El Parlamento Vasco reclama un listado de bienes adquiridos por la Iglesia mediante inmatriculaciones

El Parlamento Vasco ha instado al Gobierno central a remitirle un listado de los bienes inmatriculados por la Iglesia con el fin de que las administraciones afectadas puedan recuperar la titularidad de estas posesiones, adquiridas por las instituciones católicas a través de una controvertida figura legal, actualmente derogada.

La Comisión de Trabajo y Justicia del Parlamento Vasco ha debatido sobre este asunto este jueves, a propuesta de EH Bildu, formación que ha acordado una enmienda con el PNV, Elkarrekin Podemos y el PSE-EE.

La resolución, aprobada por todos los grupos de la Cámara salvo por el PP, que ha votado en contra, insta al Ministerio de Justicia a remitir al Parlamento, «a la mayor brevedad posible», el listado de bienes inmatriculados por la Iglesia católica en Euskadi.

La inmatriculación es una controvertida figura legal que fue derogada hace cuatro años. Este mecanismo, que funcionó entre 1978 y 2015, permitió a la Iglesia registrar a su nombre numerosas propiedades por un coste simbólico y sin que apenas se le exigieran requisitos para demostrar la pertenencia de dichos bienes.

A través de la iniciativa aprobada este miércoles, el Parlamento pide al Ministerio de Justicia que, además del listado de inmatriculaciones, le remita toda la información de la que disponga sobre este asunto.

El objetivo de la petición es «facilitar, en su caso, a las administraciones concernidas, la recuperación de la titularidad» de los bienes públicos adquiridos por la iglesia a través de este mecanismo.

COLEGIO DE REGISTRADORES

Una vez recibido la citada documentación, el Parlamento solicitará al Colegio de Registradores de la Propiedad del País Vasco que, «a pesar del control efectuado por los registradores en el momento de la inmatriculación, colabore para la revisión de aquellas inscripciones» en las que «pudieran haber accedido al Registro, como bienes de propiedad privada, bienes de dominio público».

De esa forma, se pretende permitir «la depuración física y jurídica, conforme al derecho sustantivo que garantiza el principio de inalienabilidad, imprescriptibilidad e inembargabilidad» de los bienes públicos afectados.

ASISTENCIA Y COLABORACIÓN

La Cámara también ha solicitado al Decanato de Registradores del País Vasco que pida que se revise la información remitida al Parlamento en 2015 por parte de aquellos registros que indicaron que «no consta inmatriculación alguna a favor de la Iglesia».

Por otra parte, el Parlamento insta al Gobierno Vasco a que realice los trabajos necesarios, junto con las diputaciones forales, Eudel, juristas e historiadores, para «identificar, defender y recuperar los bienes inmatriculados indebidamente».

Asimismo, pide al Gobierno que preste, junto a las diputaciones forales y las entidades locales, la información jurídica e histórica relativa al origen y derechos de su patrimonio público.

La Cámara demanda al Ejecutivo que apoye a las instituciones forales y locales para la recuperación de los bienes inmatriculados indebidamente por la Iglesia, «atendiendo a las características de cada bien y su titularidad».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...