El Vaticano quiere guerra, pero acude a la ONU diciendo que se le ataca

EL VATICANO QUIERE GUERRA…PERO LLORA ANTE LA ONU. Este si es un complot. Un complot maquiavélico y perverso. La Iglesia Católica quiere guerra pero se cura en salud acudiendo a la ONU para decir que se le ataca. Aquí tiene, textual, parte de la declaración de guerra: "…la Iglesia ha pedido ayuda a la ONU para combatir el laicismo progresivo y el aumento de la intolerancia contra los cristianos, en el mundo en general y en Occidente en particular… La Santa Sede ha llevado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU su preocupación". Analicemos: Así que la Iglesia pide que la ONU le ayude en su guerra en contra del laicismo. ¿Y qué es el “laicismo”? La Enciclopedia Wikipedia, dice: “…es la corriente de pensamiento, ideología, movimiento político, legislación o política de gobierno que defiende, favorece o impone la existencia de una sociedad organizada aconfesionalmente, es decir, de forma independiente, o en su caso ajena a las confesiones religiosas. Su ejemplo más representativo es el "Estado laico" o "no confesional". Esto quiere decir que la Iglesia emprende la guerra en contra de la separación de la Iglesia y el Estado y le pide a la ONU que le ayude en esa batalla. O sea volver a la oscuridad de la Edad Media, con Inquisición y demás, en un estado confesional, religioso pues. Pues vaya inocencia o perversión de la Iglesia Católica en pensar que la ONU le va a ayudar en este disparate. Luego hablan de “laicismo progresivo” ¿Qué es? El laicismo progresivo del que se quejan los jerarcas católicos es simplemente que se está estableciendo en constituciones y reglamentos de muchos países, que el estado es laico y que la libertad religiosa es absoluta, para todas las religiones y para todos los ciudadanos. Así, se determinó añadir al Artículo 40 Constitucional que el Estado mexicano es un Estado Laico, pero la reforma fue congelada en la Cámara de Senadores por la mayoría panistas. Aquí, como un ejemplo extraordinario, Jalisco, el 3 de febrero próximo pasado, se constituyó formal y legalmente en un Estado Laico, uniéndose a Tabasco, Puebla, Oaxaca y Morelos. Obviamente Nuevo León no, porque aquí hasta los priistas son reaccionarios. Por medio del Periódico Oficial de Jalisco, y por decreto 23126/LIX/10 aprobado por el Congreso del Estado, se reformó el artículo 2º de la Constitución del Estado quedando así: “El estado de Jalisco adopta para su régimen interno, la forma de gobierno republicano, democrático, representativo, laico y popular”. Esto es el “laicismo progresivo” ¿Usted cree que la ONU ayude a los sátrapas de la Iglesia Católica a esclavizar más a las masas ignorantes y fanáticas? ¿Y cuál aumento de intolerancia contra los católicos en todo el mundo y sobre todo en Occidente? Mienten, Benedicto XVI y toda su cohorte tanto en el Vaticano como en los países, son unos mentirosos. Al contrario, el pueblo y los gobernantes sufren por la intolerancia y agresividad fanática con que están actuando el Vaticano.

SOBERANÍA. ¿EN QUIEN RESIDE? La soberanía es un concepto que se define en torno al poder y se comprende como aquella facultad que posee cada estado de ejercer el poder sobre su sistema de gobierno, su territorio y su población. La soberanía del estado nace en la soberanía de sus integrantes. La soberanía la tiene el ciudadano, pero se la traspasa al gobierno. El soberano es ahora la colectividad o pueblo, y ésta da origen al poder enajenando sus derechos a favor de la autoridad. Cada ciudadano es soberano y súbdito al mismo tiempo, ya que contribuye tanto a crear la autoridad y a formar parte de ella, en cuanto mediante su propia voluntad dio origen a ésta, y por otro lado es súbdito de esa misma autoridad, en cuanto se obliga a obedecerla. Así, la Soberanía reside en el pueblo.

LA SOBERANÍA RESIDE EN DIOS DICE LA IGLESIA CATÓLICA. El Cardenal Antonio María Rouco, jefe de la Iglesia Católica en España, dice que la Soberanía Popular reside en Dios, y como la Iglesia Católica representa a Dios, por lo tanto la Soberanía Popular reside en la Iglesia Católica. Y concluye este troglodita reencarnado de la Edad Media, que el Derecho Divino lo autoriza a él y a sus pares, a hacer todo lo que haga falta, para imponerse. Esta es la guerra declarada por el Vaticano, por Benedicto XVI y por todos sus sicarios.

TOMEMOS LA BANDERA DE BENITO JUÁREZ Y DEFENDAMOS EL ESTADO LAICO. La Iglesia Católica está desesperada porque está perdiendo clientes, simpatizantes o fieles, por todo el mundo, por, entre otras causas, la comunicación global que da cultura e información y a mayor cultura y mayor información mayor repudio a esta Iglesia. Punto. ¡Viva Benito Juárez! ¡Viva el Estado Laico! ES CUANTO.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...