Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

[Francia] Dos años después de la muerte de Samuel Paty, el tema de la laicidad y las religiones menos fácil de abordar

A dos años del asesinato de Samuel Paty, docentes y alumnos se preparan para honrar la memoria del profesor decapitado el 16 de octubre de 2020 por un joven radicalizado, quien lo acusó de haber mostrado caricaturas de Mahoma a sus alumnos. Esta tragedia marcó profundamente a la comunidad docente y dejó su huella.

“Aún hoy, es algo muy fuerte”, declara a BFMTV.com Frédéric Marchand, secretario general del sindicato de Educación UNSA, “es un momento importante, que marcó fuertemente” a los docentes.

“No fue fácil vivir con él, todos nos identificamos con Samuel Paty”, dijo Guislaine David, cosecretaria general del sindicato de escuelas primarias SNUipp-FSU.

Era “inimaginable tal barbarie y sin embargo sucedió”

Y si “no es necesariamente un tema que surja a menudo en las conversaciones”, el asesinato de Samuel Paty permanece en la mente del profesorado, explica Jean-Rémi Girard, presidente de la SNALC (Unión Nacional de Escuelas Secundarias y Universidades). , especialmente “cuando abordamos el tema de la laicidad o las religiones”.

El asesinato de Samuel Paty estableció toda una nueva escala de violencia que los docentes podían experimentar. “Siempre ha existido la posibilidad de que la gente esté resentida con los profesores”, recuerda Guislaine David, pero “seguía siendo inimaginable tal barbarie. Y, sin embargo, sucedió”.

Esta semana se abrió una investigación por las amenazas de muerte contra un profesor de historia y geografía de un instituto de Essonne a quien una carta anónima prometía correr la misma suerte que Samuel Paty. Hoy, existe la idea de que “se puede llegar tan lejos”, abunda Jean-Rémi Girard, y “cuando nos acercamos a un tema potencial de tensión o cuando tenemos una relación conflictiva con un estudiante, podemos pensar en eso”, dice. explica.

“En temas religiosos, cada maestro que entra en conflicto puede pensar: ‘Puedo ser el próximo Samuel Paty’”, dijo a BFMTV.com Didier Georges, director de una universidad en el distrito 11 de París y miembro del ejecutivo nacional. del sindicato SNPDEN,

Según los testimonios recogidos, los docentes no llevan dos años yendo a su establecimiento con el miedo en el estómago, no es un miedo cotidiano, sino una inquietud latente que puede resurgir en momentos de tensión.

El tema de la laicidad y las religiones menos fácil de abordar

Para evitar este miedo, algunos profesores prefieren evitar discutir temas sujetos a debate con sus alumnos. “Sí, creo que hay gente que duda” en acercarse al laicismo oa las religiones, explica Frédéric Marchand, quien subraya que es difícil saber a cuántas personas puede afectar esto.

En diciembre de 2020, solo dos meses después del magnicidio, el 42% de los docentes declaró que se autocensuraba dentro de sus establecimientos y en su labor docente para evitar posibles incidentes.

Didier Georges dice que ya ha escuchado a los profesores decir que no quieren hablar de temas como el laicismo o las religiones con sus alumnos. Explican “que no se sienten preparados para liderar este tipo de debates, que no tienen los conocimientos ni el apoyo necesario” porque esa no es la materia que imparten.

Pero “una vez escuché a un maestro decir que no quería arriesgarse a ningún conflicto porque tenía miedo de que le pasara algo”.

El rector destaca, sin embargo, que estos casos de autocensura afectan a una pequeña parte de los docentes que él sabe y que la gran mayoría “siguen lidiando con la laicidad”. “No lo pienso, pero sí, hay compañeros que están en una especie de miedo”.

Hay que ser “capaz de explicar, de responder a los alumnos”

Este caso ha cambiado en todo caso la percepción del peligro del profesorado y su voluntad de protegerse. “Cada vez son más los compañeros que presentan una denuncia, presentan un pasamanos y piden protección funcional cuando se ven amenazados”, algo que quizás no hubieran hecho hace dos años, dice Guislaine David.

Jean-Rémi Girard también señala que “los colegas obtienen protección funcional más fácilmente que en el pasado”, y son “más apoyados en estos temas por la institución”, incluso si esto difiere de un establecimiento a otro. La protección funcional ofrece a quienes la obtienen asistencia jurídica de su administración, con, por ejemplo, el pago de las costas judiciales.

El gobierno ha lanzado un plan de Laicidad en 2021, con el fin de capacitar al personal de Educación Nacional en los principios de la laicidad. De hecho, deben “poder explicar, responder a los estudiantes”, asegura Frédéric Marchand, quien también llama a “dar vida al tema de manera concreta con proyectos, no es suficiente establecer el marco republicano”. También subraya la importancia de sacar a la luz hechos de ataques al laicismo.

El ministro de Educación, Pap Ndiaye, dijo el jueves que los comentarios del campo sobre los ataques al secularismo confirmaron “un aumento en los informes” desde el comienzo del año escolar por “usar ropa o accesorios de naturaleza religiosa”. Sin embargo, “los informes por negarse a participar en una actividad o desafiar la enseñanza son más bajos, en torno al 7% cada uno”, dijo el ministro, frente a más del 10% de abril a julio de 2022.

Total
20
Shares
Artículos relacionados
Total
20
Share