Financiación pública de JMJ 2011

¿Recordáis a nuestra amiga de ayer, mi confidente escolar “Cristina” (un seudónimo atribuido en honor a la excepcional escritora lesbiana y amiga Cristina Peri Rossi para proteger la verdadera identidad de esta estudiante lesbiana de 14 años en un colegio católico)? Pues resulta que en su iluminado deseo de compartir con alguien su angustia y aislamiento en un colegio católico siendo lesbiana, me envió un segundo correo que fue tan revelador o más que el primero.

Shangay, hoy vino una tonta de esas gordas de la Iglesia a darnos esa mierda de las JMJ 2011. Bueno yo al final no pude resistirme y le pregunté: ¿Con qué dinero se financia? ¿No sería mejor, vamos, darlo a países pobres? (No siempre se puede ayudar me dijo la muy…) Me dijo: con dinero privado. Buh. Y después me tocaba clase con el de inglés y empezó a decirme que lo de las JMJ era igual que lo del Orgullo Gay, huuguduhsdfa. OO.
Bueno pues ahora buscando por internet me doy cuenta de que la Iglesia recibe 6.000 millones al año y el Maldito Papa de gastara sus muchos millones. Qué pena no haberlo sabido antes. Esos me devoraron los sesos, lo noté. Pero me quedé a gusto.

En un principio no supe qué era la JMJ 2011. Algo que yo no conocía, así que gugleé el término y cuál no fue mi sorpresa al enterarme de que lo que yo creía alguna asignatura rara llamada JMJ es en realidad ¡la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011! Sí, sí, los tiburones eclesiásticos están preparando otro de esos actos propagandísticos, homófobos y maniqueos organizados a pachas entre el PP (de Madrid Espe-cialmente) y una Iglesia Católica desesperada por engordar sus flacas filas con más fanáticos engañados (la alucinación a la mayoría cada vez le dura menos) y extras a la fuerza. Y en esta ocasión se traen al ganador de Operación Vaticano a dar un recital en España. Sí, señoras atónitas ante la osadía del frente cristofascista, viene el mismo Papa a arengar a los jóvenes católicos (la palabra es lavar el cerebro en realidad, pero arengar queda más bonito). ¡Yo reclamo poder ir a cantarle mi Himno cristofascista “Gracias Benedicto”!

Volviendo a la seriedad del tema, que es mucha, me escandaliza que la Iglesia acose de esa manera a los jóvenes a los que dice estar formando y les utilice como vulgar ganado para justificar su escandalosos beneficios pagados por el Estado (las leyes que el PSOE nunca quiso aprobar, ni siquiera tocar fueron las que cuestionaban ese ridículo Concordato que nos desangra para darle dinero a la Empresa de las Supersticiones y Miedo Yu Yu, S.A.). Pero que un curita amargado se dedique a desinformar a los estudiantes comparando la JMJ 2011 con el Orgullo Gay me hierve la sangre. No, señor mentiroso, manipulador y con cero respeto por la sedienta mente de la juventud a la que dices formar (en inglés), el orgullo Gay no sólo no recibe ayuda alguna del Estado o la Comunidad de Madrid sino que el PP de Madrid, vía Gallardón y Espe(rancia) Aguirre, lleva años intentando aniquilarlo. Pero no pueden porque necesitan urgentemente los escandalosamente lucrativos beneficios que esa orgía consumista en la que se ha convertido el Orgullo generan. El señor Gallardón sumió el ayuntamiento en una bancarrota con su megalómana Candidatura olímpica y la señora Aguirre tres cuartas partes de lo mismo en la Comunidad para financiar la privatización de todo lo que pille (La deuda de la Comunidad de Madrid alcanzaba ya los 14.855 millones de euros en noviembre de 2010).

Luego dirán los cretinos católicos que por qué les odiamos, si ellos no hacen nada contra nosotros. No, sólo aprovecháis la más mínima oportunidad para atacarnos, intentar destruir nuestra más mínima seña de identidad, acomplejarnos, perseguirnos… hasta en los colegios, bueno, especialmente en los colegios, empezáis a sembrar vuestro odio por algo que no hace daño a nadie. Que, muy al contrario, ayuda a mucha gente, hace feliz a muchos, heteros y homos, y celebra la vida, la superación, la supervivencia  a vuestras hogueras, vuestras mentiras, vuestras torturas en nombre de la fe.

Absolutamente escandalizado por estas tácticas adoctrinadoras, le volví a preguntar para qué habían ido a su colegio y su respuesta fue mucho más reveladora:

Ah, fueron para que manifestáramos “nuestra fe” a Madrid y a conocer gente de todo el mundo. Pero yo si voy, voy a Madrid a apreciar su belleza y, cuando pueda, a ir al Orgullo Gay. Y si quiero conocer a gente de otros países me voy a un curso en Inglaterra (que ya lo tengo, :D ). Hehe
Y también vinieron para contagiarnos su estupidez y furia por el dinero. Y nos dicen que es como un Macro concierto de música. Sí, sí, ya veo allí a Kylie Minogue.
Eso es lo que hacen ya que el domingo la juventud no va a misa.
Muchos besos, y otra vez gracias!

El hecho de que la Iglesia Católica siga imponiendo sus actos prepotentes a una ciudadanía que hace años que dejó de tener el más mínimo interés en esos Genocidas de la Diferencia me parece indignante, pero que vayan a los colegios a engañar, a sobornar y a prácticamente obligar a unos adolescentes asustados a hacer de extras de sus despliegues de fuerza, me parece el colmo de la desvergüenza. Por esto la enseñanza debería ser laica en todos los casos y que quien quisiese que sus hijos aprendiesen supersticiones, mentiras y ritos mágico lo pagasen de su bolsillo y les llevasen como tarea extracurricular a las Oficinas de Propaganda del Odio, o sea: la Iglesia.

Pero lo más grave de todo esto es la pregunta que nuestra querida amiga “Cristina” se hacía: ¿quién paga todo esto? Y la realidad es que formalmente pueden decir que lo paga dinero privado, pero lo que no explican es que a esos inversores privados el Estado les desgrava el 80% de su inversión. O sea: un chollo. ¿Por qué el PSOE sigue dando estos alicientes a regalarle dinero a la Iglesia y castiga a los inversores que quieren ayudar a los jóvenes, a nuevas empresas? ¿Nadie va a denunciar este trato de favor, estos privilegios a la Iglesia? Porque ese dinero que Hacienda no ingresa me lo están quitando a mí, a todos nosotros. Ese es el modo de financiar estos actos megalómanos.

Como siempre, los únicos que cuestionaron, lucharon por que esta afrenta al ciudadano no se llevase a cabo fue la verdadera izquierda: Izquierda Unida. La juventud de Izquierda Unida, de hecho. El área de Juventud de Izquierda Unida fue la única que denunció la financiación pública de un acto católico en un estado aconfesional. Y todavía estamos esperando respuestas a esta demanda. Para los ciudadanos de izquierdas que dicen que el PSOE no les representa: ahí tenéis a la maravillosa IU. Luchando sola, a brazo partido, por mantener los avances que mayoritariamente ellos impulsaron. No os busquéis disculpas para no hacer nada. Si una chica lesbiana de 14 años perdida en un colegio católico de provincias puede, vosotros también.

Ah, y gracias, “Cristina”. Tu seudónimo rima con “heroína”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...