Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

«El Papa es un líder ridículo por rechazar el uso del condón»

Hay líderes ridículos por todas partes. En Europa, en África y en EE UU. El Papa Benedicto XVI es un líder ridículo por dudar del preservativo para evitar la propagación del sida.

Wole Soyinka recibe a un gran grupo de periodistas granadinos en el Hotel Palacio de los Patos. Luce con desparpajo sus modernas gafas de sol y airea una esponjosa nube de pelo blanco. Parece un Papá Noel en versión ´afro´. Aunque mejor conservado. A punto de cumplir 75 años, el primer Nobel de Literatura africano convence con su voz potente. Habla de manera pausada y desprende un aura de estrella del celuloide. No cabe duda. La lectura que realizaría horas después en la Huerta de San Vicente, dentro del Festival Internacional de Poesía de Granada (FIP), prometía. Y mucho.

-¿Cómo se ve la cultura occidental desde la perspectiva africana?
-No soy un exiliado. El dictador que gobierna en Nigeria quiere tener entre sus méritos disparar a un Premio Nobel de Literatura, pero yo no le voy a dar ese placer. De vez en cuando voy allí e imparto clases en la universidad. De hecho, ahora vengo directamente desde Nigeria. Aunque la situación en el continente ha cambiado mucho desde los años sesenta, el colonialismo ha dado paso a un grupo de dirigentes que ya no vienen de fuera, sino que son africanos. Es la misma lucha, pero ahora con personas que han nacido en África. No se trata de una tiranía impuesta desde el exterior.

-¿Y la crisis del neoliberalismo?
-La crisis es un lío en el que nos han metido los expertos. Los mismos que decían que la economía global estaba protegida. Se ha podido ver que la globalización, también en este asunto, no es ficción, sino un sistema frágil en el que cualquier evento puede tener consecuencias para todos los países africanos. Se notan a su vez los efectos en los países más desarrollados. Por ejemplo, en ellos la tasa de paro resulta más evidente, porque el empleo también era mayor.

-¿Cree que África continúa olvidada?
-Lo necesario para mejorar la situación, sin duda, es la combinación de esfuerzos. Todos tienen una responsabilidad. Desde los sociólogos hasta los políticos. Aunque, por supuesto, estos últimos representan una implicación más grande. Los escritores pueden movilizar a las masas y recordar a los políticos que no deben eludir su responsabilidad. En este país sabemos que los literatos, a veces, desempeñan una labor inútil. Aún así, siguen luchando contra situaciones de injusticia. En ocasiones se paga el precio y de forma desorbitada.

-¿La literatura puede ser un arma para el desarrollo?
-La literatura puede ser un arma para cambiar la realidad, pero no a corto plazo. Los escritores pueden movilizar a las masas para recordarle a los políticos que no pueden eludir su responsabilidad, pero hay que hacer una combinación de esfuerzos.

-¿De qué manera le afectó su paso por la cárcel en la Guerra Civil de Nigeria?
-No me transformó. Simplemente reafirmó mis convicciones.

-¿Variaría algo de sus ´Poemas desde prisión´?
-No cambiaría nada porque tampocó varió mi situación durante el tiempo que estuve en prisión. Los problemas del país siguen siendo lo mismos. Por eso tampoco cambian mis principios.

-¿Le pesa la responsabilidad de abanderar la literatura africana?
-La gente tiende a crear esa responsabilidad. En realidad, siempre he hecho mi trabajo. Comprometido social y políticamente con los problemas de África. En los últimos tiempos he reforzado esas ideas. A veces siento como si tuviera el don de la ubicuidad. Estoy en muchos sitios a la vez porque trabajo en mucho campos.

-¿Pero le impulsó el Nobel?
-Ganar cualquier premio es una lanzadera. Y el Nobel, mucho más, por supuesto. Tengo una anécdota curiosa. Mis estudiantes me relataron que pedían estudiar la literatura africana. Los profesores les preguntaban qué literatura de África. Se veía en la Universidad como una rama de antropología. No como literatura. Esta visión cambió cuando obtuve el galardón. Animo a los escritores africanos a que tomen su trabajo mucho más en serio.

-En su continente existen numerosas lenguas. ¿Qué opina del conflicto idiomático en los libros?
-Es una cuestión académica. la lengua no afecta directamente a la literatura. En el caso de África, hay que tener en cuenta que conviven muchísimas naciones con sus respectivos idiomas. La lengua colonial, la más común, es la mejor manera de llegar a más lectores. Esta lengua colonial está en los juzgados y en los periódicos nacionales. Es cierto que algunas personas prefieren escribir en la lengua indígena. Así se fomenta el trabajo de traducción.

-Un problema más serio es el de la transmisión de enfermedades. ¿Qué posicionamiento tiene respecto al uso del preservativo?
-Hay líderes ridículos por todas partes. En Europa, en África y en EE UU. El Papa Benedicto XVI es un líder ridículo por dudar del preservativo para evitar la propagación del sida.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Madre como Dios manda

La presidenta de la Comunidad de Madrid quedará este viernes investida en su segundo mandato. En el debate de…
Total
0
Share