En Bolivia los capellanes castrenses también están en los cuerpos policiales

Han celebrado su asamblea y se quejan del Estado laico

En Bolivia desde el año 1958 funciona un obispado castrense, que administra la atención pastoral católica en las unidades no sólo del ejército, sino también en la policía. Esto fue posible al firmarse un acuerdo entre el Vaticano y Presidnete de la República Siles Zauzo. El actual obispo castrense tiene rango de general de brigada.

Los capellanes reunidos en asamblea han valorado su trabajo y se quejan de las limitaciones que les impone que el nuevo Estado se declare laico.

Una vez más la iglesia católica quiere mantener sus privilegios, adoctrinando a soldados y policía a costa de los contribuyentes, y consdieran que cualquier restricción en su privilegio es una limitación a sus "derechos".

Eso sí, ellos son muy respetuosos, porque al terminar sus misiones, la administración de los sacramentos no es obligatoria (ahora!!), según leemos en una noticia sobre esta asamblea publicada en Iglesia Viva, "siempre ha sido libre, nunca ha sido impuesta2. También anuncian encuentros con los Altos Mandos y sus esposas, donde seguro encontrán más apoyo para su labor pastoral.

Ya se ve que no basta declarse laico para realmente llevar a cabo la separación del Estado de cualquier iglesia, y vemos como se sigue manteniendo el privilegio y la confusión confesional.

Padre Javier Miranda, capellán en el  Comando  de Policía  en Santa Cruz comentó que  el desarrollo de la asamblea  ha permitido importantes aportes en el  trabajo señaló también que el servicio pastoral en las unidades tienen apertura pero también limitaciones debido a la nueva situación  del Estado  al declararse laico.

El encuentro ha tenido tres momentos importantes:
– Informes de las actividades de los capellanes en la diversas unidades con los aportes importantes de los diáconos y laicos  misioneros en la difusión de la Palabra del Señor en la unidades castrenses.
– Iluminación a partir de la Palabra de Dios que ha permitido profundizar en el  perfil misionero de un sacerdote castrense.
– Evaluación de los  diez años de trabajo con una mirada hacia los  desafíos en especial en el tema misión en las unidades  militares y policiales.
Por su parte Mons. Gonzalo del Castillo ha confirmado que la misión mariana en La Paz y El Alto inicia el 5 de noviembre y concluirá el 30 con la administración de los sacramentos de comunión y confirmación a soldados, marines y cadetes.
"Tenemos previsto un encuentro con los Altos Mandos, la Asociación de Esposas y los misioneros para ultimar detalles de esta misión, recuerdo que la administración de los sacramentos siempre ha sido libre nunca impuesto y en el trabajo pastora que realizamos vemos que  la mayoría de los soldados y cadetes son católicos y expresan el deseo y el derecho de recibir los sacramentos cristianos-católicos".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...