Exposición Pederoclastia del Círculo de Arte de Toledo. Carta abierta de un ciudadano a Abogados Cristianos

Estimados señores,

Me pongo en contacto con ustedes para expresar mi opinión en relación a sus actuaciones, en general, y a una concreta, en particular, esta segunda es su posición relativa a la exposición «Pederoclastia» del Círuclo de Arte de Toledo.

Comienzo por lo genérico, dicen ustedes cuando definen los objetivos de su asociación que «La Asociación Española de Abogados Cristianos es una asociación civil de ámbito nacional fundada en el año 2008 que defiende en el ámbito jurídico los valores inspirados en el cristianismo». Permítanme dudar del final de su aseveración, que defiendan ustedes valores inspirados en el cristianismo, al menos en el catolicismo romano.

Abundan los ejemplos no de defensa de valores cristianos ni, tampoco, de derechos atacados a los cristianos ni, tampoco, de defensa de la libertad religiosa, a mi parecer, señores, se erigen ustedes en perseguidores de quienes discrepan de sus opiniones -las suyas, no la doctrina de la Iglesia Católica Apostólica y Romana- y, es más, tienen a gala describir pormenorizadamente sus actuaciones de dudoso sesgo cristiano. Así se vanaglorian -pues es vana esa gloria- de sus acciones de persecución contra Borja Casillas, Guillermo Toledo, diversas instituciones, entidades, asociaciones y empresas y, ahora, contra Fernando Barredo y el Círculo de Arte de Toledo.

Bien ¿esas acciones tienen algo que ver con el cristianismo o más bien tienen que ver con su obsesión con eso que llaman «la izquierda radical»? ¿esas acciones tienen que ver con la defensa del cristianismo o con atacar a eso que llaman «la izquierda radical»? ¿esas acciones defienden a los cristianos de un supuesto odio hacia ellos o fomentan el odio hacia eso que llaman «la izquierda radical»? Dejo las preguntas abiertas, que cada cual, incluidos ustedes, las responda y se responda.

¿Por qué digo que dudo que defiendan ustedes valores propios del cristianismo católico romano? Sencillo, porque ustedes, señores, desobedecen punto por punto las enseñanzas, orientaciones y mandatos de los Sumos Pontífices Romanos, les puedo citar encíclicas, cartas y discursos de los dos últimos Pontífices -SS Benedicto XVI y SS Francisco I- y… también les puedo citar los canones que presuntamente infringen del Codex Iuris Canonici al ignorar todo lo anterior -posiblemente lo más llamativo es que presuntamente caen en lo cismático, vaya, que se ponen ustedes al nivel del Palmar de Troya (de creencias muy respetables pero nada católicas)-. Es probable que ni ustedes mismos lo sepan pero a mi parecer se sitúan ustedes al margen del cristianismo católico y romano por lo cual sería de agradecer que dejasen de actuar en su nombre o aduciendo que defienden sus valores.

Y de lo genérico pasemos a lo concreto, lo de los últimos días de sus hazañas, han cargado ustedes contra la exposición «Pederoclastia» que se presenta en el Círculo de Arte de Toledo y, también, contra su autor Fernando Barredo. Bien, si no les gusta la exposición ni que se realice y, en consecuencia, se visite y conozca les debo felicitar, han conseguido generar el llamado «efecto Streisand » que, por si no lo saben, significa que algo que de entrada era poco conocido se haga… muy conocido, incluso famoso. Es decir, señores, son ustedes los primeros en promover la exposición, el señor Barredo seguramente les estará agradecido -por eso, por otras cosas probablemente no-.

En segundo lugar si no les gusta una denuncia contra la pederastia y los pederastas que, lamentablemente, se da en el seno de la Iglesia -como también se da en otros colectivos- es de imaginar que sus reproches se extenderán a SS Francisco I, no sé si conocen sus escritos y posturas pero les citaré tres, todos directamente referidos a ese problema dentro de la Iglesia: 1) la “Carta del Santo Padre Francisco a los obispos estadounidenses que hacen los ejercicios espirituales en el seminario de Mundelein, Archidiocésis de Chicago”, de fecha tan reciente como el 1 de enero de 2019, 2) el discurso de clausura de la  la cumbre de la Iglesia Católica sobre la pedofilia, en la que participaron 190 miembros de la jerarquía católica, realizada en febrero de 2019, 3) la Carta de “Motu Propio” de SS Francisco I sobre la protección de menores y personas vulnerables, realizada el 26 de marzo de 2019. Díganme ¿no piensan ustedes denunciar o demandar a SS Francisco I? me sorprende, porque ha tenido el «atrevimiento» de denunciar a los pederastas, la pederastia y su encubrimiento -en esto citar especialmente la “Carta del Santo Padre Francisco a los obispos estadounidenses que hacen los ejercicios espirituales en el seminario de Mundelein, Archidiocésis de Chicago”- en el seno de la Iglesia Católica y ponerse decididamente al lado de las víctimas. Bien, denuncien ustedes al Santo Padre… a fin de cuentas sus posturas parecen oscilar entre lo cismático y el sedevacantismo. Y si no denuncian al Santo Padre, bien, ¿por qué entonces denuncian al señor Barredo? ¿por qué es más fácil? ¿por qué creen que eso no les hará salir del seno de la Iglesia? Pues lamento decepcionarles, pero quisiera resaltar que al actuar negando la autoridad debida a la Sede Pontificia ya han salido del seno de la Iglesia, si han hecho eso les anuncio que están ya bajo excomunión «latae sententiae», así que, nuevamente, les rogaría que no se erijan en portavoces y defensores de valores y creencias que no cumplen y de las cuales, aparentemente, se han separado.

Y, por último, permitanme expresar como ciudadano mi preocupación por sus actitudes y algunas declaraciones de su presidenta, la sra. doña Polonia Castellanos. Por sus actitudes porque al acusar al señor Fernando Barredo del delito de corrupción de menores -acusación que llamaría inverosímil, a tenor de lo dicho por el CP y por la jurisprudencia- ustedes están «amagando» con posibles penas de cárcel -lo mismo que cuando dicen estar «estudiando» un posible delito de incitación al odio, el de ataque a los sentimientos religiosos no, ese no conlleva prisión- ¿seguro que eso lo hacen porque el señor Barredo haya atacado valores cristianos o lo hacen porque el señor Barredo es, según ustedes, un «izquierdista radical»? ¿eso lo hacen porque el señor Barredo corrompa a menores o porque es, según ustedes, un «izquierdista radical»? ¿eso lo hacen porque el señor Barredo tal vez incite al odio contra los cristianos o porque es, según ustedes, un «izquierdista radical»? Vuelvo a dejar los interrogantes abiertos y que cada cual los responda según su mejor saber y entender.

Finalizo, les expreso otra preocupación, la preocupación de que se hayan erigido en perseguidores de personas, entidades, asociaciones y colectivos en razón de sus ideas -no en defensa del ataque a otros-, la preocupación de que sea posible que estén incitando al odio a dichos colectivos que, en palabras de su presidenta, son identificados como «izquierdistas radicales» -díganme, el sacerdorte Juan García Nieto ¿era cristiano o era un izquierdista radical? murió celebrando misa de ocho, por si no lo saben- y…la preocupación de que en dicha incitación no vacilen en utilizar la majestad de la ley para presuntamente pervertirla y presuntamente acusar falsamente de conductas delictivas. Verán, los delitos de injurias y calumnias sólo son perseguibles a instancias de la persona afectada -con algunas excepciones, como el caso de S.M. el Rey-, pero lo especificado en el artículo 510.1.a del CP y lo especificado en el 525.2 del CP no, esos, no son precisos ser llevados ante los tribunales por una persona afectada, los puede llevar cualquier ciudadano porque… afectan a todos.

Reciban un atento y cordial saludo.

Jorge Romero Gil

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...