Felipe VI y la necesaria transición pendiente

Hace tan solo unos días que en España  el poder político y económico que nos gobierna  decidió por la vía de urgencia proclamar al hijo de Juan Carlos I, monarca impuesto por el dictador  Franco como solución de continuidad a la larga dictadura que siguió a una cruenta guerra civil que los rebeldes franquistas desataron contra la Segunda República , gobierno  salido de las urnas .

También se hace por la vía de urgencia el aforamiento al padre de Felipe VI , no vayamos a tener un susto por cualquier causa que él pudiera tener con la justicia. Todo por la vía de urgencia.

Europa Laica es un asociación que defiende la libertad de conciencia , el debate y la libertad de expresión de todos sus socios y socias, como no podía ser menos.

Dado que ha habido artículos de compañeros de Europa Laica  sobre la continuidad de la monarquía y la valoración que se hace de la entronización del nuevo rey , me gustaría puntualizar algo que  desde mi punto de vista es  importante dejar claro y contribuirá también al debate que estamos viviendo .

La transición dejó muchas cosas pendientes en este país pero fundamentalmente serían:

Un reconocimiento y reparación a todas las víctimas de la dictadura franquista

Un estado laico, aconfesional donde se garantizaran la libertad de conciencia en todas sus variantes y se  acabara con los privilegios de la iglesia católica , gran aliada ideológica de la dictadura: el nacionalcatolicismo.

Una consulta democrática para que el pueblo decidiera la forma de estado

Una gran reforma de la justicia y sus órganos de gobierno.

Han pasado muchos años desde 1978, no se nos podrá acusar de ir por la vía de urgencia . Ahora era un momento en que plantear la vía del referéndum en un tiempo prudencial con un proceso constituyente era la ocasión para dotarse de una forma de estado democrático, elegido por la ciudadanía y con debate sobre su contenido. No se trataba de copiar un modelo de república  de otros tiempos.

Ciertamente el nuevo monarca  entronizado , llamemos a las cosas por su nombre.( Es esto radical?) ha tenido en su proclamación ausencia de símbolos y actos  religiosos lo cual es positivo pero también les hemos visto inclinarse ante la jerarquía religiosa y a estas alturas ya sabemos que su primer viaje será  al  estado  del  Vaticano, (una entidad que no reúne las condiciones para ser estado y que no reconocemos)

En el artículo de Leopoldo Acal , EL REY ES LAICO?  VIVA EL REY!,  del 20 Junio  veo  expresiones  tales  como republicanismo  radical , visceral, masas enfurecidas, laica Inquisición y algunas más que me desconciertan  bastante  y como ejemplo: “un republicanismo visceral y revanchista que parece pretender ganar la guerra civil ochenta años más tarde”  Esto puede quedar impactante para una frase pero  nada tiene que ver con lo que estamos defendiendo desde Europa laica . Me parece una frase muy desafortunada  que tergiversa nuestro modelo de sociedad tolerante, laica , solidaria y democrática, algo que todavía no tenemos y por el camino que nos llevan no parece que  vayamos  hacia ese objetivo.

El  término radical está muy pervertido en los últimos tiempos pero significa ir a la raíz de las cosas. Desde el laicismo es difícil defender un modelo de estado donde el derecho dinástico y de sangre sean la legitimación para obtener  la jefatura del estado.  Legalmente se ganó la votación en el Parlamento pero es eso legítimo a nivel democrático?

Ciertamente podría haber monárquicos laicistas , cómo no? Pero ellos tendrían que aceptar que la democracia ha de representar a todos y a todas y los partidarios del derecho dinástico no podrían ser la única opción en una consulta al pueblo. Es verdad que  hoy en día hay unas cuantas monarquías pero no por ello vamos a silenciar que su origen viene del Medioevo , del origen divino y del  derecho dinástico.  Quienes son entonces aquí los inquisidores , revanchistas  y viscerales? Pues sencillamente los pocos que deciden ABSOLUTAMENTE TODO  impidiendo que el pueblo decida libremente y con el tiempo necesario.

He leído también el artículo referente que cita Leopoldo Acal, como muy recomendable,  de Esther Palomera, la  ex periodista de la Razón , que hace un panegírico al la figura de Felipe VI  y  a la ley de libertad religiosa vigente desde 1980 y que según Palomera es el nuevo rey el que está dando lecciones  a esos políticos de crucifijo y biblia. (reconociendo este gesto  laico  no olvidemos su carácter oportunista del momento)

Pero para  esta periodista parece  que la libertad religiosa ya es el techo  a plantearse cuando nosotros siempre hemos defendido libertad de conciencia (religiosa o de cualquier ideología)

Y creo que sus palabras son bastante excluyentes  y/o tiene gran desconocimiento de lo que es la laicidad cuando dice lo siguiente:  “Así que ni la reforma de la ley de libertad religiosa  era tan necesaria antes ni lo es ahora porque en el articulado de aquel texto no hay ni una sola mención al catolicismo ni a ninguna otra religión.”

La realidad es tozuda y nos sigue sorprendiendo día a día. Alguien de ustedes cree que la entronización , el aforamiento del padre del rey , a la carrera,  o la desacreditación que las altas instancias de la judicatura están haciendo al juez Castro  para que la infanta no sea juzgada son cosas que una ciudadanía merece ?  Cómo nos ha traído la transición a tanto atropello  e impostura? Parece necesaria una segunda transición que aborde todo lo que aquella dejó pendiente.

Salud , laicismo y valores republicanos.

Raquel Ortiz , Coordinadora de Valencia Laica

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...