Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Europa Laica Región de Murcia: “Hace falta indemnización y reconocimiento del dolor sufrido por parte de las víctimas de abusos sexuales en la iglesia católica”

Las víctimas de presuntos abusos sexuales en instituciones religiosas de la Región tenían entre seis y once años. José Luis Díaz, fiscal superior del TSJ, cifra en seis los casos por presuntos abusos con procedimientos abiertos en la justicia, todos posteriores al año 2014 y recogidos en el informe remitido a Fiscalía General.

Todos los casos de abusos a menores cometidos en instituciones religiosas que se están tramitando actualmente en los juzgados de la Región de Murcia fueron puestos en conocimiento de la Fiscalía Superior por el propio Obispado de Cartagena. Son en total seis casos, todos relativamente recientes y todos con víctimas de corta edad, entre seis y once años. El Fiscal Superior de la Región de Murcia, José Luis Díaz Manzanera, teme que esto sea sólo la punta de iceberg y que otros muchos casos permanezcan todavía ocultos porque las víctimas no se atreven a denunciarlos.

Son datos recogidos en el informe que la Fiscalía de Murcia ha enviado al Fiscal General del Estado, que detalla de que de los seis casos, cinco de ellos están en los juzgados de la Región de Murcia, la mayoría, sólo pendientes del inicio del juicio oral, mientras el sexto se resuelve en la Audiencia Nacional porque los hechos se produjeron en Argentina, aunque el acusado era un sacerdote que en el momento de la denuncia residía en Murcia. El fiscal superior, Díaz Manzanera, explica que todos esos casos fueron puestos en su conocimiento por el propio Obispado de Cartagena, cumpliendo los términos de un acuerdo que ambas partes alcanzaron en 2019.

Aunque estos delitos no prescriben hasta transcurridos muchos años, todos los casos a los que se refiere el fiscal superior son relativamente recientes, porque ninguno de ellos se remonta a antes de 2014. Las víctimas, que en el momento de los hechos tenían entre seis y once años, se han animado con el tiempo a contar a sus familias lo que les ocurrió, aunque todavía hoy alguna de ellas sigue siendo menor de edad.

Diaz Manzanera teme que la realidad sea aún más dura porque le parece muy probable que haya otros muchos casos similares que no han salido a la luz porque las víctimas no se atreven a denunciar. Como nos ocurría hace unos años con la violencia de género, esa ausencia de denuncias nos puede hacer caer en el error de subestimar la verdadera dimensión del problema.

El Fiscal Superior de la Región de Murcia ha dejado claro que la Iglesia no es la única institución investigada por presuntos casos de abusos sexuales a menores. Investigaciones similares, nos dice, se han abierto a instancias de la Comunidad Autónoma en centros de acogida o en colegios. Aunque en la mayoría de estos casos, explica, las acusaciones no llegan a juicio oral porque las víctimas no aportan una declaración que pueda servir para identificar al agresor.

Todos los datos constan en la documentación que se ha remitido a la Fiscalía General del Estado que, como saben, ha solicitado a las fiscalías provinciales y regionales que recopilen toda la información disponible para tener una imagen global de la situación en España. Díaz Manzanera no tiene dudas de que lo siguiente que hará la Fiscalía General será tratar de unificar los criterios de actuación en todo el país:

A pesar de que hemos requerido su opinión en repetidas ocasiones, el Obispado de la Diócesis de Cartagena ha rechazado realizar ninguna valoración al respecto, ni sobre el informe de la Fiscalía, ni sobre la comisión de investigación que liderará el Defensor del Pueblo. Tampoco ofrece ninguna información sobre el funcionamiento de la delegación episcopal que anunció en mayo de 2020 y que, al menos en teoría, debía realizar un censo de todos los abusos detectados en la Región de Murcia desde el año 1950.

La Región de Murcia no es la única comunidad que ya ha respondido. Las Fiscalías de Castilla-La Mancha, Extremadura o Asturias también han remitido ya a la Fiscalía General del Estado los informes solicitados por el oficio publicado hace poco más de una semana (el pasado 31 de enero).

“REVICTIMIZACIÓN” DE LAS VÍCTIMAS

La tibieza de la Iglesia a la hora de hablar de los abusos sexuales y las trabas para investigarlos provoca una “revictimización” de las propias víctimas. Es lo que dice la Asociación Infancia Robada, entidad que trabaja con los afectados y que saluda las medidas que se están planteando para aclarar estos delitos.

Es lo que nos ha contado en conversación con Onda Regional, Leticia de la Hoz, abogada fundadora de la entidad. Muchas de las víctimas que ahora denuncian fueron abusadas en el pasado, tanto que en muchos casos el delito ha prescito. Descartada la vía judicial para aclarar estas víctimas, queda el reconocimiento a los hechos. 

Es por esto que esta asociación reclama a la Conferencia Episcopal que facilite la documentación que tengan en sus archivos sobre cada uno de los casos que se cometieron en el pasado. Esto choca con el reconocimiento de la inviolabilidad de estos archivos que figura en el Concordato de nuestro país con el Vaticano. 
Abusos sexuales en el seno de la iglesia, recuerda esta asociación, se siguen produciendo hoy día, recuerda De la Hoz.

Hoy en una entrevista a un diario digital, el presidente del gobierno Pedro Sánchez defendía su fórmula para investigar los abusos con una comisión extraparlamentaria encabezada por el Defensor del Pueblo. Justifica que hay que crear “espacios de testimonio seguros y confidenciales” para que las víctimas puedan expresar su dolor”. Unidas Podemos, y otros socios parlamentarios del ejecutivo no lo ven así: reclaman que no se descarte la vía parlamentaria. La otra parte, la Conferencia Episcopal Española habla de “decepción” y “sorpresa” por todo esto. La Asociación Infancia Robada, está satisfecha con el movimiento, aunque confía que no se acabe politizando la investigación de los abusos sexuales a menores en instituciones religiosas. 

LA ASOCIACIÓN EUROPA LAICA VALORA LOS AVANCES DE FORMA POSITIVA

La Asociación Europa Laica valora de forma positiva los avances que se están planteando para investigar los abusos en el seno de la iglesia católica. Subrayan, a pesar de eso, que nuestro país va por detrás de otras naciones donde, tras investigar los abusos se están planteando mecanismos de reparación para las víctimas.
Esa reparación pasa por la indemnización y el reconocimiento del dolor sufrido por parte de las víctimas, según ha explicado a Onda Regional Juan Celdrán, coordinador en Murcia de “Europa Laica”.
 
Celdrán denuncia connivencia por parte de algunas administraciones y partido políticos ante un fenómeno que se ha silenciado durante décadas. Europa Laica trata de poner en foco en las víctimas de los abusos sexuales en el seno del a Iglesia y recuerdan que el contexto social también ha contribuido a agrandar “vergüenza, el trauma y la desazón” de estas personas. 

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share