El PSM subraya que «se ha hecho justicia» con el ‘mini-Vaticano’

IU felicita al TSJM por su fallo sobre la Cornisa de San Francisco y espera una marcha atrás en el proyecto

El secretario general del PSM y candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Tomas Gómez, ha afirmado que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que paraliza la construcción del mini-Vaticano en los terrenos próximos a la iglesia de San Francisco el Grande de la capital, junto a Las Vistillas, es un "varapalo" para el PP, que "no puede hacer lo que quiera" aunque "lo intenta permanentemente". "Se ha hecho justicia", ha asegurado el socialista.

La sentencia ha anulado el acuerdo del pleno municipal de 27 de febrero de 2009 y el acuerdo del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid de 4 de octubre de 2007, por el que se aprobó la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOU) en el ámbito de la Cornisa de San Francisco y que permitía la construcción del mini-Vaticano. El plan episcopal incluye levantar un edificio con una fachada de 140 metros de longitud, uno de los más grandes de la región, que enturbiaría las vistas de la cornisa.

Segunda sentencia en contra

El principal argumento del tribunal, informa Jesús Sérbulo González, consiste en que el proyecto urbanístico que pretende acometer el arzobispado "constituye una verdadera remodelación urbana y eso solo puede tener cobertura con un plan protector y el que ha sido aprobado no tiene esa naturaleza. Por lo que conduce a su anulación". La cuestión es que la zona está incluida en el recinto de la villa de Madrid y sus elementos, el seminario conciliar, el templo de san Francisco el Grande, la basílica de San Francisco y la zona histórica, están catalogados como Bien de Interés Cultural, figura que cuenta con la máxima protección patrimonial. Por eso, no se pueden tener, exclusivamente, criterios urbanísticos. El tribunal echa en falta un plan de protección. Considera que el plan aprobado por el Ayuntamiento de Madrid "puede comportar la modificación de la estructura urbana". Además, la sentencia explica cómo el proyecto del arzobispado de construir un mini-Vaticano alteraría la alineación histórica y la silueta paisajistica (skyline).

Es el segundo revés, en menos de un año, para el proyecto del arzobispado de Madrid. El año pasado el TSJM ya dictó sentencia, a raíz de una denuncia vecinal, contra el plan del arzobispado para construir la Casa de la Iglesia, un edificio de cuatro plantas, una residencia para sacerdotes de tres plantes y una biblioteca diocesana con una superficie de 6.000 metros cuadrados en la zona donde Goya inmortalizó en La pradera de San Isidro, en la zona conocida como Las Vistillas.

Gómez ha querido "felicitar a los vecinos y al Grupo Municipal Socialista" -quien presentó el recurso ahora fallado- y ha destacado que los vecinos se han movilizado no sólo por sus intereses personales, sino que han defendido los "intereses generales de los madrileños", que es el "mantenimiento de cómo se conoce hoy y se han conocido siempre Las Vistillas, que es una parte turística importante del Patrimonio de Madrid". Tras decir que es un "varapalo" para el PP y el alcalde de Madrid, ha destacado que "tienen que saber el Gobierno de la Comunidad de Madrid y el Gobierno del municipio de Madrid que no pueden hacer lo que quieran aunque lo intentan permanentemente". El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, ha abundado en que la sentencia vuelve a poner de manifiesto la "tropelía urbana, patrimonial, medioambiental y paisajística" del Consistorio. Gallardón, a su juicio, "no puede seguir de espaldas a los vecinos ni puede ignorar las sentencias judiciales".

El portavoz socialista considera que el alcalde "debe paralizar y desistir inmediatamente de los planes de desarrollo de la zona y acabar con este sinsentido urbanístico". Asimismo, ha indicado que la sentencia del TSJM es "una victoria ante la descomunal insensatez que quieren acometer conjuntamente Gallardón y el Arzobispado en la Cornisa de San Francisco". Por su parte, el portavoz municipal de IU y candidato a la Alcaldía de la capital, Ángel Pérez, ha considerado la sentencia un "acierto" y ha añadido que "lo que hace falta es que verdaderamente esa operación finalmente se eche para atrás". "Nosotros veníamos defendiendo que no se puede llamar modificación puntual a una modificación de toda una zona de Madrid que significa acabar con la única cornisa natural que queda en Madrid y hacerlo a cambio de un aparcamiento y de unos beneficios que son, en este caso, para la Iglesia católica", ha explicado. Por ello, ha insistido en que espera que "no haya posibilidades de que, a través de argumentos legales que seguramente el Ayuntamiento interpondrá, se salgan con la suya, porque eso supondrá acabar con la última cornisa natural que tiene Madrid".

Cronología

Noviembre de 1997. El Ayuntamiento de Madrid y el arzobispado firman un convenio para intercambiar solares en la ciudad. El Consistorio cedía 42 solares en zonas de la periferia, por otros 11 que la iglesia entrega por otras zonas de la ciudad. Entre ellas, terrenos en la cornisa del Manzanares.

Marzo de 1999. El arzobispado y el alcalde Álvarez del Manzano firman el convenio para construir la sede de la curia junto a San Francisco el Grande.

Octubre de 2007. La Comunidad de Madrid aprueba el Plan de Ordenación Urbana que permite la edificación en los terrenos del Arzobispado en La Cornisa.

Mayo de 2009. La Comisión Europea abre un expediente al plan de reforma. Los vecinos habían presentado más de 22.000 firmas en contra.

Junio 2010. Una primera sentencia del TSJM anula el proyecto de construir un mini-Vaticano en Las Vistillas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...