Excomunión para todos

Estoy aterrada pensando en la que se nos viene encima, como si no tuviéramos bastante con la crisis, paro, corrupción, represión de protestas sociales, ahora falta lo peor, la excomunión. 

Esta práctica hacia tiempo que la Iglesia no la empleaba, y es mas, se negaba a hacerlo, yo he pedido que me excomulguen enumerando mis múltiples pecados, y ni caso. Por fin se han decidido a usar esta arma a la que les da derecho el Código Canónico, así lo ha prometido Camino a los herejes del PSOE que intentan votar una ley mas justa para que las mujeres puedan abortar sin poner en peligro sus vidas. 

Las consecuencias para este sufrido país serán enormes, si la ley se vota será todo el Gobierno que va a ser excomulgado y por ende todo el país que tuvo la mala idea de votar a unos laicos redomados, así sucedía en la antigüedad cuando se excomulgaba al rey o emperador de turno que contrariaba a la Santa Madre Iglesia, desde los tiempos de Teodosio I que tuvo que sufrirla, fue una practica corriente 

. Podríamos pensar que si excomulgan al Gobierno allá ellos y con su pan se lo coman, pues no es así, sufriremos todos, la Iglesia echara su Anatema y las iglesias cerraran como si estuvieran en huelga,  no se celebraran misas, las imágenes pías, virgencitas madres de varios hijos, cruces, mártires ensangrentados, todos serán cubiertos de negros velos, nada de procesiones, tampoco comunión para nadie y aun menos bautizos de llorosos angelotes, no es aconsejable morir en esos tiempos, los cadáveres no podrán ser enterrados en tierra cristiana, tierra que ya no lo es por culpa de los monstruos del PSOE. 

Las jerarquías anatemizantes deberán organizar manifestaciones  de desagravio, desfilaran los beatos y beatas cubiertos de negro y tocados con los airosos capirotes, llevaran encendidas antorchas en sus manos y esperemos que no las utilicen para incendiar alguna sede del gobierno. Delante, conduciendo el rebaño irán las jerarquías envueltos en sus largas capas rojas, en silencio, solo roto por algún cántico en latin, como Dias Ire, y algún grito ¡Anatema!, ¡Anatema!, así a todos se nos abrirán las carnes de terror y caeremos de rodillas clamando que la dulcísima Santa Madre Iglesia nos perdone, era lo que se quería conseguir, el terror da buenos resultados, este país lo sabe muy bien. 

El Gobierno de la nación no tendrá más remedio que pedir perdón humildemente. Se presentarán delante de alguna catedral, mejor que sea espectacular y con ancho aforo, allí todos de rodillas pedirán  que las puertas se abran y todos volvamos a ser los súbditos  obedientes del papado Para la ceremonia se puede tomar ejemplo de Enrique IV en Canosa, arrodillados en la escalinata, con habito morado, cuerda al cuello y de ceniza cubierta la cabeza, renunciaran a Satanás, a sus pompas y a sus obras, y sobre todo juraran fidelidad a la autoridad papal, detrás de ellos un grupo de jóvenes pecadoras, también con hábitos de saco, se arrepentirán de haber abortado. 

Si la suplica es aceptada se abrirán las puertas de la catedral, saldrán las jerarquías gritando Hosanna, el sol saldrá de nuevo y las inocentes palomitas volaran por todas partes, el espíritu santo, seguramente. 

El rey asistirá a estos acontecimientos en un alto estrado, procurando no dormirse, la excomunión no va con él, es el guardián de los destinos de España en lo Universal y esta ahí puesto por los fascistas que se paseaban bajo palio. 

La ceremonia terminará con la dimisión del Gobierno, se trataba de eso, y el nombramiento de otro del PP con los dirigentes de este partido que en ese momento no estén en la cárcel, siempre quedara alguno fuera y si no Dios proveerá. 

Quisiéramos pedir a los que organicen estos acontecimientos que procuran hacerlo durante las vacaciones, esto atraerá a muchos turistas que contribuirán a llenar las arcas del Estado, que son también las de la Iglesia por la cantidad de dinero que reciben. También se vera así a que  España es diferente, que no negamos nuestras raíces cristianas a diferencia de la alocada Europa, y también que el san benito de la leyenda negra que nos han colgado no tiene razón de ser, 

Quisiera también aconsejar a la Iglesia que no prolonguen demasiado el tiempo de excomunión y anatema, la gente se podría dar cuenta de que viven muy bien sin ellos, fiestas para bautizos civiles, entierros laicos, matrimonios sin iglesia celebrados en alcaldías y fiestas familiares para sustituir la primera comunión, si se acostumbran a ese relajo tal vez no quieran volver a las puertas abiertas de nuevo y prefieran vivir libres, Así sea 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...