesado ser el agresor, hace 35 años, de una menor durante su etapa al frente de la Iglesia. Nombrado cardenal por el papa Francisco en el 2016, confesó también haber cometido un acto “reprobable” contra una niña de 14 años

Once obispos o antiguos obispos franceses están siendo objeto de procedimientos ante la Justicia o ante las instancias canónicas por abusos sexuales, según ha señalado la Conferencia Episcopal, que este lunes puso en marcha nueve grupos de trabajo para abordar ese problema.

Los hechos los relataba el presidente de la Conferencia Episcopal francesa, Eric de Moulins Beaufort, en una conferencia de prensa, y anunciaba que todos los acusados se enfrentarán a procesos disciplinarios dentro de la iglesia, o a enjuiciamientos eclesiásticos.

Uno de ellos es el antiguo obispo de Burdeos Jean-Pierre Ricard, que ha reconocido una actitud “reprensible” con una menor de 14 años hace 35 años. Otro es Michel Santier, antiguo responsable de la diócesis de Créteil, a las afueras de París, al que el Vaticano impuso medidas disciplinarias en octubre del pasado año por unos hechos sucedidos en la década de 1990 con dos jóvenes mayores de edad cuando era cura.

A Santier se le reprochaba haber abusado de su autoridad espiritual con fines sexuales, con el agravante de que esos abusos se hicieron aprovechándose del sacramento de la confesión.

Los obispos galos se reúnen en su conferencia de otoño en el monasterio de Lourdes, y allí planean discutir formas de mejorar su comunicación y ser más transparentes en lo relativo a las acusaciones históricas de delitos sexuales contra el clero.

La iglesia francesa publicó el pasado año los hallazgos de una investigación interna que confirmó abusos generalizados a menores por parte de sacerdotes, diáconos y miembros de la Iglesia desde los años 50. Ese informe reveló que 216.000 menores habrían sufrido abusos por parte del clero en más de siete décadas. Esa cifra subió a 330.000 cuando se incluyeron las denuncias contra miembros laicos de la iglesia, los maestros de las escuelas católicas.

Esa comisión investigadora elaboró un informe donde se denunciaba el carácter sistémico de los esfuerzos para proteger al clero de los intentos de enjuiciamiento, instando a la iglesia a que pagara al menos una indemnización a las víctimas.

Tras el informe de esa comisión, Ricard se retiró como obispo de Burdeos hace tres años, pero sigue siendo cardenal, un cargo que se suele ocupar de por vida.

Total
42
Shares
Artículos relacionados
Total
42
Share