Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El Papa recibe a Osoro y Omella para escuchar las reivindicaciones de las víctimas de la pederastia

La cúpula de la Conferencia Episcopal se reunirá con Bergoglio el próximo 6 de abril para abordar, entre otros temas, el apoyo a la comisión del Defensor del Pueblo y las dudas sobre la auditoría encargada a Cremades & Calvo-Sotelo.

Las víctimas de abusos sexuales en la Iglesia española conseguirán que el Papa escuche sus reivindicaciones. Tal y como les prometió hace una semana el cardenal Omella, la Conferencia Episcopal llevará a Bergoglio las exigencias de los supervivientes de la pederastia clerical. Según ha podido confirmar elDiario.es, Francisco recibirá el próximo 6 de abril a la cúpula del episcopado español (los cardenales Omella y Osoro, presidente y vicepresidente; y Luis Argüello, portavoz y secretario general) para, entre otras cuestiones, abordar el drama de los abusos y las respuestas a las peticiones de las víctimas.

La cita se produce apenas dos meses después de la visita ‘Ad limina’ de todos los obispos españoles al Vaticano, en el que se hizo una completa revisión a la situación de la Iglesia de nuestro país. Justo después de rendir cuentas a Roma, la Conferencia Episcopal anunciaba la auditoría externa llevada a cabo por el bufete Cremades & Calvo-Sotelo, que tantas suspicacias ha levantado entre numerosas víctimas de abusos. De hecho, prácticamente todas han declinado participar en la asesoría externa encargada por el Episcopado, y se dividen entre quienes apoyan la comisión liderada por el Defensor del Pueblo, y quienes buscan ir más allá y obligar, a través de una ‘Comisión de la Verdad’, a los obispos a abrir sus archivos eclesiásticos para una investigación con luz y taquígrafos.

El ‘caso Cremades’ fue uno de los ejes de la reunión que, hace una semana, mantuvo el presidente del Episcopado con una quincena de supervivientes de abusos, cuyas exigencias se comprometió a llevar al Papa Francisco. Algo que sucederá el próximo 6 de abril. Curiosamente, justo el mismo día en que el bufete de abogados anunciará la composición definitiva de la comisión que auditará los abusos en la Iglesia española.

Las peticiones de las víctimas

El Papa Francisco está sumamente preocupado por lo que sucede tanto en España como en Italia, únicos dos países donde todavía no ha fructificado una investigación seria respecto al drama de la pederastia. De hecho, el 6 de abril se reúne, por primera vez, la comisión para el Servicio de coordinación y asesoramiento de las oficinas diocesanas en la sede de la CEE para mejorar un trabajo que buena parte de las víctimas no valoran, al no sentirse suficientemente acompañadas.

¿Cuáles son las exigencias de las víctimas que Omella y Osoro llevarán al Papa? Fundamentalmente, que todos los obispos colaboren, sin poner cortapisas, en la comisión parlamentaria que mandató al Defensor del Pueblo llevar a cabo una investigación profunda.

Al tiempo, cuatro medidas concretas: en primer lugar, una condena rotunda y sin paliativos de los abusos, pidiendo un perdón público y sin excusas, que venga avalado por todos y cada uno de los miembros de la Conferencia Episcopal y por los jerarcas de todas las congregaciones, órdenes y prelaturas. En segundo lugar, terapias psicológicas y psiquiátricas reparadoras de por vida para los supervivientes; y ayudas para conseguir insertarse en el merado laboral. Finalmente, una reparación económica por los daños causados y una indemnización por incapacidad laboral.

La respuesta del Papa, si es que la hay, llegará directamente a las víctimas a través del presidente del Episcopado, quien también llevará a la próxima Asamblea Plenaria, que se presume histórica por varias razones, entre ellas este debate. Para, como indicó el cardenal Osoro en una reciente entrevista, lograr que cada obispo se “retracte” y diga a las claras si colaborará decididamente o no con las investigaciones, y cuál será la relación con las víctimas que no quieran pasar por el tamiz de Cremades.

Junto a ello, la cúpula episcopal y el Papa conversarán sobre el progresivo relevo episcopal en España, sus dificultades y oportunidades; el comienzo de las negociaciones, en serio, con el Gobierno español para reformar algunos puntos delicados de sus relaciones; y, en clave interna, los avances del proceso sinodal y la reforma de la Curia vaticana.

Total
6
Shares
Artículos relacionados
Total
6
Share