Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El partido nazi que el Supremo no quiso ilegalizar vuelve a denigrar a las víctimas con un homenaje a Rudolf Hess

Alianza Nacional difunde una imagen del dirigente nacionalsocialista junto al lema “mártir de la paz” en un nuevo aniversario de su muerte. “Siempre te recordaremos”, proclaman. La formación cuenta con registro legal ante el Ministerio del Interior. El Supremo se negó en 2013 a abrir un proceso de ilegalización al calor de la Ley de Partidos.

Una nueva humillación a millones de víctimas del genocidio nazi. Un nuevo acto de apología nacionalsocialista. Un desafío más de Alianza Nacional, el partido hitleriano que cuenta con registro legal y que mañana mismo podría volver a presentarse a unas elecciones democráticas. La formación que dirige Pedro Pablo Peña ha difundido un mensaje en defensa de Rudolf Hess, el número dos del genocida Adolf Hitler

“Mártir de la paz. Siempre te recordaremos”. Con esas palabras se ha referido Alianza Nacional a la figura de Hess ante el 34 aniversario de su muerte. El dirigente neonazi, que llegó a desempeñarse como lugarteniente de Hitler y que en 1941 voló en secreto a Gran Bretaña para tratar de negociar un acuerdo de paz, fue juzgado y condenado a cadena perpetua en los juicios de Núremberg. El 17 de agosto de 1987 se ahorcó en la prisión de Spandau, donde cumplía cadena perpetua. Tenía 93 años. 

“No me arrepiento de nada. Si me hallara al principio, volvería a actuar como lo he hecho. Siento la mayor indiferencia por las decisiones de los hombres: algún día compareceré ante el eterno para rendirle cuentas y sé que él me perdonará”, dijo en su declaración frente al tribunal que le juzgó por sus crímenes. 

Alianza Nacional difundió el homenaje al líder nazi a través de sus cuentas en las redes sociales, donde no era la primera vez que se registraba un hecho de tales características: anteriormente, ese mismo partido divulgó otros mensajes de reivindicación nacionalsocialista y de negación del holocausto.

Los mensajes de apología nazi se mezclan con otros de clara reivindicación xenófoba o, incluso, de la violencia racista. En uno de esos mensajes, publicado el 2 de junio de 2020, se difundían directamente videos de golpes a personas negras. “Blancos con honor”, proclamó el partido.

Desde sus cuentas también se han reproducido mensajes del líder de la formación nazi en homenaje a Hitler, a quien definía en uno de ellos como “pintor bohemio, soldado, héroe de guerra, patriota, revolucionario, preso, canciller del Reich” o también “último césar europeo”.

“Su muerte y la de millones de soldados alemanes y de voluntarios europeos y de otras nacionalidades marcan el ocaso de Europa y de sus héroes. Pero Europa renacerá como el Ave Fénix”, escribió Pedro Pablo Peña el 20 de abril de 2020. El mensaje fue compartido por Alianza Nacional desde su cuenta oficial con el lema “Adolf Hitler Presente”. 

Peña fue detenido a principios de julio pasado a raíz de una denuncia formulada por la Fiscalía de Madrid, que le acusó de un delito de odio y otro de injurias a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por sus reiterados mensajes en las redes sociales. Tras ser notificado del procedimiento, el dirigente nazi quedó en libertad.

A salvo de ilegalizaciones

Mientras tanto, su partido actúa en el ámbito de la legalidad. En 2013, el Tribunal Supremo (TS) tuvo en sus manos una solicitud formulada por Izquierda Unida (IU) para que se estudiara la ilegalización de Alianza Nacional por su posible carácter de “organización criminal”. El TS declinó entonces recurrir a la Ley de Partidos, que había sido promovida en 2002 por el Gobierno de José María Aznar para dejar fuera del juego democrático a Batasuna.

La normativa que valió para ilegalizar a la izquierda abertzale señala que serán objeto de procesos de ese tipo aquellos partidos que justifiquen “el racismo y la xenofobia” o apoyen “políticamente” tanto “la violencia” como las “actividades de bandas terroristas”. 

A día de hoy, el único proceso de posible ilegalización de un partido político del que se tiene constancia afecta a Izquierda Castellana, una formación que se reivindica republicana, socialista e internacionalista.

Según denunció su dirección, el Ministerio del Interior y la Audiencia Nacional barajan su “extinción” en base a un supuesto incumplimiento en sus estatutos de lo pautado en la la ley de control de la actividad económica y financiera de los partidos políticos. 

Total
170
Shares
Artículos relacionados
Total
170
Share